Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

12 frases de AMLO en su toma de posesión que debes analizar si eres empresario

3 diciembre, 2018

Andrés Manuel López Obrador habló por horas y horas en su discurso inaugural. Si no lo viste todo, aquí te van los puntos donde los empresarios deben estar atentos.


Por si no sabías, te va el notición: Andrés Manuel López Obrador ya es presidente. Con la mayoría en el Senado y la Cámara de Diputados de Morena, será uno de los más poderoso en décadas. En otro artículo ya te contamos que AMLO ha tenido una relación llena de altibajos con la clase empresarial. Este 1 de diciembre durante su discurso de toma de posesión, AMLO hizo varias promesas al pueblo: desde combate a la corrupción y mejoras a los servicios de salud hasta atención inmediata a las víctimas en los sismos. Aunque no dijo nada concreto sobre las pequeñas y medianas empresas, sí tocó temas que podrán afectar a los negocios en su sexenio. Aquí te traemos lo que dijo y lo que podría significar en un futuro.

1. «Empiezo por informar que hemos promovido una ley para convertir la corrupción en delito grave, que, aunque parezca increíble, no lo era.»

Quienes deciden iniciar un negocio en México tienen que enfrentarse a las autoridades del país que, para no complicarles un poco más la vida, piden una tajada del pastel. ¿Cuánto le cuesta esto a una empresa? Nada menos que 12 mil pesos anuales en promedio. Según la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), este dinero se utiliza como soborno para obtener permisos, agilizar trámites y evitar multas. La dinámica es más o menos así: los negocios tienen que pagarle a las autoridades para poder hacer trámites establecidos por esas mismas autoridades. El objetivo: evitar que (otra vez) las autoridades les impongan sanciones imposibles de pagar.

El Instituto Mexicano para la Competitividad ha advertido que la corrupción es uno de los principales impedimentos para la competencia y el desarrollo económico en México. En su libro Anatomía de la corrupción, la organización asegura que la inversión es hasta cinco por ciento menor en países con altos niveles de corrupción y que esta representa una pérdida de cinco por ciento de las ventas anuales de las empresas.

Otros estudios han demostrado que 80% de las pequeñas y medianas empresas desaparecen los primeros cinco años, y 90% a los 10 años. Así mismo, 23% de las pymes son más vulnerables a desaparecer por problemas de fraude. La operación, principalmente en pequeñas empresas, se basa en la confianza que se deposita en los colaboradores, y cuando ésta se conjunta con la falta de sistemas de control, en muchas ocasiones sucede lo inevitable: corrupción, actos de poca ética que ponen a la empresa en “jaque”. Entonces, que la corrupción sea delito grave, probablemente sea buena idea.

2. «No aumentarán los precios de los combustibles más allá de la inflación. Hago el compromiso de que muy pronto, cuando terminemos la refinería y se rehabiliten seis más, va a bajar el precio de la gasolina y de todos los combustibles.»

De acuerdo con la Universidad Autónoma de Aguascalientes, el aumento de la gasolina puede significar que varias pymes, de todos los sectores, pasen a la informalidad o cierren sus operaciones.

Hay que entender que nuestro país importa 70% de la gasolina; esto es, tres de cada 10 litros que se venden son de Pemex. Al final, esto no le da ningún beneficio al consumidor final. El aumento de precios afecta a varios aspectos de la economía como el transporte público urbano, autobuses y puede extenderse hasta los pasajes de avión, etc. También se ve reflejado en el precio de otras mercancías, ya que el productor no va a asumir la carga.

Por ahora, AMLO debe evaluar si mantiene o no el estímulo a los precios. A finales de diciembre termina la vigencia actual de un estímulo para contrarrestar el Impuesto Especial Sobre Productos y Servicios (IEPS). Si se cancela, el precio aumentará casi 10% en enero.

3. «Se respetarán los contratos suscritos por los gobiernos anteriores, pero ya no habrá más corrupción por el influyentismo.»

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público acaba de informar que llevará a cabo la recompra de los bonos emitidos por el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (casi 6 mil millones de dólares). Hacienda realizará una oferta de recompra por una porción de los bonos, y hará algunas modificaciones a los convenios de emisión. Esto significa que, aunque se cancela la obra e inicie la construcción en Santa Lucía, el tema de los fideicomisos debe resolverse para que los inversionistas no pierdan.

4. «Las inversiones estarán seguras y se crearan condiciones para obtener buenos rendimientos por que en México habrá estado de derecho.»

Hace unos días, el Wall Street Journal publicó un artículo en el que decían que AMLO estaba asustando a los inversionistas extranjeros. Básicamente, la cancelación del NAIM puso al peso entre las monedas con el peor desempeño del mundo, con una caída del 5% frente al dólar. En el mes de octubre, inversionistas extranjeros vendieron unos 2.4 mil millones de dólares en bonos mexicanos.  Además, las tasas de interés de los bonos del gobierno a 10 años aumentaron a 9% desde el 7.7% del 2 de julio. Al final, la recomendación fue salir del país, por lo menos en términos de inversión.

Por otro lado, algunos no lo ven con tanto temor. Por ejemplo, para Pacific Investment Management Company, mejor conocida como Pimco, una de las firmas de inversión más importantes del mundo, la medida del aeropuerto no es un precursor de lo que vendrá. Aunque ya saben que algunas de las acciones del próximo presidente dañarán la calidad crediticia de México, no creen que todo esté perdido. La empresa se basa en la forma en la que AMLO gobernó la Ciudad de México y que, actualmente, el país cuenta con 173 mil millones de dólares en reservas internacionales y con línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional por más de 70 mil millones de dólares.

Según el nuevo presidente, “Ya estamos haciendo acuerdos. Estoy hablando con el presidente Donald Trump, con el primer ministro Trudeau para que logremos un acuerdo de inversión con empresas y gobiernos de los tres países, para impulsar actividades productivas, para que haya empleo, crecimiento económico, que la gente tenga trabajo en sus lugares de origen y de esa manera, atendiendo lo fundamental, atendiendo el fondo del asunto, se enfrente el fenómeno migratorio”.

5. «Se respetará la autonomía del Banco de México. Estamos elaborando el presupuesto del año próximo.»

Tal vez este punto viene de que, en octubre, el diputado del PT Benjamín Robles Montoya propuso modificar la ley del Banxico para que el gobierno federal tuviera acceso a las reservas internacionales. La intención es que usaran este dinero (en el 2018 alcanzó 175 mil millones de dólares) para combatir la pobreza y otros objetivos del nuevo gobierno.

Lo primero que hay que entender aquí es que las reservas internacionales, según Banxico, son un “seguro de contingencias”. Las reservas se depositan en bancos en el exterior a nombre de Banxico y, justo por eso, la institución es la única que puede usarlas. Esto se debe a la autonomía constitucional del Banco. Si esa autonomía se pierde, en favor de supuestos proyectos de desarrollo, se pondría en riesgo la estabilidad macroeconómica (sin contar que, dada la cleptocrática clase política que tenemos, es casi seguro que una buena parte de ese dinero simplemente “desaparecería”).

6. «Construiremos el Tren Maya.»

El Tren Maya recibió 89.97% de votos a favor en la Consulta Ciudadana del 24 y 25 de noviembre. El enfoque principal es detonar el turismo en toda la Península de Yucatán. En segundo término, también se quiere aprovechar la derrama para apoyar a los comercios y negocios de la zona con movimiento de personal y mercancía a lo largo de los 1,500 kilómetros de vías. Eso es lo ideal. Los problemas que enfrenta son, básicamente, dos: la oposición de comunidades indígenas y el posible daño ecológico a la región.

La idea es que todo el turismo internacional que llega a Cancún tenga una posibilidad de tránsito fácil y accesible a Calakmul, en Campeche. Con esto, se lograría liberar el potencial económico de Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Chiapas y Tabasco. También se creará una interjección entre las principales ciudades y zonas turísticas y arqueológicas para que los visitantes no se queden en un solo lugar.

Una forma en la que las pymes pueden aprovechar todo esto es a través de las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes). Según el presidente de Asofom, habrá una derrama de 60 mil millones de pesos. Por esto, sofomes y otras instituciones no bancarias están ideando planes para que pymes puedan participar en los proyectos que rodean al Tren. Básicamente, sirven como un colchón para que las pequeñas empresas puedan conseguir recursos y crecer con la llegada del Tren.

Se darán créditos y financiamiento para negocios que contribuyan al proyecto y a la implementación de las Zonas Económicas Especiales. Específicamente, empresas de los sectores industrial, hotelería, gastronomía, agroindustria y tecnologías de la información de la zona son las que podrían ser más beneficiadas.

7. «Se rehabilitarán las refinerías existentes y haremos una nueva refinería en Dos Bocas Tabasco para dejar de comprar la gasolina.»

Se estima que la construcción costará cerca de 6 mil millones de dólares y tres años, pero la mayoría de los especialistas creen que esto es demasiado optimista. La idea es dejar de depender del combustible extranjero y mejorar la producción nacional, que actualmente está en 50% de su capacidad. Además  de los largos tiempo para conseguir las licencias (todavía no se ha empezado y tardan mínimo dos años), se debe tener en cuenta que los aranceles al aluminio, los retrasos en la construcción y los costos en América Latina son muy altos, por lo que casi nadie espera que se mantengan dentro del presupuesto.

Tampoco parece que se tengan miras a futuro. Algunos especialistas dicen que, en vez de petróleo, México debería producir combustibles con valor agregado; es decir, usarlo para producir gasolina y diésel, además de buscar alternativas más amables con el medio ambiente. Por ejemplo, países que históricamente han sobrevivido gracias al petróleo planean cambiar la base de sus economías en la siguiente década. Arabia Saudita piensa dejar atrás su adicción a este combustible; su precio está bajando en todo el mundo; las compañías petroleras invierten en energía alternativa. Entonces, ¿por qué una inversión tan grande en un mercado que desaparecerá en unos años y que nadie cree que es viable?

8. «En el Itsmo de Tehuantepec se promoverá la creación de una nueva línea férrea para un tren de contenedores de carga y se ampliaran los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos. Habrá subsidios fiscales para la creación de fábricas. En tres años estará funcionando, me canso ganso.»

En este punto, lo más importante son las Zonas Económicas Especiales de Salina Cruz y Coatzacoalcos. La pobreza se concentra principalmente en los estados del sureste del país; respectivamente, 71 por ciento, 70 por ciento y 62 por ciento de los habitantes de Chiapas, Oaxaca y Veracruz viven debajo de la línea de pobreza. En este sexenio nació el proyecto de las zonas económicas especiales, como iniciativa del poder ejecutivo. La Ley de las Zonas Económicas Especiales fue publicada en el Diario Oficial de la Federación en junio de 2016.

Las empresas que operen en las ZEE recibirán beneficios fiscales, aduanales y administrativos, y además tendrán acceso a infraestructura adecuada, como carreteras, aeropuertos y ferrocarriles. Algunos requisitos para declarar una zona económica especial en México, dice la ley, es que se encuentre en una de las diez entidades federativas con más pobreza extrema, contar con una ubicación estratégica y tener una población de entre 50 mil y 500 mil habitantes. Por su parte, las empresas deben cumplir con sus propios requisitos, como tener a la totalidad de sus empleados inscritos en el IMSS y en el Infonavit. Las empresas participantes no tienen permitido recurrir a servicios de tercerización de personal.

Los beneficios fiscales son inusitados: las empresas transformadoras o industriales recibirán un descuento de 100 por ciento en ISR durante los primeros 10 años y de 50 por ciento durante los siguientes cinco. Tampoco se retendrá IVA en las transacciones que se realicen y disfruten dentro de ellas.

Las empresas pequeñas y medianas podrán insertarse en la cadena de producción de las grandes al proveerlas de materia prima. Un negocio que se dedique, por ejemplo, a la producción de mango, palma africana o café, podrá vender sus productos a una transformadora para fabricar algún producto procesado.

En cuanto a lo de “me canso ganso”, los especialistas siguen analizando la frase.

9. «Los aumentos al salario mínimo no volverán a fijarse por debajo de la inflación.»

En otro artículo te dijimos que en México, los salarios han caído 1.7% en promedio durante la última década. Según el Informe Global de Salarios de la  (OIT), esta caída nos pone en el lugar 16 de 19 de América Latina. De hecho, México es el único país del G20 que va contra la tendencia de aumentar. Y esto, sin contar con la pérdida del poder adquisitivo, por lo que ese porcentaje es aún mayor. Estas cifras vuelven a colocar al salario mínimo como tema de discusión en nuestro país. Andrés Manuel López Obrador ha dicho que, a partir del 1 de enero, lo subirá de 88.36 a 101 pesos; es decir, 14.3%.

El reporte de la OIT dice que los salarios no habían tenido aumentos tan bajos desde la crisis del 2008. La desaceleración se hace más notoria en los últimos años. Por ejemplo, el crecimiento que en el 2016 fue de 2.4%, en el 2017 bajó a 1.8%. Pero en México, ni siquiera existe este pequeño crecimiento.

Actualmente, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) quiere dejar el salario mínimo en 98.15 pesos. Según ellos los 88 que se usan ahora solo cubren el 90% de la canasta básica. A ellos se suman decenas de organizaciones sociales y académicos que buscan lo mismo. La Coparmex representa a 36 mil empresas mexicanas de todos los sectores 7 casi cinco millones de empleados. Su objetivo final es que el salario mínimo llegue a 194 pesos… en el 2030.

10. «3 millones de jóvenes serán contratados para trabajar como aprendices en talleres, empresas y comercios. Se les pagará un salario de 3,600 pesos mensuales.»

Según un estudio de Harvard Business Review, la experiencia laboral es un factor determinante para el éxito emprendedor. Aunque el 46% de las personas se sienta con los conocimientos necesarios para emprender, los números del fracaso nos dicen que esto no siempre es cierto. De hecho, la educación que reciben actualmente los jóvenes ni siquiera alcanza para conseguir un empleo; por ejemplo, sólo dos de cada cien alumnos de carreras técnicas encuentran trabajo en lo que estudiaron.

La encuesta de escasez de talento 2018 realizada por ManpowerGroup, señala que México enfrenta un 50% de dificultad en la contratación, 5% más que el promedio. Algunos de los los principales factores de esta escasez de talento tienen que ver con que los solicitantes esperan un pago mayor del que se ofrece, la falta de solicitantes, falta de experiencia y que los solicitantes carecen de habilidades técnicas, profesionales. Por todo esto, tal vez la idea de que jóvenes puedan entrar a las empresas sin tener experiencia sea una buena apuesta a largo plazo. Todo eso es lo bueno, el problema es de dónde saldrá ese dinero.

11. «Se darán créditos a la palabra a los agricultores, ganaderos, pescadores, a dueños de talleres y comerciantes.»

Desde que estaba en campaña, López Obrador prometió créditos a la palabra a todos estos grupos. Aunque no lo explicó del todo, sí dijo que no tendrían intereses y se pagarían en cuatro años. Los créditos a la palabra tienen requisitos mucho menos exigentes para los que los solicitan, por lo que podrían usarse para detonar actividad económica en estos sectores.

12. «No se permitirá el fracking, ni los transgénicos.»

Actualmente en nuestro país, la agricultura a gran escala está dirigida por seis empresas: Bayer de México, Syngenta Agro, FMC Agroquímica de México, Dow Agrosciences de México, Dupont México y Monsanto Comercial. Estos llevan la venta de químicos, semillas y pesticidas. En nuestro país está prohibida la producción de transgénicos, pero no su compra ni su importación; por ejemplo, cerca del 90% del maíz que consumimos tiene alguno de estos genes.

Como estos cultivos son más resistentes en general (pesticidas, enfermedades, plagas, etc.) sí aumentan la producción. El problema con esto es que las especies endémicas de una región no pueden competir con las nuevas y se extinguen. Desde un punto de vista de conservación, esta no es la mejor opción. Por otro lado, este tipo de producción es de las más prometedoras para acabar con la escasez de alimentos.

Para el futuro de estos productos en nuestro país, como parte de su promesa de autosuficiencia alimentaria, AMLO ha dicho que luchará contra los cultivos transgénicos. Al parecer, la nueva estrategia para incrementar la producción nacional será invertir en tecnología tradicional, bajar la dependencia de productos extranjeros y dividir a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en cinco regiones: noroeste, noreste, mesa central, bajío y sur, cada una con objetivos diferentes.

 


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.

 

3 diciembre, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
aeropuerto, amlo, negocios inteligentes, texcoco, consulta ciudadana, nacim, naim, santa lucia

Por qué las empresas involucradas en el NAIM rechazan la recompra de bonos del gobierno de AMLO

aeropuerto, texcoco, santa lucía, negocios inteligentes, consulta ciudadana

Todo sobre la recompra de bonos del NAIM para que el gobierno no te chamaquee

negocios inteligentes, tinacos, rotoplas

3 lecciones pesimistas de Rotoplas para triunfar en otros países

negocios ineligentes, tinaco, rotoplas

La historia de éxito de Rotoplas y lo que debes aprender de ellos