Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

4 ciudades que superaron sus crisis de contaminación y cómo lo lograron

ciudades que superaron la contaminación
15 mayo, 2019

La CDMX está enfrentando los peores niveles de contaminación del aire en su historia. En estos momentos, vale la pena buscar las soluciones que otras ciudades del mundo han encontrado, y estudiar su viabilidad en nuestro país.

 

Este martes, el gobierno capitalino decretó una contingencia ambiental atmosférica extraordinaria; de acuerdo con Claudia Sheinbaum, mucho de esto se debe a una serie de incendios forestales que han asediado a la Ciudad de México en los últimos días. De hecho, desde inicios del mes se han reportado más de 60 incendios en la ciudad, y más de 100 en el Estado de México. Por si esto fuera poco, ayer también se decretó otra contingencia ambiental por los altos niveles de ozono. Y este tipo de contaminación no es poca cosa: en el 2012, según datos de la Organización Mundial de la Salud, 3.7 millones de personas murieron prematuramente por enfermedades causadas por la mala calidad del aire.

Sí, podría parecer que la ciudad está en las últimas, pero poniéndolo todo en perspectiva, hay ciudades en situaciones mucho peores de contaminación del aire. Y en muchos casos, se han tomado medidas que involucran tanto a los gobiernos locales como a las empresas y la población, y han logrado regresar de estos niveles nocivos. Así que, aquí te traemos algunas de las ciudades que lo han logrado, y los planes que han seguido.

Los Angeles

En los últimos 50 años, las partículas contaminantes en esta ciudad han bajado poco más de 90%, incluso cuando la población, y el uso de gasolinas y combustibles fósiles, han aumentado. De hecho, un estudio de la Universidad del Sur de California demostró que los niños estudiados entre 2007 y 2011 respiran mucho mejor que los estudiados entre 1994 y el 2001.

Pero, ¿a qué se debe este cambio radical en la calidad del aire? En 1947, se formó el Centro de Control de la Calidad del Aire de Los Angeles, cuya misión sería controlar los contaminantes de la ciudad, que en esos momentos era de las peores en el mundo. De hecho, por encontrarse entre zonas montañosas y por la temperatura promedio de la ciudad, es más fácil que el aire contaminado quede atrapado; algo similar pasa con la Ciudad de México.

Entre las medidas más importantes se incluye el uso obligatorio del catalizador en los automóviles, pero en su momento, esta decisión provocó la ira de grandes empresas y políticos locales. Por otro lado, se prohibió que plantas químicas operaran dentro de la ciudad, así como quemar basura, todas prácticas habituales.

Por último, el gobierno local se dio cuenta de que la contaminación afectaba algunos sectores económicos de la ciudad como el turismo, la agricultura y las bienes raíces; así que se tomó la decisión de cambiar la imagen de la ciudad para recuperar el terreno perdido en estos sectores. Obviamente, eso llevó de la mano cambios legislativos.

Delhi

De acuerdo con datos de la OMS, 14 de las 20 ciudades más contaminadas del mundo están en la India; de estas, Delhi, la capital, está en el sexto lugar. En este caso, además de las actividades industriales, también se debe tomar en cuenta que un gran parte de la población alrededor de la ciudad es rural, y dependen de madera y combustibles fósiles para calentarse y cocinar. Esto hace que el problema involucre políticos de diferentes áreas administrativas, lo que dificulta las cosas. Por esto, desde hace algunos años, el gobierno de la ciudad ha tomado algunas medidas extremas para garantizar la salud de la población.

En primer lugar, se prohibieron vehículos con motores de 2,000cc o más; es decir, en su mayoría, SUV. Por otro lado, retiraron decenas de miles de taxis que funcionan con diésel, y han aplicado su propia versión del “Hoy no circula” que usamos en la CDMX.

Pero no toda su estrategia se trata de prohibir; también experimentaron con servicios de transporte colectivo basados en el modelo de Uber, principalmente para pequeños camiones. Otras medidas incluyen mejorar los sistemas de monitoreo de aire, desarrollar e incentivar vehículos eléctricos y mejorar el sistema legal para castigar y asegurar que se sigan las regulaciones.

Este nuevo enfoque que se tomó hace apenas unos años ya logró algunos avances en Delhi. Por ejemplo, se crearon 52 brigadas del gobierno a lo largo de la ciudad para medir la calidad del aire en diferentes sectores, y se detuvo la construcción de una planta termonuclear en las afueras de la ciudad.

Oslo

Sí, de entrada no hay comparación entre Oslo y la CDMX; tan solo en población, los noruegos no pasan de 670 mil personas en su capital. Así que la escala es obviamente diferente, pero de todas formas algo se puede aprender de ellos. En primer lugar, Oslo es una de la 42 ciudades que forman parte del programa Breathe Life de la OMS, que busca que las ciudades implementen medidas para mejorar la calidad del aire.

En este sentido, algunas soluciones que han encontrado incluyen vehículos de cero emisiones, que, idealmente, bajarán los niveles de CO2 en la ciudad a 0% para el 2030. Para asegurar que la población haga la transición a estos autos, el gobierno de la ciudad ofrece incentivos fiscales, acceso a carriles especiales en calles y congestionadas, exenciones en el pago de peajes, y estacionamiento gratis en algunas zonas de la ciudad. Desde el 2012, los vehículos eléctricos en la capital noruega han hecho que los niveles de CO2 bajen casi 40%.

Por otro lado, todo el transporte público de Oslo y ciudades colindantes será impulsado por energía renovable para finales del 2020. Además, también se hace lo posible para que los ciudadanos no deban tener auto; de hecho, se espera que una gran parte de la ciudad esté completamente libre de automóviles para el 2022, incentivando el uso de bicicletas y otros medios de transporte. Las zonas recuperadas que antes eran para uso de automóviles se usan por negocios, museos y el gobierno capitalino para llevar a cabo eventos y actividades.

Tangshan

Esta ciudad china es la sexta más contaminada del país, un país donde, según la OMS, mueren más de un millón de personas al año por la calidad del aire. Después de que fuera devastada por un terremoto en 1976, la ciudad se ha enfocado completamente la reconstrucción y la industria, lo que no ha ayudado para nada en sus niveles de contaminación. De hecho, es una de las ciudades chinas con más plantas termoeléctricas.

Pero las cosas empezaron a cambiar un poco en 2014, cuando el Premier chino, Li Keqiang, declaró una guerra contra la contaminación del aire. Uno de los principales objetivos de este plan es eliminar la energía generada a partir del carbón; lograrlo implica invertir millones de dólares en energía eólica y solar.

Un punto que llama la atención en Tangshan es que el gobierno local ha dado la iniciativa a la población civil; algo no muy común en China. Así, los ciudadanos tienen acceso en tiempo real a la red de monitoreo del aire, y tienen juntas mensuales con el gobierno para discutir ideas y resultados.

Aunque esta vez la contingencia ambiental de la CDMX se debe a incendios, vale la pena tomar nota de lo que otras ciudades en peores y mejores situaciones han hecho, y ver cómo podemos integrar estas ideas a una solución que funcione aquí.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

15 mayo, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar
Unicornio sobre fondo rosa y flores de color azul.

Estas 3 empresas serán las próximas empresas unicornio

negocios inteligentes, amlo, salario mínimo, informalidad

¿Por qué hay que estar orgullosos de ser vendedores?

Cómo funciona el Hot Sale y qué empresas lo pueden aprovechar este año

Cómo funciona el Hot Sale y qué empresas lo pueden aprovechar este año

16 intuiciones sobre creatividad para que desarrolles tu inventiva