Saltar al contenido

4 consejos de expertos para mejorar asombrosamente tu memoria

marzo 26, 2022
4 consejos de expertos para mejorar asombrosamente tu memoria

Neurocientíficos de la Universidad de Nueva York demostraron en un artículo publicado en la revista Science, que dos áreas principales del lóbulo temporal medio del cerebro (MTL), están involucradas en la integración de los elementos individuales visuales (“el qué”) con el orden temporal (“el cuándo”) de un recuerdo. Estas son el hipocampo y la corteza perirrinal. Mientras que el hipocampo proporciona la información sobre el paso del tiempo desde el último evento, así como del tiempo estimado hasta el próximo; la corteza perirrinal integra la información sobre “qué” y “cuándo”, es decir, qué ocurrió primero en un recuerdo.

Además de ser un proceso valioso y muy complejo, es uno en el cual nuestra rutina de vida puede afectarnos. El estrés, la depresión, el consumo de drogas, o el padecimiento de enfermedades como diabetes, hipertensión, esquizofrenia, síndrome de Down o Alzheimer, influyen en este proceso. 

Recientemente, la revista Wired publicó cuatro consejos para ayudar a nuestro cerebro a recordar casi todo, con ayuda del tetracampeón de memoria en Estados Unidos Nelson Dellis y de la psicológica científica Julia Shaw. Sumados a los consejos del psicólogo cognitivo Art Markman en Entrepreneur, son estos:

  • Asocia la información con imágenes

  • Imagina que tienes que recordar los siete pecados capitales pero siempre los olvidas, para memorizarlos, Dellis recomienda asociar cada uno de esos elementos con imagen que te sea fácil de recordar. Por ejemplo para recordar la gula podrías asociar la palabra con tu dulce favorito, mientras que para la soberbia podrías recordar a Narciso.

    “Usar imágenes mentales que son extrañas, o emocionales como éstas, es un recurso extremadamente efectivo, pues lo que quieres hacer es crear grandes recuerdos multisensoriales”, explica Julia Shaw. Pero, ¿por qué funciona? “Al observar el cerebro, los investigadores descubrieron que la amígdala, una parte del cerebro que es importante para procesar las emociones, alienta a otras partes del cerebro a almacenar recuerdos. Es por eso que las emociones fuertes hacen que sea más probable que los recuerdos se queden”.

  • Crea un mapa con las imágenes

  • El siguiente paso es darle una ubicación a esas imágenes. Siguiendo nuestro ejemplo de los siete pecados capitales, haz un mapa con ellos dentro de tu casa. Por ejemplo, la gula con la entrada de tu casa, imagina que es una enorme tableta de chocolate, la soberbia con el perchero de tu recibidor imagina que es tu doble, y así te sigues con el resto recorriendo tu casa y asociando objetos. Sólo toma en cuenta que a la vez que haces el mapa debes imaginar un escenario, entre más raro mejor, así lo dice Dellis.

    Esto que haces se le llama “palacio de la memoria” y es útil para recordar el orden de cierta información. Shaw dice que “un palacio de la memoria capitaliza tu memoria existente de un lugar real. Es un lugar que conoces, generalmente tu hogar u otro lugar que conozcas a la perfección. La investigación de neuroimagen ha demostrado que las personas muestran una mayor actividad cerebral cuando aprenden recuerdos usando esta técnica”.

  • 3 de 3

  • Imagina que tienes una gran presentación que dar en tu empresa y la información que debes detallar es más extensa que recordar siete pecados. Imagina que de tanto repetirla ya dudas de ti mismo sobre entender la presentación. Vaya problema, porque si no la entiendes tú, cómo lo harán tus compañeros. Para ello, Art Markman, un psicólogo cognitivo y autor del libro Smart Thinking recomienda que controles lo que recuerdas revisando sólo tres puntos que sobresalgan del resto de la información.

    Cuando aprendes información nueva tiendes a recordar sólo tres cosas, así que cuando estés por revisar o memorizar un tema nuevo, tómate tu tiempo para concentrarte sólo en los puntos más sobresalientes y luego intenta repetirlos en voz alta, escribirlos o contárselo a alguien. “Esto ayuda a solidificar los tres puntos en tu memoria”, dice Markman.

  • En repetición

  • Cuando trates de recordar un tema que es nuevo para ti, primero necesitas entenderlo, así que en el proceso trata de aprender lo más que puedas sobre ese tema nuevo. Pregúntate entonces, ¿por qué se le llaman pecados capitales?, ¿por qué son solo siete?, ¿tienen orden alguno? Markman dice que generas un conocimiento y un recuerdo a partir de que te explicas a ti mismo o a alguien más lo que has aprendido.

    Ahora bien, si ya entiendes todo, ¿cómo hago para recordarlo y nunca olvidarlo? “La mayoría de los recuerdos nunca llegan a su memoria a largo plazo. Por eso es tan importante repetir la información, para transformar una memoria a corto plazo en una memoria a largo plazo”, dice Shaw. “Para convertirme en un campeón de la memoria, tenía que trabajar en ello todos los días. Entrené muy duro y lo convertí en algo instintivo para mí. Y eso solo vino con la práctica”, dice Dellis.

    Como dijo el doctor Alfredo Meneses, profesor e investigador titular del departamento de Farmacobiología del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINESTAV), para el periódico El Financiero: “La memoria está relacionada con las emociones y sentimientos: solemos recordar, y hasta con lujo de detalles, todo aquello que nos resulta importante o muy impactante, como nuestro primer beso o un accidente… lo que nos pudiera parecer irrelevante simplemente lo desechamos”.

    TE PUEDE INTERESAR:

    Para aclarar: ¿Cirque du Soleil está en bancarrota o no?

    ¿Por qué los modelos matemáticos mexicanos se equivocaron al predecir la pandemia?