Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

5 consejos de La Costeña para sacar ideas millonarias de todos lados

negocios inteligentes, la costeña, latas, innovación
18 enero, 2019

Desde pedir recetas a sus obreros, hasta comprar empresas para tener aún mejores ideas, la estrategia de crecimiento e innovación de La Costeña está en todo.


La historia de La Costeña empezó con un pequeño local, una tiendita. Pero hoy llegan a 50 países, cinco continentes y a ser una de las empresas de alimentos más grandes del mundo. Si quieres tener ese crecimiento, debes seguir los consejos que esta empresa mexicana tiene para ti.

1. La innovación es una lata

La lata de La Costeña es tan importante para el crecimiento de la marca, que tiene su propia página web. Y no es poca cosa. En 1923, fue lo que le permitió a Vicente López conservar los chiles que vendía y empezar a pensar en más producción y nuevos productos.

Desde 1937, La Costeña fabrica sus propias latas, y esta es una de las razones detrás de su éxito. De acuerdo con el director general, Rafael Celorio, la lata es el mejor recipiente para esterilizar, darle vida y conservar el producto.

De hecho, tienen una de las plantas de fabricación de latas más eficientes del mundo. Producen 1,100 millones de unidades al año; es decir, unas 300 mil al día. Cada lata recibe un baño de barniz sanitario, que le da cuatro años de vida de anaquel al producto, y son 100% degradables.

Pero no es solamente la lata. En cada nuevo producto, hay un empaque nuevo. Por ejemplo, fueron de las primeras empresas de alimentos en México en experimentar con los envases PET. También fueron la primera marca mexicana en usar las latas abre fácil en 1996.

2. Si no te las sabes, compra las respuestas

Para seguir creciendo en el mercado mundial, el modelo que siguen es el de GRUMA. Básicamente, piensan en la expansión constante. Por ejemplo, en México distribuyen las sopas y caldos de Campbell’s. También compraron la empresa Totis en el 2013, así como Helados Nestlé y Nutrisa, Rancherita, Frank’s Redhot, French’s y Doña Chonita.

De acuerdo con los especialistas, el mercado de la comida enlatada crece, pero no tan rápido, así que las marcas deben encontrar la manera de posicionarse en la mente del consumidor. Comprar otras marcas parece ser buena estrategia.

Al final, La Costeña tiene más de 80 líneas de producción y más de 200 variedades de chiles, frijoles, tamales, pozoles, etc. y llegan a Estados Unidos, Japón, Australia, China, América Latina y muchos países más.

3. La quinta parte va para el futuro

Pero todo este crecimiento significa inversión. Por ahora, los accionistas de la empresa están interesados en conseguir nuevos productos, instalaciones y marcas. Por ejemplo, cuando empezó la producción del frijol en bolsa, tuvieron que ampliar su planta en San Luis Potosí. También debieron ampliar los almacenes para tener más producto disponible. Normalmente, las inversiones anules ayudan a crecer 7% en ventas.

En 2017, sus ventas fueron de 800 millones de dólares. De eso, reinvirtieron el 20% en lanzamiento de productos nuevos, innovación, tecnología y ampliaciones. Además, aunque no dan datos exactos, su crecimiento anual en los últimos seis años ha sido en rangos de dos dígitos.

4. Las ideas de todos tus empleados son millonarias

De acuerdo con Rafael Celorio, lo que deben hacer es adaptarse a lo que tu público quiere. Por ejemplo, ya sabemos que la lata es su insignia, pero, por alguna razón, en México el puré de tomate en cartón es lo que la gente prefiere. Por esto, La Costeña ha tenido que cambiar sus envases, lo que significa invertir en nueva maquinaria.

Lo mismo pasó con los frijoles. Ellos solamente vendían en lata, y se dieron cuenta de que el mercado los prefería en bolsa, que es retornable y se puede meter al microondas. Entonces, pasa lo mismo, regresar al diseño, la inversión y la producción.

Para saber lo que la gente quiere, constantemente hacen focus groups y estudios de mercado. A veces, su investigación empieza desde el equipo de ventas, que trabaja en los almacenes y platica con la gente que va a la tienda.

No solo es eso. También tienen un concurso interno, Doña Chonita, donde prueban diferentes recetas de los empleados y sus familias. Al final, la ganadora va a producción, y es un producto que viene de los consumidores.

5. Creces mejor sin prisas por crecer

Por ahora, Rafael Celorio está convencido de que para crecer deben seguir haciendo lo que saben. Por esto, no quieren cotizar en bolsa y convertirse en empresa pública, y sus inversionistas están de acuerdo.

Ellos han crecido orgánicamente durante toda su historia. Aunque ahora enfrentan problemas de empresas grandes, algunas cosas siguen siendo como en las familiares. Por ejemplo, siguen en la creación de un gobierno corporativo, pero no es urgente.

Por muy diferente que sea tu empresa, estos consejos básicos se pueden aplicar a cualquier negocio.

Sigue leyendo 3 lecciones pesimistas de Rotoplas.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).

18 enero, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar
negocios inteligentes, amlo, educación

¿De veras la educación es un derecho y no un privilegio, AMLO?

negocios inteligentes

¿Puedes hacer negocio con tu remedio casero hecho con marihuana?

roma, cuarón, negocios inteligentes

La estrategia de marketing de Netflix para que Roma, Yalitza y Cuarón arrasen en los Oscar

negocios inteligentes, cajero, atm

¿El cajero se tragó tu tarjeta? Te decimos cómo recuperarla