Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

5 consejos para que sí ahorres durante, antes y después, de una crisis

20 mayo, 2020

Crea un plan que te ayude a estar preparado para cualquier situación que ponga en riesgo tu economía. Nosotros te ayudamos con 5 consejos

Cuando la emergencia sanitaria en México fue decretada a causa del COVID-19, las principales preocupaciones de los mexicanos recayeron en la salud y la economía. La casa encuestadora De las Heras Demotecnia dió a conocer en la última encuesta que al 31% de los mexicanos les preocupa su situación económica. Por eso, este es un buen momento para darte una breve lección sobre el ahorro y las finanzas personales para que en tiempos de crisis esta tarea sea más fácil.

Primero, debes saber que aquí le llamamos crisis a todo tipo de situaciones que impliquen un riesgo económico: desde una recesión económica nacional o global, hasta la pérdida del empleo, un accidente que te impida salir a trabajar de manera temporal o permanente, gastos imprevistos que requieran de sumas importantes, un divorcio, la muerte de uno de los proveedores económicos de tu hogar, etcétera.

Tomando esto en cuenta, aprovecha la cuarentena para demostrar que tu educación financiera es firme y sal intacto de la próxima situación de crisis.

1. Tu problema no se parece a ningún otro

El primer paso que debes dar para superar tus problemas financieros es identificar el problema que está causándote una dificultad. Como mencionamos antes, las dificultades pueden variar con cada persona, y de acuerdo con myMoneyCoach, las soluciones deben ser personalizadas. Aquí te dejamos algunas situaciones que ese sitio web resalta:

Fuente del problema
Dificultades que ocurren a partir del problema
Solución
Desempleo o ingreso inferior al del habitualUso de tarjetas de crédito para gastos de subsistencia.Vuelve a evaluar tu estilo de vida, crea un presupuesto y síguelo. Si tienes empleo, ve si puedes obtener un segundo trabajo u horas extras.
Enfermedad o accidente inesperadoAumento de gastos médicos e ingresos bajos o nulos.Simplifica tu estilo de vida y obtén toda la ayuda que puedas. Asegúrate de obtener todo a lo que tiene derecho, así que revisa tu seguro de gastos médicos.
Cambio de casaMantener el estilo de vida que hasta el momento habías llevado.Aprende a vivir de acuerdo a tus ingresos en lugar de mantener el estilo de vida que llevabas. Y lo más importante, usa efectivo y no crédito.
Nacimiento de un bebéLos padres no presupuestan los gastos que aumentarán.Ajusta tu presupuesto y tu estilo de vida para adaptarte a los ingresos reducidos y a los mayores gastos que estarán por venir.
DivorcioNo poder mantener los gastos de un hogar.Genera ingresos con la casa o véndela y busca un nuevo hogar que puedas pagar.
JubilaciónAhora eres rico en activos y pobre en efectivo. Lo que significa que ya no puedes permitirte algunos lujos y pagar el mantenimiento de una casa al mismo tiempo.Vende tu casa y busca algo que puedas pagar. El dinero restante inviértelo en ganancias adicionales a la venta y disfruta más de la vida.

Te recomendamos siempre identificar un problema específico, pues de esta manera es más probable que la solución sea más eficaz.

2. Crea un fondo de emergencia

Durante un Instagram Live de marzo, el asesor y empresario estadounidense de finanzas personales, Rami Sethi destacó la importancia de crear y mantener un fondo de emergencia de por lo menos un año. “Usualmente escuchas acerca de los fondos de emergencia y la gente los critica y dice que deben ser de tres o seis meses. No, debe ser de un año. Nos estamos volviendo más conservadores y más agresivos (sobre el ahorro) en función de lo que ha sucedido recientemente”, dice Sethi.

Al momento de crear un fondo es importante que los gastos reflejen la realidad de tus finanzas al 100%. Es decir, puede que creas en qué gastas tu dinero, pero revisar tus finanzas bajo lupa podría traerte sorpresas. Para ello quizás debas realizar un seguimiento de tus gastos al menos por un mes. Esto con la finalidad de que observes objetivamente dónde, en qué y cuánto dinero estás gastando.

Al final, deberás replantear tus gastos y buscar alternativas, por ejemplo si tus gastos aumentan en la comida, plantea el hecho de llevar un de comprar almuerzo al trabajo en lugar de salir a comer afuera; o quizás los gastos de la gasolina de su auto sean elevados, en este caso podrías compartir el gasto de la gasolina con alguien que viva cerca de tu domicilio. Recuerda que estas modificaciones no son restricciones, más bien tienes que replantear los gastos que de verdad importan.

3. Tomas las riendas de tus deudas

La pandemia del coronavirus hizo que varias firmas bancarias permitieran el aplazo en los pagos de las tarjetas de crédito, hipotecas o préstamos. Consulta con tu banco para que te admitan estas promociones especiales por la pandemia. Si en este momento te encuentras con dificultad para saldar tus deudas bancarias, te damos estas dos opciones.

Business Insider recomienda que llames a tu banco y averigües las opciones que te ofrecen en estos momentos, quizás una de las opciones ya mencionadas te convenga o quizás hay una que mejor se adecue a tus dificultades. Mientras que Investopedia recomienda que saldes las deudas de tus tarjetas de crédito, de esta manera reducirás tus obligaciones financieras mensuales y podrás empezar desde cero, priorizando el crear un fondo de ahorro de emergencia.

4. En tiempos de pandemia, la salud es prioridad

Al principio de la nota, te mencionamos que las principales preocupaciones de los mexicanos ante esta pandemia son la economía y la salud, por ello haremos hincapié en este último tema. Recuerda que un seguro es un instrumento financiero a través del cual se te otorgará una cantidad de dinero en caso de invalidez, supervivencia o fallecimiento y los costos están sujetos a aspectos como la edad, el sexo, el estado de salud o la ocupación.

En el mercado existen diversos tipos de seguros que atienden necesidades diferentes, pero la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), destaca los siguientes:

  • Seguro de vida.
  • Seguro de gastos médicos.
  • Seguro de automóvil.
  • Seguro contra daños en el hogar y negocio.

Ahora, recuerda que antes de lanzarte a contratar un seguro, identifica los riesgos a los que te expones diariamente para que elijas el correcto.

5. Vuelve al principio

El último consejo que te daremos está en revisar y analizar si tu nuevo plan de finanzas personales te funciona luego de unos meses. Pregúntate si en verdad funciona y si este nuevo plan puede llevarte a tus objetivos. Si tu respuesta es negativa, entonces deberás volver al principio y analizar con una lupa para averiguar qué es lo que no está funcionando.

Como dice el sitio myMoneyCoach, una vez que comiences a progresar, es posible que te vaya mejor de lo que pensabas, incluso puedes encontrar nuevas ideas que mejoren dicho plan. Recuerda que un plan eficaz te llevará a lograr tus objetivos más rápidamente.

Si de algo nos ha servido vivir en medio de esta pandemia, es para recordarnos que la vida es impredecible, pero aún así siempre hay algo que puedes hacer para evitar un desastre, y esto es estar preparado y tener cuidado al conocer un poco más de las finanzas y mantener las propias en orden. No olvides que puedes de una posible tragedia financiera puedes convertirla en un retroceso meramente temporal.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

20 mayo, 2020
¿Qué opinas?