5 productos que han fracasado después de ser anunciados con tanto espectáculo como el iPhone XS

Foto: Shutterstock

Ya es una tradición que los lanzamientos de Apple paralicen al mundo. No les deseamos el mal, pero te decimos de otros productos mesiánicos que fracasaron.


Apple acaba de anunciar tres modelos nuevos de iPhone: XS, XS Max y XR. México será uno de los primeros países en tenerlos disponibles. Los modelos XS y XS Max podrán reservarse en Apple Store Online desde el 14 de septiembre y los recibirán el 21. Por otro lado, el XR podrá ser reservado desde el 19 de octubre y se entregará el 26. Dentro de toda la conmoción, uno de los aspectos que más llamó la atención fue el precio. La versión XR es la “económica”, que va desde los 18 mil pesos con 64 GB de memoria; pero como el dinero te sobra, te interesará el XS Max de 512 GB que costará 35 mil pesos.

Los productos de Apple son conocidos por más que sus capacidades técnicas: la expectativa de millones de fans en todo el mundo, los propios anuncios exagerados de la marca, los que acampan fuera de las tiendas; en sí, todo el tren del marketing. Si sumamos que la marca ha sido valuada con el mítico 1 trillion dollars, los lanzamientos de sus productos literalmente conmocionan al mundo.



Otras empresas han hecho el mismo ruido promocionando algo que nadie pidió (ni compró). No es que los nuevos modelos de iPhone fracasen; de hecho, se espera que en la segunda mitad del año lleguen a vender cerca de 85 millones de unidades, pero eso es exactamente lo que otros pensaron. Aunque los fracasos sean apantallantes, según un estudio, el 85% de los productos nuevos fracasan.

Google glass

  • Empresa: Google
  • Cuándo: 2013

Unos lentes que, de entrada, parecían baratos y nada atractivos fusionados con un pequeña computadora. Primero se anunció en el 2012, y en el 2013 ya estaba disponible por 1,500 dólares para un pequeño grupo. La venta al público empezó en el 2014 y, en realidad, no había problemas en la parte técnica. Los comandos de voz, la velocidad de procesamiento, la utilidad. Todo eso estaba bien.

El problema era la imagen; en primer lugar, nadie se ve bien usando Google Glass. Pero lo más importante fue la experiencia, no del usuario, sino de todos los que lo rodeaban. Nadie se sentía cómodo junto a alguien usando Google Glass. Algunos establecimientos prohibían la entrada a gente que usara estos lentes. De hecho, se creó el término “glassholes” para referirse a los que los usaban en público.

Al final, Google decidió descontinuar su proyecto en el 2015.

Virtual Boy de Nintendo

  • Empresa: Nintendo
  • Cuándo: 1995

Lo anunciaban como el primer videojuego 3D portátil; era un visor montado sobre un tripié y funcionaba con baterías. Según Nintendo, su mejor característica es que tenía un procesador de 32-bit como la consola PlayStation que se acababa de lanzar al mercado. Por todo esto, decidieron venderlo a 180 dólares. El problema es que los consumidores no estaban satisfechos: en primer lugar, en vez de sentirse sumergidos en una realidad virtual, los videojuegos solo tenían color negro y rojo, se creía que provocaban dolores de cabeza y otras enfermedades.

Además, Nintento tuvo un problema de marketing: al ser un dispositivo montado en la cabeza y en 3D, no se podía tomar fotografías ni screenshots de los juegos. En 1995, la mejor forma para dar a conocer nuevos juegos era a través de revistas. Ya puedes ver el problema. El Virtual Boy solo vivió un año en tiendas, vendió  770 mil unidades y ahora es un artículo de coleccionista.

Apple III

  • Empresa: Apple
  • Cuándo: 1980

Décadas antes de que algunos consideraran a Apple como un culto, la empresa tuvo uno de sus mayores fracasos. Con un precio de entrada de 4,340 a 7,800 dólares, la tradición de anunciar su nuevos productos con redoble de tambores viene desde esta época. Cuando lanzaron la Apple III, rentaron Disney durante un día entero, con bandas que tocaron en su honor. El problema es que en este caso los errores se cuentan por montones. En primer lugar, el diseño elegante significa que no debía tener ventiladores por ser ruidosos y molestos. En la práctica, se calentaba demasiado y hacía que diskettes y chips se derritieran.  Otro fallo importante es que ningún software era compatible con la Apple II, esto significa que después de dos meses en el mercado, el nuevo producto solo tenía tres programas disponibles. Por último, la competencia de IBM un año después fue demasiado; la nueva IBM PC costaba 1,500 dólares y no tenía ninguno de los problemas de Apple.

Al final, solo se vendieron 120 mil unidades y los costos fueron “infinitos, incalculables”, según Steve Jobs.

Galaxy Note 7

  • Empresa: Samsung
  • Cuándo: 2016

Normalmente, los periodistas de tecnología solo la prueban unos días antes de escribir sus reseñas de nuevos productos. Tal vez es por esto que todo lo que tenían que decir del Note 7 era halagador; antes de que llegara a las manos de los usuarios, ya era todo un suceso. Mejoraría todos los aspectos de la versión anterior, un precio de 800 dólares (más bajo que el de la línea Note), a prueba de agua, etc.

Unas semanas después del lanzamiento, clientes en Corea del Sur reportaron que sus teléfonos se incendiaba. Otros, que explotaban. De agosto a septiembre, Samsung dejó de producirlo y empezó a mandar unidades de reemplazo. Su valor en el mercado bajó 26 mil millones de dólares. Lo miso sucedió en Estados Unidos, donde se estimaba que perderían 17 mil millones de dólares. Al final, el que la batería no tuviera espacio suficiente fue el problema que generó todo esto. Por suerte para Samsung, ese año las ventas del iPhone 7 no fueron tan grandes como para sacarlos del mercado, y la línea de smartphones Note es apenas el 10% de sus ventas totales.

iPhone 8

  • Empresa: Apple
  • Cuándo: 2017

Aunque su fracaso no fue tan estrepitoso, las ventas totales y el hecho de que solo le dieran una manita de gato a la versión anterior, colocan al iPhone 8 como uno de los peores en años para Apple. El primer síntoma es que había disponibilidad desde el primer día, cuando todos los otros modelos se agotan en segundos. Además, este modelo llegó en mal momento: como no ofrecía nada nuevo, muchos prefirieron quedarse con el pasado o esperar al iPhone X. Al final, no es que haya costado millones en pérdidas o que incendiara a los usuarios, simplemente era muy tibio. Y eso tal vez sea uno de los peores insultos para una empresa que pone tanto valor en que sus productos sean símbolos de status.


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.



Deja un comentario








5 productos que han fracasado después de ser anunciados con tanto espectáculo como el iPhone XS

Foto: Shutterstock

Ya es una tradición que los lanzamientos de Apple paralicen al mundo. No les deseamos el mal, pero te decimos de otros productos mesiánicos que fracasaron.


Apple acaba de anunciar tres modelos nuevos de iPhone: XS, XS Max y XR. México será uno de los primeros países en tenerlos disponibles. Los modelos XS y XS Max podrán reservarse en Apple Store Online desde el 14 de septiembre y los recibirán el 21. Por otro lado, el XR podrá ser reservado desde el 19 de octubre y se entregará el 26. Dentro de toda la conmoción, uno de los aspectos que más llamó la atención fue el precio. La versión XR es la “económica”, que va desde los 18 mil pesos con 64 GB de memoria; pero como el dinero te sobra, te interesará el XS Max de 512 GB que costará 35 mil pesos.

Los productos de Apple son conocidos por más que sus capacidades técnicas: la expectativa de millones de fans en todo el mundo, los propios anuncios exagerados de la marca, los que acampan fuera de las tiendas; en sí, todo el tren del marketing. Si sumamos que la marca ha sido valuada con el mítico 1 trillion dollars, los lanzamientos de sus productos literalmente conmocionan al mundo.



Otras empresas han hecho el mismo ruido promocionando algo que nadie pidió (ni compró). No es que los nuevos modelos de iPhone fracasen; de hecho, se espera que en la segunda mitad del año lleguen a vender cerca de 85 millones de unidades, pero eso es exactamente lo que otros pensaron. Aunque los fracasos sean apantallantes, según un estudio, el 85% de los productos nuevos fracasan.

Google glass

  • Empresa: Google
  • Cuándo: 2013

Unos lentes que, de entrada, parecían baratos y nada atractivos fusionados con un pequeña computadora. Primero se anunció en el 2012, y en el 2013 ya estaba disponible por 1,500 dólares para un pequeño grupo. La venta al público empezó en el 2014 y, en realidad, no había problemas en la parte técnica. Los comandos de voz, la velocidad de procesamiento, la utilidad. Todo eso estaba bien.

El problema era la imagen; en primer lugar, nadie se ve bien usando Google Glass. Pero lo más importante fue la experiencia, no del usuario, sino de todos los que lo rodeaban. Nadie se sentía cómodo junto a alguien usando Google Glass. Algunos establecimientos prohibían la entrada a gente que usara estos lentes. De hecho, se creó el término “glassholes” para referirse a los que los usaban en público.

Al final, Google decidió descontinuar su proyecto en el 2015.

Virtual Boy de Nintendo

  • Empresa: Nintendo
  • Cuándo: 1995

Lo anunciaban como el primer videojuego 3D portátil; era un visor montado sobre un tripié y funcionaba con baterías. Según Nintendo, su mejor característica es que tenía un procesador de 32-bit como la consola PlayStation que se acababa de lanzar al mercado. Por todo esto, decidieron venderlo a 180 dólares. El problema es que los consumidores no estaban satisfechos: en primer lugar, en vez de sentirse sumergidos en una realidad virtual, los videojuegos solo tenían color negro y rojo, se creía que provocaban dolores de cabeza y otras enfermedades.

Además, Nintento tuvo un problema de marketing: al ser un dispositivo montado en la cabeza y en 3D, no se podía tomar fotografías ni screenshots de los juegos. En 1995, la mejor forma para dar a conocer nuevos juegos era a través de revistas. Ya puedes ver el problema. El Virtual Boy solo vivió un año en tiendas, vendió  770 mil unidades y ahora es un artículo de coleccionista.

Apple III

  • Empresa: Apple
  • Cuándo: 1980

Décadas antes de que algunos consideraran a Apple como un culto, la empresa tuvo uno de sus mayores fracasos. Con un precio de entrada de 4,340 a 7,800 dólares, la tradición de anunciar su nuevos productos con redoble de tambores viene desde esta época. Cuando lanzaron la Apple III, rentaron Disney durante un día entero, con bandas que tocaron en su honor. El problema es que en este caso los errores se cuentan por montones. En primer lugar, el diseño elegante significa que no debía tener ventiladores por ser ruidosos y molestos. En la práctica, se calentaba demasiado y hacía que diskettes y chips se derritieran.  Otro fallo importante es que ningún software era compatible con la Apple II, esto significa que después de dos meses en el mercado, el nuevo producto solo tenía tres programas disponibles. Por último, la competencia de IBM un año después fue demasiado; la nueva IBM PC costaba 1,500 dólares y no tenía ninguno de los problemas de Apple.

Al final, solo se vendieron 120 mil unidades y los costos fueron “infinitos, incalculables”, según Steve Jobs.

Galaxy Note 7

  • Empresa: Samsung
  • Cuándo: 2016

Normalmente, los periodistas de tecnología solo la prueban unos días antes de escribir sus reseñas de nuevos productos. Tal vez es por esto que todo lo que tenían que decir del Note 7 era halagador; antes de que llegara a las manos de los usuarios, ya era todo un suceso. Mejoraría todos los aspectos de la versión anterior, un precio de 800 dólares (más bajo que el de la línea Note), a prueba de agua, etc.

Unas semanas después del lanzamiento, clientes en Corea del Sur reportaron que sus teléfonos se incendiaba. Otros, que explotaban. De agosto a septiembre, Samsung dejó de producirlo y empezó a mandar unidades de reemplazo. Su valor en el mercado bajó 26 mil millones de dólares. Lo miso sucedió en Estados Unidos, donde se estimaba que perderían 17 mil millones de dólares. Al final, el que la batería no tuviera espacio suficiente fue el problema que generó todo esto. Por suerte para Samsung, ese año las ventas del iPhone 7 no fueron tan grandes como para sacarlos del mercado, y la línea de smartphones Note es apenas el 10% de sus ventas totales.

iPhone 8

  • Empresa: Apple
  • Cuándo: 2017

Aunque su fracaso no fue tan estrepitoso, las ventas totales y el hecho de que solo le dieran una manita de gato a la versión anterior, colocan al iPhone 8 como uno de los peores en años para Apple. El primer síntoma es que había disponibilidad desde el primer día, cuando todos los otros modelos se agotan en segundos. Además, este modelo llegó en mal momento: como no ofrecía nada nuevo, muchos prefirieron quedarse con el pasado o esperar al iPhone X. Al final, no es que haya costado millones en pérdidas o que incendiara a los usuarios, simplemente era muy tibio. Y eso tal vez sea uno de los peores insultos para una empresa que pone tanto valor en que sus productos sean símbolos de status.


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.



Deja un comentario