Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

6 claves para entender qué está pasando con el huachicol, el desabasto y AMLO

negocios inteligentes, huachicol, combustible, gasolina, amlo
9 enero, 2019

Regiones enteras del país con escasez de gasolina, una cruzada contra el robo de gasolina, pipas que levantan sospechas. ¿Cómo empezó todo esto y a dónde va a parar?


1. La decisión precipitada

El 27 de diciembre, el gobierno de AMLO tomó una decisión dura contra el huachicoleo: cerrar el poliducto Salamanca-Guadalajara, que abastece a todo el occidente del país, para evitar más robo de gasolinas. En los primeros días del periodo de vacaciones, no mucha gente lo notó; hasta que filas kilométricas en las pocas gasolineras con servicio empezaron a hacerse frecuentes en Guadalajara, Querétaro y otras zonas del país.

Fue ahí cuando el nuevo gobierno se dio cuenta de que habían actuado con mucha premura; de hecho, el 7 de enero, la secretaría de energía, Rocío Nahle, reconoció que hubo una falla de logística en el cierre de los ductos y ofreció una disculpa a los afectados. De acuerdo con el coordinador estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico del gobierno estatal, Alejandro Guzmán Larralde, el servicio podría regresar a la normalidad en cuatro o cinco días.

2. La escasez que no debió pasar

Aunque no es igual en todos los lugares afectados, la ciudad que recibe más atención es Guadalajara, especialmente luego de los videos en los que se ve la ciudad paralizada. En el área metropolitana, solamente se abastece el 40% de lo necesario, y a nivel estatal, solo el 60%. Para llegar al total de la demanda, se necesitarían 150 pipas, pero solo cuentan con 75 trabajando.

Actualmente, hay 4 mil fuerzas federales controlando las refinerías de Salamanca, Ciudad Madero, Minatitlán, Tula, Salina Cruz y Cadereyta. También están resguardando terminales de abastecimiento de Pemex en Tuxpan, Lerma, Rosarito, Mazatlán y otras más.

3. El problemón que a todos afecta

Todo parece indicar que el robo de gasolinas es uno de los delitos mejor pagados en México. En todo el país, este negocio ha crecido enormemente: en el 2002, por ejemplo, generó 12 mil millones de pesos. El año pasado, llegó a los 60 mil millones. Además, cuenta con la infraestructura necesaria: las tomas clandestinas en los gasoductos, las refinerías, los sindicatos y, si le creemos a AMLO, hasta la Torre de Pemex, donde todo inició.

Antes de la intervención del Ejército y la Marina, se robaban 600 pipas diarias con 15 mil litros en cada una, según cifras gubernamentales. Estas se vendían a la mitad de precio en el mercado negro; con un valor estimado de 200 millones de pesos al día. En el 2016, robaron 26 mil barriles diarios, o 30 mil millones de pesos. En el 2017, 43 mil diarios. En el 2018, 58 mil barriles al día y casi 66 mil millones de pesos.

4. Los culpables (de cuello blanco)

Hasta ahora, todo indica que los robos se han orquestado desde el interior de Pemex, por lo que las investigaciones se están enfocando en algunos empleados y funcionarios de alto nivel. De hecho, de acuerdo con la secretaria de energía, se dará a conocer a los implicados cuando se termine la investigación actual, con los nombres de todos, sin importar su nivel.

Por ejemplo, en el Senado ya se está exigiendo que se investigue a la empresa Sonigas S.A. y a uno de sus dueños, Salvador Oñate, por la extracción ilegal de hidrocarburos. Aquí lo importante es que Salvador Oñate ha financiado campañas políticas del PRI y del PAN, y es uno de los principales accionistas del Banco del Bajío. Si se demuestra que esto es cierto, entonces será obvio que el problema del huachicoleo abarca mucho más que solo criminales comunes.

Por el otro lado, Pemex ha dicho que el aumento en el robo de gasolinas tiene más que ver más con la operación de cárteles de huachicoleo que con corrupción.

5. Los costos y los ahorros

De acuerdo con el presidente, el plan contra el robo de gasolinas ha evitado gastos en Pemex de 2 mil 500 millones de pesos, y que el robo de pipas bajó de 787 a 177 diariamente. Pero hay que tomar en cuenta otros gastos colaterales que han surgido desde que se inició este operativo.

Por ejemplo, distribuir gasolina en pipas es, en promedio,14 veces más caro que en ductos. Si se usan carro-tanques en trenes, es seis veces más costoso.

Además, es obvio que esta no puede ser una medida a largo plazo. Como ya dijimos estas estrategias solo cubren un pequeño porcentaje de la demanda total.

6. Los que salen ganando (¿hola, Espriú?)

Ahora que las pipas mueven el combustible, empresas de transportistas como Excellence, Simsa, Adensa y otras están consiguiendo los beneficios. Esto es porque Pemex solo cuenta con 1,500 pipas, y tiene que contratar a estas empresas para cubrir más demanda.

Fuentes anónimas dijeron al diario Excélsior que una de estas empresas, Excellence, pertenece a Grupo Idesa. Lo raro aquí es que Gripo Idesa etá ligado al proyecto de Braskem-Idesa, antes Etileno XXI, relacionado con Odebrecht. Además, Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, era miembro suplente del Consejo de Administración de Grupo Idesa hasta junio del año pasado, y su esposa es socia.

Sigue leyendo 12 frases de AMLO que debes analizar si eres empresario.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista(novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).

9 enero, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Así que Apple lanzó su tarjeta de crédito. ¿Qué alternativas similares ya tenemos en México?

Walmart supply chain

¿Qué hace extraordinario a Walmart? Precio, logística e e-commerce

Quizá hay un problema en cómo estás contando tu propia historia (o la de tu negocio)

Grupo Bimbo

Expandirá Bimbo fabricación de camionetas electricas