Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

El osito que hizo Bimbo con su repartidor y el osazo de la justicia mexicana

23 agosto, 2018

De todas las notas que se han publicado sobre el ladrón de Bimbo esta es la que tienes que leer para entender qué implica (y cómo evitar que suceda en tu negocio)


El video del repartidor de Bimbo que le roba a un anciano se volvió viral esta semana, y después, como si se los hubieran estado guardando o como si por fin se hubieran dado cuenta de que les robaban, salieron más videos de la misma especie de robo hormiga por parte de los repartidores de Bimbo y Marinela.

Como en las películas, la primera parte es la mejor: tenemos al repartidor que dice le está haciendo un descuento especial, tenemos a un anciano que confía en él y a su hija de 14 años que ideó el plan de grabar el robo desde una bolsa de papas. El video llegó a circular tanto que Miguel Ángel Espinoza, director general de Bimbo, tuvo que salir a dar la cara por su empresa apelando a la historia de 70 años de su panificadora. Al final, despidieron al repartidor, Ricardo “N”, por violar el código de ética y la ley. Y, al parecer, llueve sobre mojado porque el tendero también lo acusa de acosar a su hija menor de edad.

Según el dueño de la tienda La Hormiguita en Iztapalapa, el repartidor se llevaba cerca de $100 en producto en cada robo desde, por lo menos, diciembre del año pasado. Aunque sí fue llevado a la delegación, estuvo solo un día porque robo sin violencia a una tienda no es un delito grave (aunque es una epidemia en la CDMX).

Tal vez a algunos de los que vieron la historia les gustaría decir que fue un robo por necesidad, que los repartidores están en lo más bajo de la cadena y eso, de alguna manera, sería una atenuante. Pero, según la plataforma Indeed para encontrar trabajo, los salarios de un repartidor de Bimbo empiezan en $7340 al mes, 35% más que el promedio nacional. No es mucho, pero según el Código Penal Federal, la multa por robar algo que valga menos de 100 salarios mínimos puede ser de dos años en prisión. Para poner las cosas en perspectiva, el ex gobernador de Veracruz Javier Duarte robó, al menos (no se sabe con certeza), 35 mil millones de pesos y podría salir en libertad en estos días.

Cuando sus repartidores no están robando a ancianos, la red de distribución de Bimbo ya era famosa desde hace décadas por otra cosa: más de dos millones y medio de puntos de venta en el país repartidos en 52 mil rutas de distribución. De hecho, esta faceta de la empresa es tan famosa que una de sus antiguas campañas de marketing se basó en los camioncitos Bimbo, que es la panificadora más grande del mundo. Como todas las empresas de ese tamaño, al enterarse de algún problema como el video viral del repartidor, responden con un plan de control de crisis. Tendremos que esperar los próximos días para ver qué tal les funciona. Hicieron lo correcto al entregar a a policía al empleado ladrón, pero es posible que el contexto actual no les ayude.

Las redes sociales ya comienzan a comparar la mano blanda del gobierno del presidente Peña Nieto que deja libre a Javier Duarte, que es un criminal monstruoso, o a Elba Esther, que tampoco canta mal las rancheras, con la mano dura de Bimbo que meterá a la cárcel a un sujeto que, sin duda es un ratero, pero algo en estas disparidades huele a injusticia.

En fin, no podemos resolver el problema de Bimbo, pero sí te podemos decir qué puedes hacer si eres víctima del robo hormiga.

Si no denuncias, ten por seguro que no pasará nada

David Chong, secretario general de la Corporación Euro Americana de Seguridad, dice que en primer lugar, el robo hormiga significa pérdidas de mercancía y mercado (el que robó ya conoce tus precios y puede vender más barato). Entonces, el primer paso siempre es denunciar, por lo menos para que el ladrón, si es interno, vea que sí se hace algo.

Usa el músculo (y el billete)

Palacio de Hierro es la tienda con el menor índice de robo hormiga. ¿Su estrategia? Presionar y gastar lo que fuera necesario con abogados para que el ladrón se fuera a la cárcel. Aunque haya robado una camisa de 2 mil pesos, ellos gastarían 15 mil en todo el proceso. Al final, se trata de persuasión, y los números demuestran que les funcionó.

Preocúpate por el contexto

El experto nos dice que, en una gran urbe como la CDMX, es mejor llevar a ladrón hasta las últimas consecuencias. Así, el mensaje hubiera llegado a todos y, con la asesoría legal correcta, es muy bajo el peligro de represalias contra la empresa o contra ti.

En cambio, en una pequeña comunidad es más fácil que todos estigmaticen a tu negocio y te vean a ti como el villano. Esta vez, todos vieron al anciano de La Hormiguita como una víctima, entonces todo le salió bien.


Con información del artículo “¡No sabes reaccionar si un empleado te roba!” de la edición de agosto de Negocios Inteligentes.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

23 agosto, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar

El coronavirus es una oportunidad esperando a ser aprovechada

El discurso en un patio vacío. ¿A quién le hablaba AMLO el domingo?

Lo que AMLO no cumplió en el plan para apoyar las Pymes por COVID-19

Funciones de Instagram que aumentarán tus ventas