Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

No es sólo un robot, es un cobot y es la tecnología del futuro en la pyme mexicana

cobots, negocios inteligentes, robots, pymes, robotica, universal robots
15 octubre, 2018

Los robots que colaboran con los humanos se llaman cobots, y empresas de todo el mundo los están adoptando. Aquí te decimos qué hacen los cobots en México y lo que puede significar para las pymes.


Hace unas semanas, la empresa danesa Universal Robots inauguró un Centro de Capacitación en Robótica Colaborativa en Querétaro. Este es el centro más grande su especie en América Latina, y se pueden aprender desde programación hasta tomar cursos exprés de unas cuantas horas.

Esta capacitación tiene un objetivo específico: que los usuarios arreglen sus propios robots para su ambiente específico, sin importar si se trata de un pequeño taller o de una enorme planta. La idea es que se aprendan todos los componentes de estas herramientas. Pero, cabe preguntar, ¿por qué invertir millones de euros en un centro de este estilo en nuestro país? ¿De verdad es algo necesario para un negocio mexicano?

¿Qué son los cobots?

Es un robot que colabora con los humanos de alguna manera; ya sea como asistente en un proceso o como guía. A diferencia de los robots “tradicionales” que son altamente independientes, los cobots están programados para trabajar con instrucciones humanas o para responder a sus acciones y comportamientos.

Una de las características que los hace tan atractivos para las empresas es que liberan al trabajador de la repetición y el tedio, optimizando el tiempo que pueden dar al negocio en otras áreas más importantes. Además, los cobots son pequeñas máquinas altamente adaptables; a través de apps y actualizaciones pueden seguir aprendiendo para ubicarse en otros procesos, algo que un robot normal no puede hacer.

Su fácil manejo también los hace muy deseados en la industria: manejan grandes cantidades de información, reconocen voz y lenguaje, son hábiles y tienen la capacidad de aprender e interactuar. Todo esto gracias a los avances en Inteligencia Artificial.

El mercado para los cobots

Debido a su alta adaptabilidad, pueden usarse casi en cualquier industria. Por ahora, es más usual encontrarlos en el sector automotriz, de alimentación y agricultura, industria del mueble, farmacéutica y química, plásticos y polímeros. Por esto, la capacitación que ofrece Universal Robotics en su centro de Querétaro es tan importante: se aprende todo sobre programación y mantenimiento para que se aplique dentro de su contexto. Además, a través de esa capacitación, se pretende que México sea el primer lugar en Latinoamérica para los que quieran dedicarse a este sector.

En cuanto a ventas, se espera que para el 2020 los cobots alcancen 3 billones de dóalres y 12 billones para 2025. Todo indica que esta es la nueva tendencia global.

Cobot vs mexicano

Naturalmente, al oír sobre estos avances, una alerta en nuestro cerebro se enciende. Y escuchar unos cuantos datos más solo lo hace peor: según un estudio, 52% de los trabajadores en México podrían ser reemplazados por un robot.

Por un lado, empresas como Universal Robotics nos dicen que no nos preocupemos. Por ejemplo, ellos no venden un cobot hasta asegurarse de que el trabajo no puede ser realizado por un humano. También nos dicen que en México la mayoría de sus clientes no encuentran la mano de obra necesaria para sus líneas de producción, y que no quieren automatizarlo todo, sino ser más eficientes. Eso suena bien.

En este sentido, hay algunos ejemplos. En México, la empresa automotriz Continental compró tres cobots para su planta en Jalisco. Por ahora, lo único que hacen es inyectar plástico en los tableros. Son actividades sencillas y aburridas para las que no se necesita a una persona; además, funcionan 24/7. En nuestro país ya se está usando el cobot Yumi, en áreas de ensamble en la industria de electrónica de consumo.

Por el otro lado, la tendencia dice que cada vez menos personas estarán capacitadas para esta clase de trabajos. Un estudio dice que en los próximos diez años en América Latina, existirán 3.4 millones de empleos, pero solo 1.4 millones de personas capacitadas para ellos.

Parece que la tendencia es que las industrias liberen el capital humano a través de los cobots, lo que permitiría buscar nuevas soluciones, pero eso necesita capacitación. En México, eso no es tan sencillo.

¿De verdad son el futuro?

Según datos de ProMéxico, en el 2025 los cobots impulsarán hasta el 30% de la producción en las industrias y disminuirán los gastos de operación en 18% en países desarrollados. Para poner las cosas en perspectiva, el 99% de la manufactura es realizada por pymes. Y, hasta ahora, los cobots solo existen para eso.

Actualmente, un cobot de Universal Robots cuesta entre 20 y 35 mil euros con capacitación e instalación gratuita. Eso los pone fuera del alcance de la gran mayoría de las pymes, pero en unos años, con más competencia en el país, tal vez sean más accesibles. Para las empresas que fabrican grandes cantidades de productos diferentes, esta es una buena inversión.

Regresando a lo que cuestan los cobots, hay una buena noticia. El retorno de inversión se consigue en menos de dos años; en algunos casos, tan solo tres meses. Con un potencial de crecimiento de mercado de 50% en México, te conviene empezar a ver cómo implementarlos en tu negocio.

 

Ya que estás aquí, lee los 7 pasos para hacer la mejor transformación digital en recursos humanos.

 


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

15 octubre, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar

16 intuiciones sobre creatividad para que desarrolles tu inventiva

becas de amlo afectan al empleo

Las becas de AMLO afectan al empleo formal de abril

significado de colores en las empresas

Significado de los colores en los negocios

wework busca ser dueño de los inmuebles

¿Por qué WeWork busca ser dueña de los inmuebles donde está?