Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

Cómo aplicar en tu negocio las enseñanzas de Paul M. Romer, Nobel de economía 2018

nobel, nobel economia, economia, paul roder, negocios inteligentes, conocimiento, crecimiento
8 octubre, 2018

Algunas de las ideas del ganador del Premio Nobel de economía, Paul M. Romer, son la receta de la innovación que pueden hacer la diferencia en tu empresa, o tu carrera.


La Real Academia de las Ciencias de Suecia anunció hoy a los ganadores del Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel (Nobel de economía para los amigos): William Nordhaus y Paul M. Romer. La aportación de Nordhaus fue integrar el cambio climático en análisis de modelos macroecónomicos de larga duración. Lo que hizo Paul M. Romer nos interesa más en Negocios Inteligentes porque es más aplicable al día a día de una empresa. ¿Por qué? Porque la innovación es una necesidad básica de cualquier emprendedor, y aún más si está involucrada la tecnología. Aquí te traemos algunos aportes del Nobel de economía que puedes aplicar en tu negocio.

El crecimiento no viene del dinero, sino del conocimiento

Parece una frase de Facebook de tu tía, pero es uno de los pilares de la teoría de Romer. Imaginemos todo el trabajo que se necesita para conseguir un solo barril de petróleo. Exploraciones, excavaciones, infraestructura, etc. Cuando se consigue ese primer barril, hay menos petróleo en el mundo, por lo que encontrarlo es más difícil y caro; así que al proceso que acabamos de imaginar, hay que sumarle que cada vez hay más demanda por menos producto. Entonces, la economía basada en extracción de recursos tiene cada vez menos ganancias.

Romer va un poco contra esta teoría tradicional. Él dice que el conocimiento es la base del crecimiento de las naciones. Entonces, en una economía de información, conocimiento o tecnología, las ganancias son cada vez mayores. Por ejemplo, en lugar de petróleo, imaginemos el código de un software. Tal vez al principio se gasten millones en investigación y trabajo, pero cuando se termina, seguir añadiendo, modificando y creando a partir de él tiene costos mínimos. Ese mismo software puede enviarse a todo el mundo a través de internet sin ningún esfuerzo. Además, según Romer, mientras más descubrimos, nos hacemos mejores en el proceso. Así, el conocimiento se construye sobre sí mismo.

La disrupción no es un cuento, sino un recurso

Un efecto colateral de la economía de información son los monopolios. En el ejemplo del software, Microsoft es la referencia básica. Crean un programa inicial por una cantidad exorbitante, y luego la distribuyen por 50 centavos la copia, o lo que cueste copiarla en un diskette (la teoría ya tiene unos años). Pero, aunque una empresa tan grande controle gran parte del mercado, siempre hay otras maneras de competir. En lugar de intentar entrar al mercado con el mismo producto pero más barato, las otras empresas pueden enfocarse en algo nuevo y mejor para un público reducido. Lo disruptivo se vincula con un producto o servicio que se ofrece a un sector olvidado por las compañías grandes.

…y los recursos tienen plusvalía

El crecimiento económico ocurre cuando se toman recursos y se acomodan de una manera más valiosa. Es el mismo proceso que pasa en la cocina: ingredientes baratos se combinan en diferentes cantidades para lograr un platillo mucho más caro que la suma de sus ingredientes. Para lograr un crecimiento aún mayor, se necesita renovar las recetas. Es decir, la innovación está en los procesos y la forma de conseguir el valor de los recursos, no en más recursos ni en las mismas fórmulas viejas.

Tú puedes aplicar esto en tu negocio. Romer habla de la persistencia de pobreza en países poco desarrollados. Según la teoría tradicional, esto se debe a que no tienen recursos o capital para sacar valor de ellos. Pero él da el ejemplo de Japón después de la Segunda Guerra Mundial, que tenía muy pocos recursos y sigue sin tenerlos ahora. Con esto, es evidente que las ideas y no los objetos son las que están en escasez. Aquí habla de educación para la población y de que el gobierno proteja las ideas privadas para que se usen dentro del país. Entonces, con el conocimiento que se ha generado por años y un enfoque en innovación, los japoneses lograron colocarse en la cima económica mundial. Como prueba de esto, existe el método kaizen.

Las ideas más importantes

No son las que mejoran procesos de recursos, sino las que se enfocan en optimizar la transmisión de otras ideas. Por ejemplo, en Inglaterra del siglo XVII se inventaron las patentes y el copyright para proteger el derecho intelectual de las empresas. Actualmente, las empresas fintech, las que trabajan en la nube, etc. son las que están creciendo más, y se debe a que su negocio se basa en ideas, no en productos. Si puedes encontrar lo mismo en tu sector, habrás dado con la clave del crecimiento.

 

Aquí puedes leer sobre otros temas explicados por el mismo Paul M. Romer.

Si no quieres ganar un Nobel en economía, ya puedes ser influencer con título universitario.


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

8 octubre, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
Unicornio sobre fondo rosa y flores de color azul.

Estas 3 empresas serán las próximas empresas unicornio

negocios inteligentes, amlo, salario mínimo, informalidad

¿Por qué hay que estar orgullosos de ser vendedores?

Cómo funciona el Hot Sale y qué empresas lo pueden aprovechar este año

Cómo funciona el Hot Sale y qué empresas lo pueden aprovechar este año

16 intuiciones sobre creatividad para que desarrolles tu inventiva