Cómo convertir tu negocio en franquicia

franquicia, negocios inteligentes, franquiciante, franquiciatarioFoto: Shutterstock

Convertir tu negocio en franquicia puede ser una de las formas más rápidas de crecer. Si lo estás considerando, aquí te decimos los pasos legales y los requisitos para lograrlo.


Hemos escuchado incontables veces que una franquicia es un modelo de negocio que puede atraer mayores beneficios financieros; puede deberse a que su sistema permite expandirse por varias zonas sin que cada sucursal dependa directamente del creador de la marca. A pesar de ello, es el fundador quien recibe el reconocimiento y una cantidad considerable por cada persona que se suma como franquiciatario.

Tal vez por eso tienes la idea de convertir tu negocio en franquicia, pero no es algo que suceda de la noche a la mañana, para ello debe existir una serie de requisitos que se deben cumplir.



Cubre lo básico

Registra tu marca (incluyendo el logotipo y eslogan), crea un manual que detalle la imagen que debe respetarse, archiva los inventarios, así como las inversiones y cada gasto que se realizó; busca proveedores que sean locales, crea un reglamento interno (en el cual especifiques si llevarán los empleados uniformes o no, limpieza, horarios, etc.) y desarrolla programas de capacitación.

Conoce a tu negocio y mejóralo

  • Empieza por el concepto: Crear un concepto hará que tu negocio se adapte a tus gustos o a las necesidades de tus clientes, de una forma original y previendo que no se salga de ese margen.
  • Plantea objetivos: Hará que determines lo que esperas de tu franquicia y ayuda a entender el negocio a próximos franquiciatarios.
  • Estructura un modelo de negocio: Se trata de un modelo financiero que se adapte a tu negocio, gracias a él plantearás puntos como cuota inicial, regalías, capital de trabajo e inversión . A su vez te brindará certeza sobre la disposición que hay en el negocio y los cambios que debes hacer en él; también ayudará a establecer un marco que deben respetar los franquicitarios.
  • Investiga el mercado: Entiende que lo más importante es el cliente y por ello debes tener la seguridad de que tu servicio o producto tendrá éxito.

Cumple con toda la parte legal

No importa que tengas el mejor negocio, si no cumples con lo legal todo habrá sido en vano.

  • Inscribe ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) una licencia de uso o una franquicia de marca: Se necesitarán documentos como la solicitud de de inscripción de licencias de uso o franquicia, el cual otorga la página del gobierno y demás documentos que se indican en la misma; el costo es de $331.70 y permite hacer el trámite en línea, buzón en línea o por correo.
  • Haz el Circular de Oferta de Franquicia (COF): Según el artículo 65 del Reglamento de la Ley de la Propiedad Industrial, debe incluir información técnica, económica y financiera del negocio, como la antigüedad de la empresa; también deben encontrarse los derechos de propiedad industrial, la estimación de los montos y conceptos de los pagos que el franquiciado deberá cubrir y la asistencia técnica que se va a prestar. También debe entregarse 30 días de antelación a la firma del contrato (según la disposición del artículo 142 de la Ley de Ley de la Propiedad Industrial).
  • Asegúrate de brindar conocimientos y asistencia técnica: Así lo dispone el artículo 142 de la Ley de la Propiedad Industrial. En este punto se aconseja crear manuales que proporcionen ayuda técnica a los franquiciatarios,
  • Genera un contrato bien hecho: Para que el documento cuente con todo lo que sea necesario debe establecer las regalías, vigencia, renovación, territorio, obligaciones de las partes, aspectos de la propiedad intelectual, penas convencionales, causales de término, solución de disputas y controversia.

Finalmente, un punto importante es considerar a los clientes. La Asociación Mexicana de Franquicias publicó que un factor clave para el éxito de estos negocios es lo que llamaron “valor de la marca”; se le dice así a la estrategia de presentar la marca de forma atractiva a los consumidores, pues serán ellos quienes generan posicionamiento y una relación que la mantendrá actualizada.

Sigue leyendo cuál es el secreto del éxito de las franquicias.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).



Deja un comentario








Cómo convertir tu negocio en franquicia

franquicia, negocios inteligentes, franquiciante, franquiciatarioFoto: Shutterstock

Convertir tu negocio en franquicia puede ser una de las formas más rápidas de crecer. Si lo estás considerando, aquí te decimos los pasos legales y los requisitos para lograrlo.


Hemos escuchado incontables veces que una franquicia es un modelo de negocio que puede atraer mayores beneficios financieros; puede deberse a que su sistema permite expandirse por varias zonas sin que cada sucursal dependa directamente del creador de la marca. A pesar de ello, es el fundador quien recibe el reconocimiento y una cantidad considerable por cada persona que se suma como franquiciatario.

Tal vez por eso tienes la idea de convertir tu negocio en franquicia, pero no es algo que suceda de la noche a la mañana, para ello debe existir una serie de requisitos que se deben cumplir.



Cubre lo básico

Registra tu marca (incluyendo el logotipo y eslogan), crea un manual que detalle la imagen que debe respetarse, archiva los inventarios, así como las inversiones y cada gasto que se realizó; busca proveedores que sean locales, crea un reglamento interno (en el cual especifiques si llevarán los empleados uniformes o no, limpieza, horarios, etc.) y desarrolla programas de capacitación.

Conoce a tu negocio y mejóralo

  • Empieza por el concepto: Crear un concepto hará que tu negocio se adapte a tus gustos o a las necesidades de tus clientes, de una forma original y previendo que no se salga de ese margen.
  • Plantea objetivos: Hará que determines lo que esperas de tu franquicia y ayuda a entender el negocio a próximos franquiciatarios.
  • Estructura un modelo de negocio: Se trata de un modelo financiero que se adapte a tu negocio, gracias a él plantearás puntos como cuota inicial, regalías, capital de trabajo e inversión . A su vez te brindará certeza sobre la disposición que hay en el negocio y los cambios que debes hacer en él; también ayudará a establecer un marco que deben respetar los franquicitarios.
  • Investiga el mercado: Entiende que lo más importante es el cliente y por ello debes tener la seguridad de que tu servicio o producto tendrá éxito.

Cumple con toda la parte legal

No importa que tengas el mejor negocio, si no cumples con lo legal todo habrá sido en vano.

  • Inscribe ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) una licencia de uso o una franquicia de marca: Se necesitarán documentos como la solicitud de de inscripción de licencias de uso o franquicia, el cual otorga la página del gobierno y demás documentos que se indican en la misma; el costo es de $331.70 y permite hacer el trámite en línea, buzón en línea o por correo.
  • Haz el Circular de Oferta de Franquicia (COF): Según el artículo 65 del Reglamento de la Ley de la Propiedad Industrial, debe incluir información técnica, económica y financiera del negocio, como la antigüedad de la empresa; también deben encontrarse los derechos de propiedad industrial, la estimación de los montos y conceptos de los pagos que el franquiciado deberá cubrir y la asistencia técnica que se va a prestar. También debe entregarse 30 días de antelación a la firma del contrato (según la disposición del artículo 142 de la Ley de Ley de la Propiedad Industrial).
  • Asegúrate de brindar conocimientos y asistencia técnica: Así lo dispone el artículo 142 de la Ley de la Propiedad Industrial. En este punto se aconseja crear manuales que proporcionen ayuda técnica a los franquiciatarios,
  • Genera un contrato bien hecho: Para que el documento cuente con todo lo que sea necesario debe establecer las regalías, vigencia, renovación, territorio, obligaciones de las partes, aspectos de la propiedad intelectual, penas convencionales, causales de término, solución de disputas y controversia.

Finalmente, un punto importante es considerar a los clientes. La Asociación Mexicana de Franquicias publicó que un factor clave para el éxito de estos negocios es lo que llamaron “valor de la marca”; se le dice así a la estrategia de presentar la marca de forma atractiva a los consumidores, pues serán ellos quienes generan posicionamiento y una relación que la mantendrá actualizada.

Sigue leyendo cuál es el secreto del éxito de las franquicias.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).



Deja un comentario