Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Cómo es que la productividad no siempre fue el objetivo de las empresas

La productividad no siempre fue el objetivo final de todas las empresas
5 agosto, 2019

Aunque ahora parece que todas las políticas de las empresas están encaminadas a mejorar la producción, no siempre fue así.

Actualmente, parece que todo está pensado para mejorar la productividad en el trabajo. La temperatura correcta de la oficina puede hacerte escribir más rápido, los colores de las paredes pueden hacer que te enfoques, entre otros pequeños cambios en el entorno. Pero algo que las empresas parecen olvidar es que el empleado necesita el tiempo para simplemente no hacer nada; alejarse del trabajo porque sí y no para aumentar la productividad.

Por ejemplo, en los debates de los candidatos demócratas en Estados Unidos, todo el tiempo hablan de crear más empleos y mejorar la productividad. Pero nadie habla sobre el tiempo que debe destinarse al trabajador para que haga cualquier otra cosa. Los candidatos pueden decir que se debe mejorar la educación, que se deben ofrecer prestaciones para padres y de salud, pero, al final, el objetivo de todo esto es el mismo: aumentará la producción de la empresa.

La productividad no siempre fue la reina

Pero esto no siempre ha sido así. A inicios del siglo pasado, se tomaron acciones a nivel legislativo para limitar el número de horas por jornada que las empresas podían exigir a los empleados. Y no solo se trataba de ofrecer el tiempo al empleado para desconectarse, sino de ofrecer formas de hacerlo. Por ejemplo, en esos tiempos en Estados Unidos, la prioridad, políticamente hablando, de muchos candidatos era crear espacios públicos como parques, pero sin pensar en su utilidad inmediata en términos económicos.

Después, los papeles cambiaron. A mitades del siglo pasado, cuando la publicidad empezó a tomar un papel importante, los gobiernos dejaron de preocuparse por ofrecer esos espacios y se enfocaron únicamente en el crecimiento económico. En su lugar, las empresas se dieron cuenta de que para atraer más clientes, debían ofrecer algo más que el producto. Ahora el gobierno se encarga de ofrecer las condiciones para que la economía crezca. Mientras tanto, las empresas ofrecen los recursos para que el trabajador se desconecte.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Por qué el estrés no es bueno para la productividad en tu empresa?


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes), y a nuestro canal de YouTube.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

5 agosto, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Morena quiere cobrar derecho de agua a los agricultores [Agenda Inteligente]

El caso es en el que mejor odiar a tu jefe

Es mejor odiar a tu jefe que ser ambivalente hacia él

Carlos Slim invertirá $120 mil millones en sexenio de AMLO [Agenda Inteligente]

Coparmex se amparará contra ley antifactureras [Agenda Inteligente]