Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

¿Cómo funcionan las firmas reparadoras de deuda?

¿Cómo funcionan las firmas reparadoras de deuda?
18 marzo, 2020

¿Sabes qué son las firmas reparadoras de deuda?, ¿puedes confiar en ellas? Te lo decimos.

Si tienes una deuda o estás en el Buró de Crédito, tal vez has escuchado hablar de las firmas reparadoras de deuda. Hay algunas famosas como Resuelve tu Deuda, Cura Deuda o Control de Deuda que siguen una regulación internacional, y otras cientos que son informales y se aprovechan de la ignorancia de sus clientes. Para que no te vayas con la finta, te decimos qué son y qué hacen.

¿Qué son las firmas reparadoras de deuda?

Son empresas que funcionan como intermediarios entre el deudor y el acreedor. Idealmente, ofrecen al deudor alternativas o estrategias para saldar sus deudas. También lo ayudan a liquidar o renegociar su adeudo a cambio de una comisión.

Estas firmas negocian directamente con el acreedor para reducir la deuda hasta un 50%. Para esto, el deudor debe someterse a un plan de ahorro mensual donde dedica una parte de su ahorro a saldar la cuenta.

¿Cómo funcionan?

En términos generales, el proceso por el cual un deudor se acerca a una firma es algo así:

  • El cliente tiene una deuda que ya no puede pagar.
  • El acreedor demanda el pago de la deuda y empieza un proceso de recuperación.
  • En este punto, el cliente contacta a una de estas firmas.
  • Las firmas negocian la liquidación de la deuda con el acreedor. Para esto, el cliente debe someterse a un plan de ahorro mensual.
  • Al final, el acreedor no recuperará todo el dinero, pero sí una parte.
  • El cliente paga una comisión a la firma. Normalmente, se paga el 0.6% mensual sobre el monto de la deuda ingresada. Al final también se paga un 15% sobre el monto de la deuda negociada.
  • El cliente ya no tiene deudas, por lo que puede conseguir un crédito nuevamente.

Idealmente, todas las firmas deberían funcionar de esta manera. El problema es que en México se juntan tres situaciones importantes: la desinformación, la falta de un marco legal y firmas informales. Con esto se genera una gran desconfianza sobre este tipo de empresas.

¿Puedes confiar en ellas?

Todo depende de la empresa que contactes. Si se trata de una empresa constituida y regulada, no hay ningún problema. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), las informales suelen cometer fraudes y otros delitos.

En México, no existe legalmente la figura de la “reparadoras de deuda”. Es decir, no hay ninguna regulación. Las empresas legales suelen seguir reglas internacionales, lo que da garantía a sus clientes. Pero al no estar reguladas, no puedes presentar quejas ante la autoridad en caso de que algo salga mal.

Antes de acercarte a estas empresas, la Condusef recomienda seguir estos pasos:

  • Negociar directamente con el acreedor.
  • Establecer un plan de pagos fijos.
  • Consolidar las deudas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESASR:

¿Cómo está eso de que estar en el Buró de Crédito tiene ventajas?


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

18 marzo, 2020
¿Qué opinas?
Te puede interesar

El coronavirus es una oportunidad esperando a ser aprovechada

El discurso en un patio vacío. ¿A quién le hablaba AMLO el domingo?

Lo que AMLO no cumplió en el plan para apoyar las Pymes por COVID-19

Funciones de Instagram que aumentarán tus ventas