Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

Conduce a tu equipo de la competencia a la colaboración

trabajo en equipo, negocios inteligentes,
11 abril, 2018

Nuestra columnista Patricia Carmona te da claves para transformar la cultura adversarial de tu empresa en un ambiente colaborativo.


Solemos identificar el avance en nuestras carreras con prevalecer en una competencia y llegar a ese lugar donde se toman las decisiones. Se supone que esto muestra quién es más capaz y cuenta con mejores habilidades.

Esta cultura de competencia se ha alentado históricamente en el ámbito laboral, pues se piensa  que puede “sacar lo mejor” de cada contendiente, y de paso, beneficiar a la empresa. Lo que hemos aprendido al tomar en cuenta métricas que valorizan los resultados económicos y humanos en el mismo nivel de prioridad, es que esta cultura es nociva y debe evitarse para favorecer un clima organizacional armonioso.

Es muy  probable que no lo hayamos notado antes porque nuestra conversación acerca del poder está viciada desde el inicio. La mayoría de las personas ha aprendido a conceptualizar el poder como un juego suma cero, es decir, una situación en la que si alguien gana, por fuerza, su contraparte tiene que perder. Esta creencia afecta cualquier aspecto de las relaciones humanas, entre ellas, las que se dan en el espacio laboral.

Si las únicas opciones que tenemos en nuestro vocabulario son ganar o perder, y obviamente queremos ser quienes ganen, es más probable que nos involucremos en conflictos, que estos escalen fuera de proporción y que sea más difícil encontrar una solución. Es lo que sucede al alentar la cultura adversarial.

De la suma cero a la suma positivo

Parte del problema es que discutimos poco acerca del poder. Por un lado, se le codicia, y por otro, se le estigmatiza, pero no solemos abordar el tema.

El poder, si así lo intencionamos, es una fuerza vital que nos permite llevar a cabo nuestros proyectos, como emprender, por ejemplo. Es la energía que le invertimos a lograr nuestras metas y la que nos impulsa a ser quienes queremos. También, desafortunadamente, puede ser la fuente de conflictos y un medio para abusar de las personas.

Cambiar la perspectiva al poder suma positivo -en el que todas las partes pueden obtener ganancia- significa salir de la lógica de la competencia y el conflicto, y entrar a la de construir en colaboración y generar soluciones compartidas para todo el grupo.

Los costos de la cultura adversarial son cada vez más claros en todos los ámbitos. En el ámbito personal redunda en daños a la salud causados por el estrés; para las organizaciones es sinónimo de relaciones laborales tensas y lo que estas producen en los resultados, incluso socialmente: la marginación y la violencia están dadas desde este paradigma. ¿Razón suficiente para cambiar? Definitivamente sí.

Cómo impulsar la suma positiva en tu empresa

Para conseguir un cambio de estas dimensiones, la colaboración debe formar parte de los valores institucionales y, sobre todo, de sus prácticas, a las que todo el equipo debe alinearse. Para ello:

  • No le temas al conflicto. Una organización en la que no existe diversidad de pensamiento o enfoques no está beneficiándose de la creatividad. La clave está en las reglas que seguimos para resolver los desacuerdos, para que premie el respeto a las personas.
  • Las emociones son bienvenidas en la oficina. La cara de póquer no deja que nadie te conozca y por lo consecuente no pueden confiar en ti, lo que es básico para alcanzar una cultura colaborativa. Nuestra faceta personal -lo que te apasiona y te quita el sueño- también es un activo para la empresa.
  • Integra la colaboración a los procesos de tu organización. Institucionalizar, es decir, integrar formalmente a los procesos ayuda a que sea un valor reconocido y recompensado al interior, lo que sienta un precedente de las expectativas que se tienen de cada colega. Como en todos los casos, de poco sirve hablar de la importancia del trabajo en equipo si en los hechos existe hostilidad, así que hay que predicar con el ejemplo.

¿Qué entorno quieres fomentar para tu equipo? ¿Patrones tóxicos o un círculo virtuoso?


Patricia Carmona Hernández es coordinadora de posicionamiento público en @GENDESAC, organización de la sociedad civil dedicada a promover la igualdad de género y erradicar la violencia contra las mujeres desde el trabajo con hombres. En Twitter: @blu.

Negocios Inteligentes es un medio plural que admite puntos de vista diversos. En tal sentido, la opinión expresada en esta columna es responsabilidad sólo del autor.

Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista(novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).

11 abril, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
Hombre tomando una decisión

Cómo establecer metas claras: aprovecha el método SMART

ciudad conectada

Slim dará wifi gratis en la CDMX, por medio de 13,000 postes urbanos

El misterioso caso de ProMéxico: desapareció pero sigue contratando

Cómo Liverpool busca más ingresos con clientes de Suburbia, empresa que adquirió en 2016