Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

3 criterios fundamentales para enviar tus productos por internet

negocios inteligentes, envíos, shipping, amazon
27 noviembre, 2018

Tus productos son fabulosos, lo sabemos. Pero caer en equivocaciones al realizar tus envíos puede tener las peores consecuencias. Aquí te traemos tres consejos expertos para que le pierdas el miedo al envío de tu mercancía.


Ante la ausencia de una tienda física, vender por internet crea un vínculo de confianza entre tu marca, tus productos y el comprador que, si lo sabes aprovechar, puede ser muy duradero. Es decir, te puede ayudar a ganar mucho dinero. Los vendedores más experimentados identifican tres puntos fundamentales en los que no puedes fallar:

Cuánto te cuesta enviar es parte del negocio

El riesgo de que algún cliente se sienta insatisfecho con el producto que le enviaste es alto. Y cobrar por la devolución no es una buena idea. Por eso es importante que los costos globales de los envíos sean parte de todo el negocio, no los consideres de manera individual.

En algunos pedidos pequeños, el envío devorará tus ganancias. Por eso, en lugar de enfocarte en cada uno de ellos, procura que en el balance global este gasto sea rentable. Piensa en balances semanales o mensuales, no en cada producto u orden.

El empaque también es el producto

Tu marca también está en tus empaques de envío. ¿Recuerdas la sonrisa que te saluda cada vez que recibes algo que compraste en Amazon? Tu caja es la primera impresión que le das a tu cliente.
No caigas en la tentación de utilizar cajas que no estén debidamente identificadas. Muchos nuevos empresarios digitales reutilizan cajas viejas. Ésa es una señal de poco profesionalismo.

Si gastar 10 pesos en una caja aumenta las posibilidades de obtener una segunda orden de esos clientes, ¿la comprarías?

Pesa tus productos

Puede parecer una obviedad, pero realizar envíos por paquetería implica dinero, mucho dinero. Debes tener en cuenta que el peso de tu producto puede no ser el peso final del envío. El ejemplo clásico de esto es la cristalería. Cada producto puede ser ligero, pero su fragilidad te obligará a empacar con sumo cuidado, con almohadas de aire, plástico burbuja y otras consideraciones como utilizar cajas de cartón corrugado muy resistentes. Y todo esto aumenta el peso de tu envío. Por tal razón es fundamental saber cuánto pesan tus productos en almacén y cuánto pesan al estar listos para enviar.

El otro ejemplo tiene que ver con ropa de cama. Se trata de productos igualmente ligeros, pero voluminosos. Algunas empresas de logística podrían aplicar cargos por volumen, basados en algo que se conoce como peso dimensional y suele cobrarse como el peso promedio de un paquete de aproximadamente el mismo tamaño. Cuidado.

 

Sigue leyendo 4 consejos para entrarle al e-commerce.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista(novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

27 noviembre, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
3 consejos para que tu marca sea memorable

3 consejos para que tu marca sea memorable

Mujeres en Japón exigen su derecho de usar lentes en el trabajo

Mujeres en Japón exigen su derecho a usar lentes en el trabajo

El caso Pilar Sicilia y cómo no se debe de resolver una crisis de reputación en los negocios

¿Qué quieren tus empleados? Un estudio de 11 millones de personas te lo dice

¿Qué quieren tus empleados? Un estudio de 11 millones de personas te lo dice