Saltar al contenido

COVID-19 e influenza: cuando dos epidemias letales se juntan

marzo 26, 2022
COVID-19 e influenza: cuando dos epidemias letales se juntan

Sí de por sí aún vivimos bajo la amenaza de contraer el COVID-19, ahora con la llegada del otoño y los constantes cambios de temperatura, se incrementa la posibilidad de contraer infecciones respiratorias más comunes, como la influenza estacional. 

Hace más de una década, para ser precisos  el 11 de junio de 2009, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a la influenza A-H1N1 como una pandemia mundial tras haberse registrado más de 30 mil casos en 74 países diferentes. En México dejó más de mil muertos. 

Ahora, con la presencia del SARS-CoV-2, desde el mes pasado la Secretaría de Salud ha recomendado a los ciudadanos aplicarse la vacuna contra la influenza estacional para disminuir el riesgo de contraer la enfermedad respiratoria.

Los síntomas más comunes de influenza son, al igual que el COVID-19, fiebre arriba de 38°C, tos y dolor de cabeza. Ambas enfermedades afectan más a las personas mayores con ciertas afecciones crónicas cardíacas y pulmonares.

Vacunarse sí o sí, dicen los expertos

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendaron a la población vacunarse contra la influenza, incluyendo a bebés de 6 meses en adelante. Maria Van Kerkhove, líder técnica de la OMS para el COVID-19, explicó que el Sistema Global de Vigilancia y Respuesta a la Influenza se está utilizando tanto para la gripe como para el nuevo coronavirus. Este sistema recopila muestras de todo el mundo de personas con enfermedades respiratorias graves o similares a la gripe para realizar pruebas de virus como la gripe.

Dado que podría resultar complicado distinguir de inmediato entre una infección por COVID-19 o una por gripe, se necesitarán pruebas. “Podría complicar el cuadro clínico, pero para la influenza sí existen herramientas”, dijo Van Kerkhove. “Por lo tanto, es realmente muy importante que cuando la vacuna esté disponible para la gripe, la gente se la ponga”.

En muchos países continúan realizando pruebas de detección de la influenza. En las últimas dos semanas la OMS analizó casi 300.000 muestras de influenza. Sólo 37 dieron positivo para el virus, “por lo que parece que la circulación de la gripe es baja”. informó  Van Kerkhove.

Carlos Sandoval, investigador de tiempo completo en el Instituto de Biotecnología (IBT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que la influenza está por llegar a México, lo cual es un riesgo agregado a la crisis del coronavirus, informaron diarios nacionales.

El investigador refirió que para el tratamiento de la influenza existen medicamentos aprobados y que se ha demostrado que sí funcionan; además, se cuenta con una vacuna que la previene. Sin embargo, Sandoval agregó que los efectos que produce la vacuna no son instantáneos. La vacuna tarda de una o dos semanas en generar una respuesta inmune capaz de proteger contra la enfermedad. “Debes vacunarte un mes antes de que entremos en el periodo de influenza”, aseveró Sandoal 

Esta enfermedad puede presentarse en formas graves, problemas respiratorios cuyas consecuencias en ocasiones son letales. Además, las personas infectadas con síntomas graves pueden ser hospitalizadas en donde exista concentración de personas con COVID-19 y representar un riesgo mayor.

Hacer caso omiso de la vacuna: más casos por influenza 

De acuerdo con la OMS se estima que hay mil millones de casos de gripe anualmente en todo el mundo, de los cuales de 3 a 5 millones son casos graves, lo que resulta en hasta 650.000 muertes respiratorias relacionadas con la gripe, según la Estrategia Mundial Contra la Influenza de la OMS para 2019-2030. 

La influenza es una de las 10 principales causas de muerte en Estados Unidos anualmente. Desde octubre de 2019 hasta el 4 de abril de 2020, los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que hubo hasta 56 millones de casos de influenza, 740.000 hospitalizaciones y hasta 62.000 muertes por influenza.

En México durante la temporada de influenza estacional 2019-2020, se reportaron 269 fallecimientos por influenza y cinco mil 124 casos, de acuerdo con información de la Dirección General de Epidemiología. Del total de casos registrados, dos mil 619 correspondieron al subtipo viral H1N1, mil 232 a influenza B, mil 147 a H3N2 y 126 a influenza A.

Anualmente México registra 30 mil fallecimientos por influenza o neumonía indicó el doctor Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud durante la conferencia de prensa del pasado 16 de agosto.

Demanda hospitalaria

Aunque la influenza es un padecimiento menos agresivo que el coronavirus, un brote importante de gripe no solo saturaría a los hospitales este otoño e invierno, sino que también impactaría seriamente en la salud de una persona que podría contraer ambas enfermedades.

De acuerdo a un artículo de la revista Scientific American la mayor preocupación de los epidemiólogos en Estados Unidos es el posible escenario de enfrentarse a dos epidemias al mismo tiempo y que esto podría acelerar la crisis como ninguna otra. Otro escenario que preocupa es que el sector salud al estar presionado por la crisis actual, aunado a un incremento en la demanda de servicios médicos puede llevar los sistemas de atención médica al colapso. 

“Algunos estados están planificando una capacidad adicional en los hospitales para tratar ambas enfermedades”, dice Marc Lipsitch, epidemiólogo de la Universidad de Harvard. Además los pacientes que no pudieran ingresar al hospital por cualquiera de las dos enfermedades, se convertirían en focos de infección para sus círculos sociales. Este escenario agravaría las estadísticas de infección por ambos padecimientos.

Por su parte, México es el tercer país del mundo con más muertes a causa de la COVID-19, por detrás de Estados Unidos y de Brasil. Este viernes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que la magnitud de la epidemia está subestimada en el país y una de las principales razones es el bajo número de pruebas de diagnóstico que se realizan.

“Los test son limitados con 3 por cada 100 mil personas por día, que se puede comparar con más de 150 por cada 100 mil personas en Estados Unidos”, afirmó a medios de comunicación el director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

En cifras generales, en la República Mexicana van 560 mil 164 casos positivos de COVID-19, con 60 mil 480  personas fallecidas según las cifras más recientemente presentadas por la misma Secretaría de Salud del Gobierno de México, correspondientes al corte del 23  de agosto de 2020.

¿Qué hay de las vacunas contra la influenza en México?

El 22 de julio de 2020, Olivia López Arellano, secretaria de salud de la Ciudad de México, confirmó que el gobierno de la capital recibirá un millón 800 mil vacunas para la temporada de influenza de 2020. El gobierno capitalino planea realizar una jornada de vacunación intensiva desde el 15 de octubre para disminuir el riesgo de que la temporada de influenza, que suele correr de octubre a marzo, coincida con la contingencia sanitaria por COVID-19.

De acuerdo a una infografía el IMSS dio a conocer, las personas más vulnerables a dicho padecimiento, que deberán vacunarse y son: niñas y niños de seis meses a cuatro años; adultos de más de 60 años; personal de salud; mujeres embarazadas; personas con VIH/sida; diabetes; asma, cáncer o cualquier enfermedad que disminuya las defensas.

TE PUEDE INTERESAR:

Las razones económicas del respaldo de Carlos Slim a la vacuna contra el COVID-19  en Latinoamérica 

¿Por qué la vacuna rusa no fue la cura que todos esperabamos contra la pandemía de Covid-19?