Saltar al contenido

Cuidado: hay defraudadores que aprovechan la pandemia para ofrecer créditos falsos

marzo 26, 2022

En las últimas semanas, cuatro Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, Entidades No Reguladas (SOFOMES, E.N.R.) y una Sociedad Financiera Popular (SOFIPO), que están debidamente inscritas en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) informaron a la Comisión Nacional para la Protección y la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) el uso fraudulento y suplantación de su nombre comercial. Los defraudadores incluso utilizaron algunos de sus datos fiscales o administrativos, con los cuales engañan a personas que buscan obtener un crédito “rápido” y “barato”.

A partir de esos incidentes, la Condusef emitió una alerta en la que denuncia que personas a través de redes sociales, llamadas telefónicas o correos electrónicos, están haciendo uso fraudulento y suplantación de empresas financieras. Estos individuos ofrecen supuestos créditos rápidos a cambio de cierta cantidad de dinero aprovechándose de la situación que se vive debido al coronavirus.

Las dificultades de un negocio empiezan cuando se escasea el efectivo y no resulta fácil encontrar un financiamiento. Inadvertidamente, muchos administradores son víctimas de estafadores cuando recurren a falsas vías de financiación.

“Los fraudes están a la orden del día y muchas personas son ‘presa fácil’, por ello es primordial que la población en general, especialmente quienes desean pedir un crédito, se informen y verifiquen la autenticidad de cualquier entidad financiera”, dijo Fernando Padilla Ezeta, presidente nacional de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (ASOFOM) a través de un comunicado. También advirtió que ninguna SOFOM pide dinero anticipadamente por concepto de comisiones o para “acelerar” el proceso.

Los fraudes de crédito exprés han ido en aumento durante la pandemia. Por ejemplo, de marzo a la fecha, la Condusef ha atendido más de 143 mil casos relacionados con asesorías y quejas, un incremento de más de 30% en contraste con el año pasado.

En esta tabla se muestran las cinco entidades financieras debidamente registradas ante la Condusef, cuya identidad ha sido suplantada:

 Fuente: Condusef 

¿Cómo detectar si estás ante una estafa?

  • Revisa con lupa cada detalle.

  • Los defraudadores utilizan información como razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa (logotipos) de las entidades financieras debidamente registradas y supervisadas, para hacerse pasar por ellas. Esta información es utilizada en documentos, contratos, publicidad, redes sociales, páginas de Internet apócrifas o anuncios en periódicos.

  • Nunca des dinero como anticipo

  • Los defraudadores ofrecen créditos inmediatos y con pocos requisitos, pero solicitan anticipos de dinero en efectivo o mediante depósito a una cuenta bancaria. Dicen que esto es con la finalidad de “apartar” el crédito, gestionarlo, adelantar mensualidades, pagar gastos por apertura o como fianza en garantía, generalmente por el equivalente al 10% del monto total del crédito solicitado. Evita contratar préstamos o créditos en los que tengas que dar anticipos, ni proporciones dinero antes del otorgamiento de un crédito, ya sea por concepto de seguro, comisión o gestión del crédito.

  • Una SOFOM no te contacta; tú acudes a ella

  • La población ha manifestado a la Condusef que personas que laboran en las empresas falsas los contactan vía telefónica o por redes sociales ofreciéndoles créditos con mensualidad de montos pequeños para hacerlos atractivos, sin embargo, cuando no reciben el crédito y ya pagaron los gastos exigidos, ya no los pueden localizar, o bien descubren que no trabajan para la Entidad Financiera que fue presuntamente suplantada. En cambio, tú puedes acudir a la SOFOM de tu elección.

  • Asegúrate de que la entidad financiera exista y tenga todo en regla

  • Cerciórate de que la Institución o Entidad Financiera esté registrada ante el SIPRES que administra la CONDUSEF. En caso de que la razón social contenga las siglas S.A. de C.V., asegúrate que esa empresa o entidad realmente exista. También puedes consultar su domicilio, página de internet y teléfonos ante la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO). Igualmente, puedes ingresar a la página web de ASOFOM, y en ella hallarás más de 190 SOFOM que cumplen con la regulación y son supervisadas por la Condusef y por la Comisión Nacional Bancaria de Valores.

  • No firmes nada ni entregues documentos personales

  • No des información de tus o datos de tarjetas de crédito o débito, ni realices operaciones a través de Facebook, WhatsApp, o cualquier otra red social si no investigaste que se trata de una entidad financiera. Asegúrate que las personas con las que contactas realmente laboren ahí. Y muy importante: no firmes ningún documento antes de leerlo completa y detalladamente.

    TE PUEDE INTERESAR:

    Cómo conseguir un préstamo sin tener trabajo

    ¿Cómo obtener un crédito en cuestión de horas para reiniciar tu negocio tras la cuarentena?