Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

¿De verdad el home office nos está haciendo más productivos que nunca?

9 septiembre, 2020

Hay indicios de que el experimento del trabajo en casa por causa de la pandemia no sólo llegó para quedarse, sino que algunas empresas realmente están pensando bajar los sueldos de la gente por ello.

El trabajo remoto llegó para quedarse. De hceho, seis de cada diez (64%) directores financieros de empresas en el país, consideran que ya que apostarán por esta medida cuando se decrete la vuelta a los centros de trabajo. Así lo detectó PwC en su sondeo COVID-19 CFO Pulse Survey México. No sólo eso, “los líderes de finanzas también acelerarán la automatización de sus compañías (60%), al tiempo que cambiarán sus medidas y requisitos de seguridad para proteger a sus trabajadores”, señala el reporte de la consultora. Pero, ¿realmente el trabajo a distancia brinda mejores resultados que el presencial?

Una nueva forma de trabajar

De acuerdo con Michael Wilmot, profesor en el Sam M. Walton College of Business, en un artículo publicado en la edición de agosto de American Psychologist, la pandemia “llevó a la desaparición de algunos mercados y negocios y a la creación de otros. (…) Cambiará el trabajo de manera fundamental, y esto desafió a las personas a aprender a trabajar de maneras dramáticamente diferentes a las anteriores generaciones”.

Wilmot citó estudios previos que concuerdan con el contexto de la pandemia, especialmente aquellos relacionados con el trabajo remoto, que han facilitado las tecnologías de la información (TIC), la tecnología y una conectividad más rápida a Internet. En este sentido, la COVID-19 simplemente aceleró una tendencia ya creciente.

Pero, ¿realmente somos más productivos en casa? Todo parece indicar que sí, o al menos así lo indica una investigación realizada por la Universidad de Cardiff y la Universidad de Southamptons. Los resultados de dicho informe se basan en tres encuestas en línea realizadas entre abril y junio del año presente a siete mil trabajadores que habían trabajado al menos una hora en la semana anterior a la entrevista y proporcionaron información sobre dónde trabajaron. El informe indica que el 88% de los empleados que trabajaron en casa durante el encierro desearían seguir trabajando en casa. También señalaron que tres de cada diez dijo que su productividad había caído.

Pese a ello, los datos de la encuesta también sugieren que es probable que el trabajo a domicilio aumente en lugar de reducir la productividad. Los empleados que se sentían más productivos mientras trabajaban en casa encerrados se encontraban entre los más interesados ​​en trabajar en casa cuando ya no se aplicaran las reglas de distanciamiento social. La Dra. Darja Reuschke, de la Universidad de Southampton, coautora del informe, dijo que si el home office se mantiene como una forma común de empleo, entonces existe una posibilidad “de repensar radicalmente nuestros centros urbanos como lugares de usos múltiples que se adaptan a diferentes tipos de usos económicos y no se construyen alrededor de carreteras rápidas que conectan los lugares de trabajo con los hogares”.

Sueldos más bajos

En el lado negativo, la posibilidad de la flexibilidad puede presentar riesgos frente a los salarios en un futuro inmediato. Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, ya ha planteado la idea de pagar menos a quienes trabajen a la distancia porque los gastos de transporte serían prácticamente innecesarios. De esta manera, Zuckerberg se prepara contra aquellos que, en el futuro, decidan quejarse, apunta USA Today. 

Una encuesta realizada desde Twitter a 717 personas por el analista Jeremiah Owyang situó a sus seguidores en un escenario en donde, si la empresa para la que trabajan les ofreciera la posibilidad de trabajar desde casa de forma indefinida, pero con una reducción de salario del 10%, ¿aceptarían o no? El 44% de los que respondieron en Twitter dijeron que aceptarían dicha reducción, mientras que el 56% dijo que preferirían seguir yendo a la oficina o bien, buscarían otro empleo.

Esta medida tomada por algunos, quizás no sea legal en nuestro país. Si bien muchos jefes establecieron convenios con los trabajadores para reducir jornadas o incluso salario en pro de evitar despidos, el experto en derecho laboral y socio del despacho Santamarina y Steta, Juan Carlos de la Vega, dijo a Forbes México que en tanto no haya existido una declaratoria de contingencia sanitaria por parte del Consejo de Salubridad o la Secretaría de Salud, los patrones no cuentan con un marco legal para reducir jornadas o salarios debido a la pandemia.

“La Ley Federal del Trabajo prevé desde 2012 un marco para cuando exista una pandemia y deba darse una indemnización por suspender la relación laboral, sin embargo requería una declaración de contingencia que no ocurrió. Ante esto, muchas de las empresas han modificado los términos y condiciones de sus relaciones laborales”, dice de la Vega al medio citado, y agrega: “El principio legal básico de las relaciones de trabajo es que se te pague una cantidad estipulada por cumplir con una jornada. Si el home office implica que sigo trabajando desde casa y cumplo los objetivos, entonces aplica un salario al 100%”.  

De acuerdo con el experto, la reducción de salarios en home office resulta ilegal, aunque algunas empresas han establecido acuerdos para desincentivar demandas por parte de los colaboradores. “No es legal, sin embargo, si el trabajador recibe su sueldo completo o incluso con intereses una vez pasada la emergencia sanitaria, no hay incentivos para generar una demanda”, concluye el abogado.

Beneficios y daños a largo plazo

En la Ciudad de México todos los días un ciudadano promedio pasa un mínimo de una hora en el tráfico. Si al trabajar desde casa se intercambia esta hora de desplazamiento, sin cambiar el tiempo dedicado al trabajo o reducir la producción, el resultado sería equivalente a un aumento del 13% en la productividad, asumiendo un trabajo de 38 horas. Esto de acuerdo con Eugenio Riveroll, CEO y fundador de SinTráfico, quien también platicó con Forbes México.

Si la mitad de la población activa lograra tal ganancia, equivaldría a un aumento del 6.5% en la productividad de la población activa en su conjunto, lo cual sería un beneficio a largo plazo pues se compensarán los costos económicos del cierre y muchos otros impactos de la pandemia, explica el sitio Phys.org. Además de ahorrar tiempo en los desplazamientos, los trabajadores también ahorran los costes monetarios de los desplazamientos y al menos parte del tiempo que dedican a prepararse para el trabajo.

Aunque este dato suene muy alentador, hay que tomar en cuenta que también esta medida dejará a algunos en desventaja, tal como lo indica un estudio de economistas de Harvard y de la Universidad de Nueva York, en el que se indica que, tras trabajar en casa, una persona pasa alrededor de 48 minutos más de tiempo al día conectada a su empleo.

Otro gran problema del home office es el “presentismo”, personas que trabajan en casa incluso cuando están enfermas” y la incapacidad de algunas personas para establecer límites entre el trabajo y el hogar. En el estudio de la American Psychologist, Wilmot apuntaba que la pérdida de conexión social y soledad afecta la productividad de muchos empleados, además a que son más propensos a abusar de sustancias. Por estos motivos sugiere a las empresas que implementen programas de asistencia a los empleados y contratar personal capacitado para reconocer los problemas de salud mental. También deben de mejorar los sistemas de evaluación y gestión del desempeño para las poblaciones que trabajan a distancia, por parte del equipo de recursos humanos.

Si el home office se vuelve una forma de empleo más común, para aquellos trabajadores que ven el contacto social en el trabajo como un beneficio adicional significativo, estarían perdiendo dicho beneficio; mientras que, para aquellos que valoran la privacidad o la separación del trabajo y la vida social obtendrán un beneficio.

 

TE PUEDE INTERESAR:

Razones por las que el home office llegó para quedarse cuando la cuarentena termine

¿Tienes una entrevista de trabajo “virtual”? Te tenemos malas noticias


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

9 septiembre, 2020
¿Qué opinas?