Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Debido a las restricciones de Estados Unidos, Huawei podría quedarse sin pantallas y quizás con menos que eso

10 septiembre, 2020

Estados Unidos está imponiendo más restricciones a Huawei en un intento por limitar el acceso de la empresa a los componentes electrónicos

Se espera que la unidad de display, o pantallas LCD, de Samsung Electronics y LG Display Co Ltd dejarán de suministrarlos a la línea premium de Huawei Technologies. Esto debido a las restricciones de Estados Unidos; así lo informó este miércoles el sitio surcoreano Chosun Biz. Mientras que Samsung declinó a hacer algún comentario, LG dijo en un comunicado que la medida estadounidense tendrá un impacto mínimo en la compañía debido a sus limitados envíos de paneles a Huawei, y agregó que continuará diversificando su base de clientes.

Pero esta historia tiene un trasfondo entre los antecedentes de Estados Unidos contra Huawei, y he aquí un breve repaso.

El recuento de una guerra comercial

En mayo de 2019, el Departamento de Comercio había prohibido la exportación de tecnología estadounidense a Huawei, calificando a la empresa china como una amenaza para la seguridad cibernética. Pese a la restricción, Estados Unidos tuvo que endurecer las reglas, pues Huawei había encontrado formas de seguir comprando componentes fabricados con tecnología estadounidense. Algunos ejecutivos de la industria dijeron que esas restricciones podrían asestar un golpe devastador a Huawei al aislarlo de la mayoría de los semiconductores del mundo, que son fundamentales para el funcionamiento de los dispositivos electrónicos. 

Sin embargo, la empresa china encontró formas de sortear las restricciones anteriores, pues compró las partes tecnológicas necesarias, fabricadas fuera de los Estados Unidos. Así, en mayo, el mismo Departamento de Comercio trató de cerrar ese vacío legal modificando sus regulaciones. Les comunicó a los fabricantes extranjeros de semiconductores, que si usaban equipos o software estadounidense para producir para Huawei, necesitarían de una licencia antes de poder vender. Pero en agosto de ese año, el Departamento volvió a Huawei y dijo a los fabricantes de chips que, aunque no estuvieran diseñando para Huawei, necesitaban una licencia en caso de saber que la empresa china pudiera usar sus productos.

“Esto mata a Huawei”, dijo un ejecutivo de la industria, hablando bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar con los reporteros. “Cualquier chip fabricado en cualquier parte del mundo por cualquier persona está sujeto a esto”. Cada chip del mundo en la práctica contiene tecnología de software estadounidense, reporta el sitio cwpro. El Departamento de Comercio dijo que la acción “evitaría los intentos de Huawei de eludir los controles de exportación estadounidenses para obtener componentes electrónicos desarrollados o producidos con tecnología estadounidense”. 

Días después, el departamento agregó 38 nuevas entidades de Huawei a la lista negra comercial, incluidas muchas de las subsidiarias de computación en la nube de Huawei en todo el mundo. Cualquier empresa que venda tecnología estadounidense a esas subsidiarias necesitará ahora una licencia del Departamento de Comercio. El Secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que las nuevas reglas emitidas por el Departamento reflejan un intento de cerrar las lagunas jurídicas e indicó que Huawei había “tratado continuamente de evadir” la lista negra con anterioridad. 

No todos están de acuerdo

La Semiconductor Industry Association (SIA), dijo no estar de acuerdo con las restricciones estadounidenses. “Estas restricciones sobre la venta de chips comerciales traerán una interrupción significativa a la industria de semiconductores en Estados Unidos, estamos sorprendidos y preocupados por el cambio repentino de la administración y de su enfoque más estrecho destinado a lograr los objetivos de seguridad nacional declarados mientras se limita el daño a las empresas estadounidenses”.

“Reiteramos nuestra opinión de que las ventas de productos comerciales no sensibles a China impulsan la investigación y la innovación de semiconductores aquí en Estados Unidos, lo que es fundamental para la fortaleza económica y la seguridad nacional de Estados Unidos”, agregaron. Además varias empresas tecnológicas estadounidenses presionaron a Trump para que permitiera a las empresas estadounidenses vender chips que Huawei usa para fabricar teléfonos celulares y otros dispositivos de consumo, argumentando que no representan una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Un analista dijo al sitio web Yicai Global que el Departamento de Comercio no ha definido claramente lo que significa “usar software o tecnología estadounidense”, además de que se necesita una mayor interpretación sobre si los fabricantes de chips, incluido Samsung, están incluidos en las restricciones o no. “Si Estados Unidos define el uso de tecnología como un 1%, entonces no solo las empresas de chips en Taiwán, sino también las empresas de la cadena de suministro en Japón y Corea del Sur se verán afectadas”, reporta el sitio.

Un aumento adicional de las tensiones bilaterales podría amplificar el impacto negativo sobre las empresas estadounidenses de semiconductores, así lo indica un informe de Boston Consulting Group, en el que se evalúa cómo estas fricciones pueden afectar a la industria de semiconductores de Estados Unidos, en dos posibles escenarios. El primero supone que se mantendrán los controles sobre las exportaciones de tecnología estadounidense a las empresas chinas, que actualmente están sujetas a restricciones estadounidenses, lo que perpetúa el status quo. El segundo escenario considera una escalada adicional que resulta en una interrupción completa del comercio de tecnología bilateral, lo que efectivamente disocia las industrias de tecnología de Estados Unidos y China.

Estas restricciones son otra señal de represión por parte de la administración de Donald Trump contra China, la cual se está acelerando en el período previo a las elecciones presidenciales, en las que Trump ha intentado distinguirse como el candidato más duro contra China. En agosto de 2020, Estados Unidos agregó más sanciones a la empresa china, por facilitar abusos de derechos humanos en la región de Xinjiang, advirtiendo así a los ejecutivos de prohibir además que TikTok opere en los Estados Unidos a menos que sea adquirido por una empresa estadounidense antes de la fecha límite por el mandatario estadounidense, que es el próximo 15 de septiembre.

A medida que aumentaron las tensiones diplomáticas y comerciales entre China y Estados Unidos, después de la pandemia del coronavirus, la administración Trump se movió para apuntar a los conglomerados tecnológicos chinos, incluidos Tencent, ByteDance y ZTE. Ahora está limitando aún más el acceso de software y tecnología estadounidense a Huawei.

 

TE PUEDE INTERESAR:

Todo lo que debes de saber sobre la guerra de Fortnite contra Apple

TikTok vs Reels y la batalla por la supremacía de las redes sociales


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

10 septiembre, 2020
¿Qué opinas?