Saltar al contenido

El cártel de la comida que alimenta a millones de mexicanos

marzo 26, 2022
El cártel de la comida que alimenta a millones de mexicanos

¿Qué tienen en común pacientes del IMSS, niños de guarderías, trabajadores de Pemex y reos? Todos son alimentados por Corporativo Kosmos, una empresa que se ha convertido, sigilosamente, en un monopolio del servicio de comidas para un enorme número de mexicanos cautivos.

Una investigación de más de un año realizada por VICE y Quinto Elemento Lab reveló, tras revisar 704 contratos, que este proveedor tenía negocios con el gobierno por al menos 6 millones de pesos en 2002. Para 2009, la cifra aumentó a 343 millones, pero en 2018 la suma se había catapultado a más de 5 mil millones.

Corporativo Kosmos, de la familia Landsmanas, tiene tal fuerza que ha logrado contratos por al menos 29 mil 76 millones de pesos entre 2002 y lo que va de 2019 —una tercera parte de ellos sin licitación. Esto, sin contar los que firmó con Pemex y sus subsidiarias, y que la paraestatal se ha negado a transparentar.

Las empresas de Kosmos alimentan a los enfermos que duermen en el IMSS, a los niños en guarderías del DIF, a los atletas del alto rendimiento y a trabajadores que pasan semanas en las plataformas marinas de Pemex, damnificados y policías. También dan de comer al personal administrativo, custodios y reos de 14 penales federales, a presos de las 15 cárceles de Ciudad de México y de prisiones en otros estados; a funcionarios en secretarías de Estado e incluso a quienes fueron a parar a El Torito en una noche de excesos.

El 19 de febrero, en una entrevista con el noticiero Panorama Informativo, de Grupo ACIR, el nuevo director de Centros Penitenciarios Federales, Francisco Garduño, se refirió a La Cosmopolitana, sin llamarla por su nombre. Hay una empresa “que está en todos lados”, dijo, y aseguró que los contratos que tiene con las cárceles federales son “leoninos”.

Al día siguiente, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en rueda de prensa que presentará un informe acerca de los monopolios de venta de comida y medicamentos a gobierno, y habló de revisar los contratos.

La investigación señala que Julio Scherer Ibarra, actual consejero jurídico de la Presidencia y persona cercana a López Obrador, fue abogado de La Cosmopolitana y de Productos Serel, otra de las empresas de la familia Landsmanas. Esta información fue confirmada por Ulises Castellanos, asesor en comunicación y medios del abogado.

Castellanos explicó que estas empresas fueron clientes del despacho Scherer y Asociados durante alrededor de cinco años y que la relación de trabajo finalizó en octubre de 2018. “Llevaba asuntos de muchos empresarios y políticos”.

El abogado que jugó del lado de este gran corporativo ahora es parte de un gobierno que, a decir del encargado de prisiones, no está del todo satisfecho con los contratos (que por cierto vencerán en agosto).

De acuerdo con la información recabada por VICE y Quinto Elemento Lab, el mayor cliente de CK en el gobierno son las cárceles federales. Entre 2012 y 2016, el gobierno le asignó dos contratos de cuatro años cada uno por un total de 12 mil 223 mdp. A partir de entonces, La Cosmopolitana ya no se dedica solamente a servir los alimentos, sino que fue contratada para prestar 12 servicios más, como la lavandería, jardinería, pintura y mantenimiento, entre otros.

El segundo cliente más importante de los Landsmanas es el Instituto Mexicano del Seguro Social, que los ha contratado cada año sin falta desde 2003 para su red de hospitales. En tercer lugar está el gobierno de Ciudad de México para sus cárceles, bomberos, el Metro y el DIF.

Los directivos de Corporativo Kosmos declinaron a insistentes solicitudes de entrevista en las seis semanas previas a la publicación. “El grupo tiene firmados distintos contratos con cláusulas de confidencialidad, lo que nos impide contestar a las preguntas que nos hace”, respondieron.

Uno de los principales problemas que plantea el trabajo periodístico es que esta empresa, según una serie de documentos obtenidos, ha estado involucrada en varios capítulos de crisis relacionados con penales. Uno de ellos fue el motín registrado en la cárcel de Islas Marías, en febrero de 2013, y otro la intoxicación masiva que afectó a más de 600 presos en el penal estatal de Puente Grande en mayo de 2014.

A esto se agrega un informe que en 2017 mandó a hacer el entonces comisionado de Seguridad Nacional, Renato Sales. La investigación llevada a cabo por académicas del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), indica que los custodios y empleados de cuatro cárceles federales se quejaron de recibir comida en mal estado; algunos dijeron haber encontrado hilos, larvas, gusanos y cucarachas en sus alimentos.

La Familia

El reportaje cuenta que la familia Landsmanas tiene una cualidad que le ha permitido pasar inadvertida por muchos: la discreción. “Ni ella, ni sus empresas, aparecen en rankings o en las revistas de sociales. Tampoco en aquellas que se dedican a olfatear a empresarios con éxito”.

El fundador es Pablo Landsmanas (ya fallecido) quien llegó a México en 1959, acompañado de su esposa Chaja Dymensztejn y su hijo Elías. Los tres eran nativos de ciudades que hoy pertenecen a las repúblicas de Letonia y Lituania.

Elías (Ilja) Landsmanas, se convirtió en el motor de este grupo empresarial al paso de los años, junto con su hermano Jorge quien nació 16 años después. Hoy también comparte las riendas del corporativo Jack Landsmanas, ya la tercera generación de la familia.

* El reportaje de Laura Sánchez Ley y Karla Casillas fue uno de los cuatro seleccionados en la primera Convocatoria de Quinto Elemento Lab, una incubadora de proyectos de investigación. Laura y Karla eran reporteras de VICE Noticias al momento de la investigación. Laura ahora trabaja con Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y Karla con mexico.com.

Lee la nota completa en este enlace de México.com.