Saltar al contenido

El Hyperion es un auto de hidrógeno, pero ¿México está preparado para ellos?

marzo 26, 2022
El Hyperion es un auto de hidrógeno

El hidrógeno es el primer elemento de la tabla periódica, el más abundante del universo y el más ligero: su átomo está formado sólo por un protón y un electrón. De acuerdo con el Centro Nacional de Hidrógeno, este elemento constituye cerca del 75% de la materia del Universo, en la Tierra es muy abundante, pero no puede utilizarse como combustible directamente de la naturaleza; se tiene que fabricar.

Bajo ese esquema, la compañía tecnológica Hyperion, con sede en California, presentó un “superauto” ecológico que podría ser la nueva competencia de los vehículos eléctricos como Tesla. El nuevo XP-1 es un automóvil que no solo impresiona por su diseño tan futurista, sino que además funciona en su totalidad con hidrógeno.

Las ventajas de utilizar este elemento como combustible es que un kilogramo de hidrógeno libera más energía que cualquier otra fuente como gasolina o gas natural, y no emite dióxido de carbono, solo vapor de agua, por lo que el impacto ambiental es nulo.

El XP-1 utiliza un sistema de propulsión de pila de combustible que combina hidrógeno con oxígeno del aire, crea vapor de agua, y una corriente de electricidad capaz de tener un alcance mucho más amplio que un automóvil eléctrico.

De acuerdo al CEO de Hyperion, Angelo Kafantaris, el hidrógeno comprimido tiene mucha más potencia por litro que la batería de uno eléctrico. Además, es tecnología que ha proporcionado energía para los viajes espaciales de la NASA.

La compañía planea popularizar el hidrógeno como un medio energético para vehículos y otras cosas. Medios estadounidenses informaron que Hyperon, junto con la NASA, han estado trabajando para la comercialización de productos de hidrógeno. La agencia espacial confirmó a CCN Business los acuerdos que tiene con la marca para licenciar varias tecnologías. 

El XP-1 posee un arranque de 0 a 60 mph en menos de 2.2 segundos y una velocidad máxima de 220 mph. Posee neumáticos Pirelli P-Zero y los frenos son de cerámica de carbono. Llenar el tanque de hidrógeno del XP-1 solo toma de tres a cinco minutos, rendibles para conducir hasta 1600 kilómetros.

El peso del automóvil es menos de una tonelada. Su interior cuenta con una gigantesca pantalla de interfaz  de 98 pulgadas y un dosel de vidrio de 134 pulgadas que se puede atenuar.

Su fabricación comenzará en el año 2022, si se cumplen los plazos previstos. Respecto al precio del Hyperion XP-1, aún no ha sido confirmado, aunque por ahora su producción estará limitada a tan sólo 300 unidades.

¿En México podríamos acceder a los automóviles impulsados por hidrógeno? 

Luego del paro de operaciones como medida sanitaria para evitar la propagación del coronavirus, la industria automotriz reactivó sus operaciones en junio pasado pero según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el periodo enero-julio de 2020, respecto al mismo periodo del año anterior, la producción cayó 35.5%, las ventas se redujeron 31.8% y las exportaciones se desplomaron 36.83%. La consultora automotriz JD Power prevé que para el cierre de año la venta de autos nuevos en el país caerá 25.6%, menos que en 2019.

Pero en julio ya hubo un repunte: la producción fue de 295 mil unidades, un aumento respecto al año anterior donde registraron cerca de 271 mil unidades producidas.

Así que dadas las condiciones actuales, no. Falta mucho para que estos vehículos de hidrógeno circulen en nuestras autopistas, sin contar que el gobierno, está apostando a combustibles fósiles como si siguiéramos en el siglo XX.

Te puede interesar:

No es imposible: México podría convertirse en una ciudad libre de autos

Blindaje de autos: invierte en la industria que crece si la inseguridad aumenta