Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

La electricidad para pymes ha subido cerca de 70%. Ahora sí es hora de hacer negocio con energía limpia

4 octubre, 2018

En algunos casos ha llegado a aumentar 250% en el año. Baja tu tarifa y, de paso, haz negocio.


No estás solo. Miles de pymes están en crisis por el aumento de las tarifas eléctricas en México. Todo empezó a finales de 2017 cuando la Comisión Reguladora de Energía (CRE) anunció su nuevo sistema para calcular el precio. Bajo este esquema, se empezaría a tomar en cuenta el precio cambiante del combustible. Desafortunadamente para los pequeños negocios, este aumento ha sido exponencial.

En lo que va del año, el aumento en las tarifas de energía eléctrica ha sido de 70 por ciento, según el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón. Aunque no hay razones oficiales, ellos dicen que debido a la demanda, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha tenido que usar sus plantas más viejas y obsoletas, por lo que todo se está encareciendo. También han demandado a la CRE un proceso más transparente en la aplicación de las tarifas, ya que los empresarios no saben de dónde viene el aumento de precios y no saben cómo será en los siguientes meses. Es decir, incertidumbre, el enemigo de la planeación.


La industria hotelera ha sido la más vocal sobre el tema. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), algunos de sus agremiados han sufrido aumentos del 300 por ciento en tarifas y de 70 por ciento en el precio del kilovatio/hora. En términos simples, el año pasado el costo de electricidad era el 5 por ciento de los ingresos de un hotel; ahora es del 15 por ciento. Es un fenómeno nacional. En La Laguna, zona lechera entre otras industrias, diputados se han reunido para exigir que se bajen los precios. En Cuautla, se han cerrado establecimientos y restauranteros están planeando apagones en protesta. En Coahuila, pequeños hoteleros piden un amparo contra estas medidas. En Saltillo, algunos comercios tuvieron que pagar 250 por ciento más de lo habitual. En Matamoros, comerciantes han pasado de pagar 6 mil a 10 mil pesos por electricidad. En Yucatán, los aumentos de 85 por ciento han empezado a reflejarse en los precios de venta de los productos. Y esto es solo una muestra.

Las buenas noticias son que, según la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), en octubre, noviembre y diciembre de 2018 no habrá ningún cambio. Mejor aún, dicen que hasta podrían bajar los precios.

¿Qué puedes hacer?

Si todavía no hay una razón oficial de por qué están aumentando ni una garantía real de que bajarán, la opción inteligente para muchas pymes es la energía limpia. No requieres ser grande para aprovechar sus ventajas.

México se encuentra en el cinturón solar, una zona del planeta que recibe la mayor irradiación, lo que facilita el uso de energía solar para convertirla en eléctrica. Ahora incluso los pequeños negocios pueden venderle energía a la CFE con uno, dos o tres páneles solares. Se trata del modelo de generación distribuida, con el que se instalan páneles solares en los techos de tu negocio o casa. Lo atractivo de este sistema es que tiene retornos de inversión de 16 y 23 por ciento en el corto plazo.

Los precios de estos sistemas fotovoltáicos (con financiamiento e instalación) para negocios van de 200 mil a 300 mil pesos. Cuando se instala, una empresa puede producir electricidad de consumo propio, y si hay excedentes, se usan como créditos para el pago de tarifas eléctricas. 

Si no quieres pagarle a la CFE, ya se puede adquirir electricidad de generadores de energía renovable. Con esto, puedes ahorrar entre 5 y 15 por ciento en las tarifas. Grandes empresas mexicanas como Bimbo, José Cuervo, Grupo Modelo y Nestlé ya han hecho ajustes para transicionar a energías verdes en los próximos años.

Cómo invertir directamente en este negocio

Por último, tal vez lo tuyo sea invertir en este tipo de energía. Lo bueno es que en México hay muchas alternativas para hacerlo. La primera son los bonos de carbono. Las empresas que quieran reducir su huella de carbono pueden comprar bonos para mitigar su impacto en el ambiente. Los bonos se derivan de proyectos que reducen los efectos de gases invernadero; por ejemplo, reforestación, energías renovables, recuperación de gases, entre otros. El proceso consiste en que la empresa mide su huella de carbono, escoge un proyecto y compra los bonos que necesita para contrarrestar su impacto. Si tu empresa quiere reducir su huella, esta es la mejor opción (después de realmente reducir emisiones). Pero también puedes emprender del otro lado: ser tú quien haga los proyectos que las empresas compren.

La segunda alternativa son los bonos verdes. Con ellos, los gobiernos o empresas pueden obtener financiamiento para invertir en proyectos ecológicos como obtención de energía renovable, construcción sustentable, eficiencia energética, entre otros. Funcionan como los títulos de deuda que se emiten en el mercado de deuda de la Bolsa Mexicana de Valores, pero con un toque verde que acredita que se usará el dinero en estos proyectos. Solo las entidades con certificación crediticia (bancos y gobiernos) pueden emitir los bonos, por lo que el negocio consiste en comprar los bonos de intermediarios como la Bolsa. Después, las entidades le pagan al inversionista en con intereses y se comprometen a cumplir los principios del bono.

En 2017 la inversión en este rubro creció nueve veces, con lo que México está en el top 10 de economías mundiales de este tema.

 

Ya que estás leyendo de energía, lee por qué la gente no está comprando autos eléctricos.

[Con información de la edición de septiembre 2017 de El Contribuyente]

 


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.

4 octubre, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar

¿Y tú te crees el peligroso cuento fantástico de pertenecer a algo?

Slim aparece en la lista de los millonarios

Slim compra Nextel en Brasil

Hombre tomando una decisión

Cómo establecer metas claras: aprovecha el método SMART

ciudad conectada

Slim dará wifi gratis en la CDMX, por medio de 13,000 postes urbanos