Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

Elon Musk fuma marihuana y Tesla Motors se pone un mal viaje

elon musk, tesla, joe rogan, model, 3, twitter, negocios inteligentes
7 septiembre, 2018

Hay que decirlo: en las últimas semanas, las frenéticas noticias de Tesla se han visto opacadas por las malas nuevas de su fundador, Elon Musk.


Primero, el jefe de contabilidad de Tesla Motors anunció que dejaría la compañía luego de solo unas semanas en el puesto. Luego, Elon Musk, el fundador de la automotriz (y también de PayPal, SpaceX, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company y OpenAI) fumó marihuana  en vivo durante una entrevista para un podcast. La suma de estos dos sucesos impactaron en las acciones de Tesla, que volvieron a bajar esta semana.

La pachequeada ocurrió en el podcast de Joe Rogan, comediante de stand up en Estados Unidos y comentarista de las peleas del UFC, famoso por las celebridades que invita a su programa y por ser un gran amante de las drogas.

Acompáñennos a ver esta triste historia…

Una firma de tecnología con fuga de cerebros

David Morton, el ahora ex jefe de contabilidad, no es el primer ejecutivo que se va de Tesla este año. Él llegó el 6 de agosto para reemplazar a Eric Branderiz, que dejó el puesto en marzo. Además se han ido Sarah O’Brien, vice presidente de comunicación; Gabrielle Toledano, jefa de Recursos Humanos, y Susan Repo, vice presidente de finanzas. En total, van cerca de 50 ejecutivos. Y todo esto se debe al anunció en Twitter de Musk: Tesla dejaría de ser una empresa pública; las acciones se comprarían a 420 dólares (la clave de la marihuana). Se cree que está sufriendo por exceso de trabajo (en una entrevista dijo que a veces trabaja 120 horas semanales) y estos son los síntomas.

El empresario e inventor ha negado que la cifra de 420 dólares sea una referencia al cannabis. Según él “parecía tener mejor karma en $420 que en $419.” Incluso declaró: “La marihuana no es buena para la productividad” (la ciencia está de su lado). Días después, el 24 de agosto, decidió que la compañía no se haría privada.

Musk padece el “síndrome Trump”

Si algo tienen en común (además del dinero) Donald Trump y Elon Musk es que no pueden controlar sus impulsos a la hora de tuitear. En su repertorio de aforismos, los dos tienen los absurdos y graciosos: el famoso covfefe de Trump, y las mediciones de hamsters de potencia de Musk. Aunque también están los peligrosos. Estos van desde el presidente de Estados Unidos presumiendo que su “botón nuclear” es más grande que el del líder de Korea del Norte Kim Jong-un, hasta el presidente de Tesla diciendo que uno de los buzos de rescate de los niños atrapados en la cueva de Tailanda era un pedófilo.

Obviamente, la escala de los problemas no es la misma. Con uno, existe el miedo de una guerra nuclear derivada de un mensaje de menos de 140 caracteres. Con otro, se trata de la imagen de sus empresas y lo que cuesta cada vez que él pierde el control.

Ambos líderes mantienen una guerra personal con el periodismo en general. Por un lado, que los periodistas escriben historias falsas y exageradas de Tesla para conseguir más clicks; por el otro, que los periodistas son el enemigo del pueblo.

Las palabras sí tienen un precio

El 7 de agosto se anunció que el Fondo de Inversión de Arabia Saudita tomó de 3 a 5% de las acciones de Tesla. Ese día, al cerrar la bolsa, las acciones costaban 29 dólares más; es decir, 371 dólares. Después, cuando se anunció que se harían una empresa privada, el precio subió a $379.

Sin embargo, al día siguiente, las cosas cambiaron. Primero, fueron las preocupaciones de los inversionistas porque no les encantó la forma en la que se anunció el cambio; además, la Securities and Exchange Commission (SEC) también estaba investigando a la empresa. Después, fue la entrevista en la que dijo que trabaja más de 120 horas a la semana. Del 7 al 17 de agosto, el precio de una acción bajó hasta $305. Con el video de la marihuana, las acciones bajaron cerca del 5%.

¿Un cambio?

Tesla ya ha superado otro tipo de problemas antes. Por ejemplo, a inicios de este año el Model 3, su opción para volverse una marca más comercial, perdió casi 700 millones de dólares en producción. Pero ahora es el líder de ventas en autos eléctricos en Estados Unidos, y sus coches ocupan cerca del 25% del mercado en lo que va del año. Entonces, la compañía va bastante bien en los temas tradicionales, pero quien tiene que dar la cara les está costando caro.

Tal vez en este punto lo que Tesla necesita no es un visionario que trabaja 120 horas a la semana, sino un director de empresa “normal”. Algunos abogan por que se retire como CEO de esa empresa, pero se mantenga como ejecutivo, mientras la firma se encarga de entrenar a alguien que pueda tomar el puesto. Dadas las circunstancias, tal vez sea la mejor opción.


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.

7 septiembre, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
negocios inteligentes, amlo, educación

¿De veras la educación es un derecho y no un privilegio, AMLO?

negocios inteligentes

¿Puedes hacer negocio con tu remedio casero hecho con marihuana?

roma, cuarón, negocios inteligentes

La estrategia de marketing de Netflix para que Roma, Yalitza y Cuarón arrasen en los Oscar

negocios inteligentes, cajero, atm

¿El cajero se tragó tu tarjeta? Te decimos cómo recuperarla