Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

¿Hueles rico? Ya puedes registrar tu olor como propiedad industrial… bueno, el de tu producto

Play-Doh. marcas. impi, negocios inteligentes
11 febrero, 2019

La masilla infantil de Play-Doh se acaba de convertir en la primera marca olfativa de México reconocida por el IMPI. ¿Qué necesita tu olor (el de tu producto) para ser registrado?


Es innegable que, para algunos productos, el olor es un factor distintivo. Tomemos como ejemplo a Hasbro, que acaba de recibir de parte del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) el título de registro de marca olfativa por la plastilina de Play-Doh, durante la ceremonia de reconocimientos a las marcas no tradicionales

Desde el año pasado, Hasbro presentó su solicitud al IMPI para que el olor que caracteriza a su plastilina fuera reconocido como un atributo importante, de la misma manera que se reconocen los logotipos y envases.

En esa misma ceremonia, el IMPI otorgó títulos un tanto extraños a otras marcas. Por ejemplo, por el sonido de 3 toques en el vaso para pedir café para Café La Parroquia. Pinturas Alessa registró el olor a bambú de sus productos. Desde agosto del 2018, el IMPI ha recibido más de 400 solicitudes de este tipo, pero, ¿qué es todo esto de las marcas no tradicionales?

Lo que dice la ley

El 18 de mayo del 2018 se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma a la Ley de la Propiedad Industrial. En ella, se definió que los signos distintivos de un producto serían todos los “perceptibles por los sentidos y susceptibles de representarse, utilizados en la industria, en el comercio o en los servicios que presten, para distinguir productos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado”.

Esto significa que nuevos conceptos puede ser protegidos bajo esta ley. Estos son las categorías que marca el IMPI:

  • Marcas holográficas. Deben representarse en un ejemplar que contenga una sola vista de la imagen que representa al signo, misma que debe coincidir con la descripción. La descripción debe incluir una explicación del efecto holográfico.
  • Marcas sonoras. Se puede conformar por sonidos musicales, sonidos existentes en la naturaleza o producidos por máquinas u otros dispositivos creados por el ser humano. Para representarlas se necesitan pentagramas, fonogramas u onomatopeyas. Además deberá acompañarse de un soporte material, que puede ser un archivo digital en cualquiera de los formatos .avi, .mp3, .mp4, .wma, .wmv, .wav o .m4a.
  • Marcas olfativas. Puede consistir en una descripción escrita del olor, de manera que transmita a una persona la información exacta y necesaria para identificar adecuadamente la marca y no se permita confusión. En este caso, las fórmulas químicas no se consideran una representación válida, ya que representan la sustancia y no el olor.
  • Imagen comercial. Debe presentarse una descripción detallada de la presentación visual del producto, incluyendo formas, presentación, colores y texturas.

En todos estos casos, el costo de la solicitud es de 2813 pesos. Aquí puedes revisar todas las marcas que ya han mandado sus solicitudes, por si alguien ya te robó la idea.

Con esto de la marca olfativa, ¿qué pasa con los perfumes?

Llama la atención que no haya sido un perfume el primero en conseguir esta protección en México ¿no? Pero esta es una constante en todo el mundo, y el IMPI, que sigue los criterios y las doctrinas de la Oficina Internacional de Propiedad Industrial, lo tiene resuelto.

Desde hace varios años en todo el mundo se ha intentado proteger el olor característico de un perfume. Por ejemplo, en Francia en el 2006 se intentó hacerlo bajo el esquema de derechos de autor, pero el tribunal más alto del país lo rechazó, y la tendencia es igual en todas partes.

También se intentó proteger la patente de la fórmula química. El problema es que esto no necesariamente significa que el mismo olor no podría lograrse con otra fórmula parecida.

Y los problemas siguen. Si se intenta proteger la descripción gráfica del olor, hay varios inconvenientes. Por ejemplo, describir el olor a fresa de algo no es objetivo; el uso de “narices” electrónicas que traducen el olor a bandas de colores no son legibles, una muestra del olor no es estable ni duradera, etc.

Actualmente, no hay una clasificación internacional para distinguir olores, pero sí se han registrado algunos. En Holanda, en 1999 se protegió el olor a hierba recién cortada de una marca de pelotas de tenis. En Inglaterra, se protegió una “fragancia florar que evoca a las rosas” de un fabricante de llantas. Pero no pasa lo mismo con los perfumes. El mismo año de las llantas, Chanel intentó proteger su famoso N°5, pero la solicitud fue rechazada porque el aroma del perfume constituye su esencia.

Suena a debate filosófico, pero significa que el olor no debe ser una función práctica del producto, sino solamente una forma más de identificarlo. Este mismo criterio también se usa en Estados Unidos y la Unión Europea, y es el mismo que sigue el IMPI en México.

La idea es que si se protege una función práctica, se constituiría un monopolio. Por ejemplo, si registras el olor a peras de tu helado, nadie más podría usarlo en el futuro. En el caso de Play-Doh, el olor de la plastilina solamente sirve para identificarlo, pero no es la función ni la esencia del producto.

Sigue leyendo cómo distinguir si lo que vas a registrar es una marca tridimensional o un diseño industrial.


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista

11 febrero, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar
negocios inteligentes, amlo, educación

¿De veras la educación es un derecho y no un privilegio, AMLO?

negocios inteligentes

¿Puedes hacer negocio con tu remedio casero hecho con marihuana?

roma, cuarón, negocios inteligentes

La estrategia de marketing de Netflix para que Roma, Yalitza y Cuarón arrasen en los Oscar

negocios inteligentes, cajero, atm

¿El cajero se tragó tu tarjeta? Te decimos cómo recuperarla