Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

Este hombre tiene otra idea de “oficina” de la que tú estás pensando

iwg, coworking, negocios inteligentes, regus
12 octubre, 2018

Ahora que proliferan lugares de trabajo flexibles, oficinas temporales de grandes corporativos y coworking, Israel Reyes —director comercial de IWG en México— nos dice hacia dónde va este negocio y cómo le puedes sacar provecho.


Después de la reforma energética, varias empresas multinacionales, de un día para otro (cuestión de meses, en realidad), abrieron miles de gasolineras en nuestro país. ¿Dónde estaban sus oficinas? ¿Cómo coordinaron las numerosas aperturas remotamente?

Parte de la respuesta está en los espacios de trabajo flexibles. No nos referimos solo al home office, sino más bien a las oficinas que crecen conforme crecen las necesidades de una empresa. El hombre que aquí ves sabe bastante del tema, ahora que está en International Workplace Group (IWG), dueños de marcas como Regus y Spaces. Con la competencia creciente donde se ven
marcas como WeWork, ios offices, iza Business Center e innumerables espacios ‘independientes’ que se han abierto como propuestas innovadoras, el líder en número de espacios disponibles (3,500 ubicaciones en mil ciudades) sigue abriendo nuevas plazas, como en Querétaro y el Bajío.

¿De dónde saca información Israel Reyes sobre qué buscan los dueños de empresas? Muy simple, les pregunta directamente a sus miles de clientes, por medio de un estudio. Aquí comparte algunas conclusiones a las que ha llegado. Es la ventaja de, digamos, saber escuchar

¿Qué buscan primordialmente los dueños de empresas en los espacios de trabajo?

Israel Reyes Que sean una extensión de las empresas. Que tengan una red robusta de lugares que se adecúen a su negocio. Seguridad. Conexión a internet. Recomiendo que antes de tomar una decisión, visiten las instalaciones y comparen en las páginas de internet los precios. Por ejemplo, nosotros en Regus tenemos desde 900 pesos al mes con dirección comercial para alguien que va arrancando una empresa y que puede tener su dirección en Paseo de la Reforma o Polanco, en la Ciudad de México, para recibir mensajería, tener salas de juntas… El resto del tiempo podrías operar desde otro lado. Háganse la pregunta: ¿hacia dónde quieren llegar en un corto y mediano plazo? Que el espacio se ajuste a esas necesidades.

¿Para quiénes no es el espacio de trabajo como el que ofrecen?

IR Empresas muy consolidadas que tienen sus instalaciones propias sobradamente, aunque en el momento de expandirse quizá podrían analizar nuestra opción. O aquéllas a las que no les importe tanto una ubicación concreta.

Tienen 36 ubicaciones en México, pero nunca son dueños de los edificios. ¿Cómo funciona su modelo?
IR Buscamos siempre las mejores ubicaciones: la zona de Reforma, Polanco, Santa Fe, Lomas de Chapultepec, Insurgentes, Pedregal. Intentamos estar en los principales inmobiliarios, y para eso se nos facilita más no ser dueños sino arrendadores. Es una cantidad impresionante de dinero ser dueño de un inmueble. Es dinero parado.

¿Es justo esa la tendencia o el deseo de sus clientes al subarrendar por medio de ustedes?

IR Volteamos a ver a los grandes corporativos en el mundo y vemos que está cambiando muy rápido el ambiente de trabajo. Aunque seas una empresa grande y exitosa, la forma como trabajabas hace 10 años ya no tiene nada que ver con lo que haces hoy. Y no hay una garantía de que dentro de cinco años vayas a tener el mismo modelo de negocio. Lo podemos ver por ejemplo en la época de nuestros abuelos, la expectativa de vida de una empresa era de 60, 70 años. La expectativa para empresas que se están creando hoy es de 15 años. Y es muy difícil que sobrevivan los primeros dos años.

Siguiendo esa lógica, ¿en qué sentido convienen los espacios de trabajo flexibles?
IR Para que tengas los gastos controlados, que no pagues por algo que no estás utilizando. El 70 por ciento de las empresas con las que platicamos, por lo menos un día de la semana, no usa las instalaciones. Y el 50 por ciento, tres días o más. Pregúntate: ¿cuántos lugares tienes en tu empresa y realmente cuántos están ocupados? Un espacio convencional te limita a una capacidad determinada (500 metros cuadrados, por ejemplo), y en ésos tienes cierta capacidad, pero también tienes un límite. ¿Qué pasa si tomo un proyecto y necesito colocar 10 personas más? En nuestros espacios ofrecemos esa flexibilidad.

¿Desde cuándo se ha verificado con plenitud el boom de este modelo?
IR El boom se ha dado de los últimos cinco años para acá. Efectivamente, no es nuevo: Regus tiene 30 años. Fuimos los primeros en desarrollar todo el concepto. En México ya tenemos 20 años (desde 1998). Pasamos de representar una oferta de comodidad a ser una industria.

¿Se debió a la influencia de Silicon Valley?

IR Está relacionado, sí, pero impacta nada más en una parte: espacios colaborativos o coworking. Se trata de un área abierta, donde al lado tienes a alguien que hace algo diferente a lo que tú haces. En ciertos mercados crecía mucho, a causa de un tipo de cultura que no tiene problemas para compartir espacios. En México y Latinoamérica fue más lento, pero desde 2015 explotó en verdad. Y ojo, ya no es algo exclusivo de las startups. Las empresas grandes ven que ese modelo tiene ciertas ventajas. Las grandes quieren una mezcla. Un 80 por ciento de los que buscan coworking son emprendedores en sus primeros dos años. Solo un 20 por ciento son grandes que buscan una mezcla. Por ejemplo, vemos que su parte comercial se involucra mucho en el tema, ya que están por toda la ciudad de un lado a otro. Y es más sen- cillo usar 10 ubicaciones en toda la ciudad, ya que los traslados te matan.

¿Qué pasó con Santa Fe en la Ciudad de México? ¿Realmente colapsó o es una buena alternativa?

IR Muchas empresas están saliendo de la zona debido al mercado. Polanco y Reforma se renovaron. Sin embargo, en Santa Fe se sigue desarrollando. Y con más oferta de espacios, el costo puede ser de hasta 30 o 40 por ciento de diferencia por debajo.

¿Cómo es que las compañías grandes usan un esquema mixto? ¿Cómo se expresa?
IR Contratan oficinas privadas. Por ejemplo: uno de nuestros cliente más grandes es Amazon. También Google, que estuvo en sus primeros ocho años con nosotros. Pueden ir creciendo en cualquier momento; si antes de que cambie el contrato tienes necesidad de crecer, lo hacemos. Te abrimos más espacios inmediatamente. Pueden ser privados o casi todo un piso. Algunos lo complementan con el área comercial, para toda la república o la Ciudad de México.

Su negocio, quizá, es como el de un hotel, donde el objetivo es tener el mayor tiempo los metros cuadrados ocupados, ¿no es así?

IR Buscamos tener el 90 por ciento ocupado, pero no queremos estar saturados, porque el cliente lo resentiría.

¿Qué otros factores han propiciado el desarrollo de este tipo de espacios en nuestro país?
IR En países desarrollados, ni siquiera el director general tiene una oficina privada. Hacia allá vamos. Las trasnacionales ayudaron a esto, porque tienen una política global. Como pasó con Banamex, cuando los adquirió Citi, que ahora tienen espacios compartidos. Desde el CEO.

¿Qué otra nueva tendencia se podría importar?

IR La tendencia es encontrar más segmentos diferentes dentro de la misma industria. Además de Spaces y Regus, tenemos Open Office, que ofrece edificios tipo B: edificios con mayor antigüedad,
que se remodelan o adecúan. En Europa, por ejemplo, es común encontrar lugares de trabajo en gasolineras. Todo según la segmentación. Eso es lo que lo hace interesante. Como cualquier industria que está en continuo crecimiento, hay muchas marcas pequeñas, con otras características.

¿Qué pasó con las gasolineras nuevas en México?

IR Las empresas que llegaron con la reforma energética (que impulsó a muchas nuevas gasolineras) quizá son líderes en el extranjero, pero en México son nuevas. Fueron creciendo y el ritmo tan acelerado hizo que necesitaran de un lugar de espacio de trabajo de manera inmediata. En cambio, en un esquema tradicional, tenían que haber tomado tres pisos de un edificio. Aunque podían
tener la inversión para hacerlo, están esperando llegar a un punto de equilibrio para que se pague solo. Ya no va a crecer de manera tan acelerada y analizarían en un momento dado si se van a un
espacio propio. Mientras tanto, soluciones como la de Regus les permiten responder al mismo ritmo que el de su demanda.

 

Ya que estás aquí, lee la entrevista con Marcus Dantus de Startup México y Shark Tank.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).

12 octubre, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
negocios inteligentes, la costeña, latas, innovación

5 consejos de La Costeña para sacar ideas millonarias de todos lados

Conserva bien a tu negocio con la historia de La Costeña… y sus conservas

marketing, negocios inteligentes

7 razones por las que el marketing te está fallando

negocios inteligentes, extorsión, mexico.com

‘Gota a gota’, la nueva forma de extorsión a comerciantes en la CDMX