Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

Las 10 nominaciones de Roma: ¿un reconocimiento al filme o al dinero invertido?

negocios inteligentes, roma, cuarón, yalitza aparicio
24 enero, 2019

Estamos ante una excelente película, pero también ante una operación de negocios en toda forma para convencer a los jueces. ¿Qué tuvo más peso?


Roma logró 10 nominaciones al Oscar. De entrada, eso ya es impresionante. Es la primera película en español (y mixteco) que compite por mejor película; Alfonso Cuarón está empatado en mayor número de candidaturas por la misma cinta; Yalitza Aparicio es la primer mujer de origen indígena en ser postulada, y es la primera producción de una plataforma de streaming que podría ganar la presea al mejor filme del año.

Eso no es sólo resultado de un logro artístico. Hay grandiosas obras cinematográficas que ni siquiera se asoman a esa competencia. Para estar en las nominaciones (y eventualmente llevarse los premios) se necesita algo más que una buena película.

El secreto de Harvey Weinstein

Harvey Weinstein es un nombre maldito en la industria, pero los filmes que produjo con Miramax eran nominados constantemente a todo tipo de premios. Obviamente eran trabajos de calidad, pero hay otra parte del negocio que no es tan conocida. No se trata solamente de vender una proyección al público, sino a los críticos y los periodistas que votan en todos los premios famosos: los Golden Globes, el festival de Cannes, el de Venecia, etcétera.

En este sentido, Harvey Weinstein era un experto. Con sus estrategias patentadas de hacer que actores y directores conocieran y platicaran con críticos hasta hablar mal de su competidores, logró que películas producidas por él como The English Patient (1996), Shakespeare in Love (1998), o Chicago (2002) ganaran el premio a Mejor Película.

Ahora que él ha sido desterrado de la industria gracias a las denuncias del movimiento #MeToo, Netflix está usando la misma estrategia de Weinstein… pero en esteroides. Al parecer, gastan mucho más (millones más) que cualquier estudio en promocionar sus cintas entre críticos y votantes, y, tal vez la pista más obvia: el jefe de contenido de Netflix, Ted Sarandos, ha dicho varias veces que él quiere ganar.

Los chocolates que mandó Yalitza

Durante el “periodo de campaña” de los Emmys, Netflix llevó a cabo su evento For Your Consideration. A lo largo de dos meses, público en general, periodistas y críticos, pudieron convivir con estrellas de varias series como Stranger ThingsThe Crown, y House of Cards. Según el cálculo más conservador, la plataforma gastó más de 15 millones de dólares solamente en este evento, pero otros estudios creen que se invirtió mucho más. Y de algo sirvió: el año pasado ganaron 23 Emmys, al igual que HBO.

Ahora que tiene Roma, Netflix está invirtiendo excesivamente para ganar el Oscar. Para este año, contrataron a Lisa Taback, quien ha llevado las campañas de películas galardonadas como Moonlight y Spotlight. Entre sus funciones hasta ahora, la más importante ha sido con la Hollywood Foreign Press Association, quienes votan en los Golden Globes. Los miembros recibieron cajas de chocolate de Oaxaca con notas escritas a mano por Yalitza Aparicio, además de un póster de Roma autografiado por Cuarón. También organizaron eventos de prensa y fiestas en casa de Ted Sarandos, el jefe de contenido.

Suscripciones en lugar de boletos

Ya te dijimos que de acuerdo con los reportes anuales de Netflix, su modelo se basa en suscripciones en vez de conseguir ganancias por títulos específicos. Así, todo el contenido original o adquirido es evaluado en grupo, y de esta forma se decide si permanecerá o no en la plataforma.

El problema con los negocios basados en suscripciones es que el crecimiento requiere mucha inversión; en este caso, nuevas series, documentales y películas, ya sean originales o adquiridas. Para que el sistema sea viable, el costo de conseguir un nuevo cliente (atraerlo con marketing y ofertas de entretenimiento) debe ser mucho menor que la ganancia que ese cliente puede generar en el largo plazo.

Entonces, la fórmula para seguir ganando suscriptores ha sido creando nuevos contenidos originales (a un costo de miles de millones al año) y logrando que instituciones como Oscares y otros premios avalen lo que estás creando. Además, ganar premios garantiza que nuevos directores sigan trabajando con ellos, ya que es una garantía de que pueden ganar reconocimiento y audiencia (45 millones de personas vieron Bird Box en el primer mes desde que salió).

¿Por qué Netflix está obsesionado con el Oscar?

Antes de toda la campaña que se hace para Roma, la más cara fue The Social Network, que llegó a los 25 millones de dólares. Esa película logró el Oscar a mejor guión adaptado, montaje y banda sonora.

Estudios como Universal hicieron la misma estrategia este año, pero en menor escala, con los Golden Globes y la Hollywood Foreign Press Association. Oprah hizo una fiesta para promocionar Black Panther de Disney. Warner Bros pagó enormes anuncios millonarios para A Star is Born.

La diferencia es que, para un estudio que solamente saca su película a salas de cine, premios así simplemente validan su trabajo, pero nada más, así que no invierten tanto. Para Netflix, es una forma de conseguir nuevos directores, seguir creando contenido y, al final, tener más suscriptores.

Sigue leyendo 3 secretos para ganar invirtiendo en cine.


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

24 enero, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

16 intuiciones sobre creatividad para que desarrolles tu inventiva

becas de amlo afectan al empleo

Las becas de AMLO afectan al empleo formal de abril

significado de colores en las empresas

Significado de los colores en los negocios

wework busca ser dueño de los inmuebles

¿Por qué WeWork busca ser dueña de los inmuebles donde está?