Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

Las 5 (nuevas) fuerzas de la competencia, según Michael Porter

5 fuerzas de la competencia
2 abril, 2019

Entrevistamos al famoso catedrático de Harvard Business School sobre los nuevos matices que le ha añadido a “Las 5 fuerzas de la competencia”.

Toda persona que se propone lanzar un negocio suele revisitar sus viejos apuntes de la escuela. Es muy probable que entre ellos se encuentre el apartado de “Las 5 Fuerzas de la Competencia” de Michael Porter. Con ellas en mano, te das cuenta de cuáles son las ventajas y desventajas en tu negocio, y dónde debes invertir.

• La amenaza de nuevos competidores
• La amenaza de los productos sustitutos
• El poder de negociación de los proveedores
• El poder de negociación de los clientes
• La pugna entre competidores ya existentes
Las 5 fuerzas de la competencia de Michael Porter

Tuvimos la oportunidad de entrevistar al mismísimo Michael Porter, gurú de la gestión de negocios, y nos reveló cómo se ha actualizado su clásico esquema.

¿Cómo ha cambiado el impacto de su artículo “The five forces that shape competition” con el tiempo?

Michael Porter: Escribí otra versión del mismo en la década pasada. Pensé mucho en lo que era diferente y básicamente llegué a la conclusión de que las cinco fuerzas deben ser entendidas como drivers (motores). Pero la naturaleza de estas fuerzas cambia todo el tiempo, aunque su marco de referencia sea el mismo.

¿Siguen siendo solo cinco fuerzas?

Michael Porter: Ha habido un debate sobre si tendría que haber una sexta fuerza: hay quien dice que tendría que ser el gobierno. Pero no lo veo así: el gobierno puede ayudar o afectar. Puede subir las barreras de entrada al mercado o puede bajarlas. El gobierno no trabaja en el aislamiento; funciona a través de las otras fuerzas. Igual pasa con la tecnología, que no es una fuerza en sí, pero afecta a todas las demás.

¿Cómo afecta el factor social a la competitividad, en general?

Michael Porter: Está ahí. Cuando pensamos en él pensamos en personas: trabajadores, clientes. Hoy nos preocupamos por los individuos que no tienen las mismas oportunidades, quizá por su educación y otras condiciones. En algunas industrias ves a compañías que empiezan a entender a sus diferentes grupos sociales. Más que ver sus productos enfocados a todos los grupos sociales, se enfocan en aquéllos que no han tenido acceso a su producto. Lo vemos en servicios financieros, donde personas que nunca habían tenido acceso al crédito comienzan a tenerlo y les ayuda a ahorrar. Si pones atención a los factores sociales puedes tener una ventaja competitiva.

¿No cambian todo el planteamiento los últimos desarrollos tecnológicos?

Michael Porter: Hoy es probablemente el mayor agente de cambio. Afecta a muchas industrias: menudeo, servicios financieros… Sabemos que hay una transformación digital, pero la etapa en la que nos encontramos es la de la interfaz humana (interrelación sensorial completa entre un aparato y su operador humano); es donde la innovación está sucediendo. Creo que no se ha reconocido del todo, junto con sus enormes posibilidades.

¿Cómo se mantienen las fuerzas competitivas funcionando?

Michael Porter: La estructura de una industria sigue siendo la estructura de esa industria. Las fuerzas son las mismas. Pero las circunstancias son diferentes. Por ejemplo, la información del consumidor es mayor en la era digital. Los proveedores de los que dependes, si eres digital, son otros…

Afecta principalmente al consumidor…

Michael Porter: Sí, afecta al consumidor, pero atañe más al trabajador, porque podrá trabajar de manera más productiva. Incluso trabajadores con educación muy alta pueden ser más productivos, porque tienen el beneficio de la información digital. Creo que la siguiente etapa es buena para el mundo laboral.

¿Cómo se pueden preparar las compañías ante esta fase?

Michael Porter: Las grandes compañías se están moviendo. Están desarrollando programas piloto y ya comienzas a verlos en el campo de trabajo, con aplicaciones concretas. Hay un número creciente de proveedores de tecnología, que no es extremadamente cara. La tecnología para desarrollar un auto conectado de manera inteligente y autónoma es muy complicada y cara; pero crear una aplicación de realidad aumentada para que tu cliente pueda estar mejor informado sobre cómo usar tu producto no es tan difícil.

2 abril, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar
game of thrones negocios lecciones

6 personajes de Game of Thrones que te enseñan algo de negocios

negocios inteligentes, contratar, empleo, plataforma

El costo en vendedores no es gasto, es inversión

Inteligencia de procesos

¿Cómo estás de tu intuición? La inteligencia de procesos puede mejorar esta habilidad de líder

cómo distinguir entre misión y visión

Así se distingue la Misión de la Visión en tu plan de negocios