Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Las Mil Cascadas: 5 perspectivas de emprendimiento social para hacer negocio en plena crisis

16 junio, 2020

En medio de la pandemia, la filosofía del emprendimiento social podría renovar al sector turístico, como muestra este proyecto en Las Mil Cascadas, Guerrero.

Aunque el turismo en México es una de las tres actividades que procuran mayor cantidad ingresos para el país, las estrategias en ese sector no dejan de generar problemáticas. Normalmente hay afectaciones a la población y se beneficia a un número cada vez menor de empresas. La industria hotelera, por citar un ejemplo, ha generado complicaciones cada vez más evidentes en materia de desarrollo de infraestructura y/o en la preservación de reservas naturales.

Ese es el entorno al que hoy se enfrenta la región de Las Mil Cascadas en Texcaltitla, municipio de Taxco, Guerrero, y la razón por la cual han optado por una forma sustentable de hacer las cosas. Se trata de la posibilidad real de crear un conjunto turístico propiedad de socios que pertenezcan a la comunidad y, visto desde una perspectiva más amplia, un conjunto de hoteles y servicios totalmente mexicano frente la expansión de cadenas multinacionales.

1. Enamorarse del problema y no de las ideas

Distintas empresas tienen la mira puesta en Las Mil Cascadas. Algunas buscan los manantiales para la producción de bebidas embotelladas. También, en el caso que nos ocupa, las cadenas hoteleras han manifestado su interés en la región dado su potencial turístico.

Ese es el contexto del emprendimiento social que ya empieza a desarrollarse con amplias posibilidades de impactar positivamente en la economía local y en el sector turístico en su conjunto.

2. Crear valor en lugar de ayudar

Recordemos que en el emprendimiento social el lucro desaparece como motivo principal de la empresa. Tampoco se trata de facilitar recursos ni de tener un carácter filantrópico. Al contrario, se promueven proyectos sustentables. A través de la administración de los recursos se certifica la permanencia y reanudación de sus ciclos. El éxito de las iniciativas, su especialización, diversificación y/o crecimiento, dependen de su efectividad, no de agresivas campañas publicitarias que tienden a la expansión y al exterminio de otras empresas con iguales o cercanos intereses.

Así, el proyecto de Texcaltitla no se generó a consecuencia de un interés monetario. Derivó de un diálogo directo con la población que manifestó la necesidad de ejecutar su proyecto. Consideraban pertinente nuestra alianza según los buenos referentes de negociación que anticipadamente habíamos sostenido en la comercialización de guayaba que se produce en la región.

Poza cristalina en Las Mil Cascadas, en Texcaltitla, Guerrero • Foto: Shuterstock

3. Encontrar clientes, no víctimas

Los pobladores de la zona buscaba la creación de una zona hotelera perteneciente en su totalidad a la comunidad. Para esto necesitaban caminos que hicieran más fácil el acceso a la región, también a cargo de la población local.

Una vez expresada la problemática de la comunidad y partiendo de un lazo de confianza se inició el diseño del proyecto. Serán distintas etapas en las que se pretende construir 10 hoteles y resolver tres kilómetros de caminos. Es un total de 12 hectáreas de infraestructura a emprender. En este cálculo se prevé el beneficio directo a 200 familias de la región.

4. Medir el éxito en millones de personas y no en millones de billetes

Durante los dos años que durará el periodo de construcción, el proyecto aprovechará la mano de obra local. Esto no sólo beneficiará a las economías familiares de la región, sobre todo capitaliza los conocimientos de la zona en cuanto a materiales locales y maneras habituales de construir. Regularmente este método deriva en construcciones más funcionales y económicas.

La captación de recursos para arrancar el proyecto ha sido fundamental. En este punto, el apoyo de la Fundación Recrea ha sido determinante en la facilitación de recursos. Sus tasas de interés y los requisitos para adquirir los créditos subrayan un cambio de paradigmas respecto de los préstamos comerciales con el 12% de interés anual frente a un 32% que exigiría un banco en el mismo periodo de tiempo. A esto se suma que Salvador Lázaro Manzo, representante de Mundo de Finanzas, brindará apoyo para la administración y uso de los recursos entregados con el fin de coordinar cada una de las acciones de los múltiples participantes en función del proyecto global.

5. Fracasar 99 veces e intentarlo 100

El proyecto se encuentra en marcha y en este momento atraviesa el periódo de localización de recursos para ser llevado a cabo. Busca generar un modelo de organización y alianzas fundamentado en valores específicos que dé como resultado una solución integral ante las problemáticas y crisis que enfrenta la comunidad.

Emprender socialmente en Las Mil Cascadas, en plena emergencia sanitaria, ayuda a dimensionar las posibilidades de crecimiento de este modelo de negocios que no busca la reproducción infinita de ganancias, sino la creación permanente de soluciones en un sistema económico en crisis.

 

TE PUEDE INTERESAR, DE ESTE MISMO AUTOR:

Cómo logré exportar a Dubai desde casa


 

Fe de erratas: Una versión anterior mencionaba, erróneamente, que Salvador Lázaro Manzo era representante de Exitus Capital (financiera privada), empresa que no tiene nada que ver con el proyecto de Las Mil Cascadas.

 


Miguel Suárez Meza es Director General de RUMEC, plataforma de negocios con impacto social.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

16 junio, 2020
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Una auditoría reveló que Facebook no combate la discriminación en su plataforma

Hacer las cosas igual que antes llevará tus ventas a la ruina

Adivina qué: en el confinamiento aumentas más de peso que en la oficina

Lo que nos faltaba: el diseño urbano de la CDMX incrementa los contagios de COVID-19