Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Las protestas callejeras anti-racistas revelaron que usar cubrebocas sí funciona contra COVID-19

23 junio, 2020

Las protestas masivas contra el racismo que se extendieron por todo el mundo alarmaron a los epidemiólogos por un posible repunte de infección de COVID-19; sin embargo, hubo mucho menos contagios de los que se esperaría.

Luego de los eventos masivos contra el racismo en Estados Unidos, los médicos no tardaron en transformar los sitios donde hubo protestas en una especie de laboratorio de pruebas. Según un artículo de la revista americana Wired, el Departamento de Salud cambió los criterios para incluir a las personas que habían participado en reuniones masivas. “Hicimos una excepción debido a la extensión de estos eventos”, dijo a la publicación Kristen Ehresmann, directora de enfermedades infecciosas del Departamento de Salud de Minnesota.

Se abrieron cuatro sitios de prueba gratuitos alrededor de los barrios más afectados por las protestas. Los resultados fueron sorprendentemente bajos. En este momento, con los datos disponibles para nosotros, parece que hubo muy poca transmisión en los eventos de protesta”, dice Ehresmann. “Estamos absolutamente aliviados”.

HealthPartners, uno de los principales proveedores de atención médica de Minnesota, también informó sobre lo alentador en los resultados de las pruebas que evaluaron, ya que de las 8,500 personas que habían estado presentes en una reunión masiva entre ellos, solo el 0.99% dio positivo. 

En otras ciudades de Estados Unidos donde han implementado pruebas gratuitas para los manifestantes, los primeros resultados fueron igualmente confortadores. En Seattle menos del 1% de las 3,000 personas examinadas que habían asistido a las protestas dieron positivo. 

Lo mismo ocurrió en Boston, ya que esta semana los funcionarios anunciaron que  únicamente 14 de 1,288 personas analizadas habían dado positivo, o sea el 1.1%. Por supuesto, estas son solo tres de los cientos de ciudades que han estado envueltas en protestas.

¿Qué significa un porcentaje de infección tan bajo?

Los primeros números son buenas noticias para Roger Shapiro, profesor de inmunología y enfermedades infecciosas en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard pues le preocupaba que las protestas representarán una nueva cadena de infección. El profesor sospecha que lo que benefició a los manifestantes para no propagar el virus fue el uso del cubrebocas y estar al aire libre. “Creo que habríamos visto una situación muy diferente con menos máscaras y eventos en interiores”, dice Shapiro.

En las protestas en Minneapolis, la gran mayoría de los manifestantes llevaban máscaras. El departamento de salud estatal distribuyó 50,000 máscaras a organizaciones comunitarias para ponerlas a disposición de los participantes. 

Las máscaras funcionan al reducir la cantidad de partículas virales infecciosas exhaladas en el medio ambiente. A pesar de que no son un sustituto del distanciamiento social y el lavado de manos, la evidencia colectiva es un fuerte argumento para usarlos durante una pandemia. 

Al menos, los primeros datos de los esfuerzos de Minnesota sugieren que tales temores pueden haber sido exagerados, pero quizás aún más significativo es cómo estos datos de pruebas preliminares están comenzando a cambiar la comprensión de los científicos sobre cómo se comporta el nuevo patógeno.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

23 junio, 2020
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Una auditoría reveló que Facebook no combate la discriminación en su plataforma

Hacer las cosas igual que antes llevará tus ventas a la ruina

Adivina qué: en el confinamiento aumentas más de peso que en la oficina

Lo que nos faltaba: el diseño urbano de la CDMX incrementa los contagios de COVID-19