Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Las vacunas contra la COVID-19 ¿serán por piquete o inhaladas?

17 septiembre, 2020

Todavía no hay vacuna aprobada, pero con suerte, tal vez no la tengamos que administrar por medio de una aguja en la piel.

 

Nueve meses han pasado desde que comenzó a expandirse el COVID-19 y aunque las primeras pruebas clínicas de las vacunas comenzaron en marzo, aún no hay una vacuna definitiva para controlar la pandemia. De acuerdo con el diario The New York Times hasta ahora se están probando 38 vacunas en ensayos clínicos en humanos, y al menos otras 93 se encuentran bajo investigación preclínica activa en animales.

Una vacuna avanza y otra retrocede

En otro artículo te hablamos de algunas de las vacunas más avanzadas hasta ahora. Entre ellas está la vacuna china con el nombre de Ad5-nCoV y la Sputnik-V, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú. Ambas han despertado la duda de los expertos en la seguridad y la eficacia que pudieran ofrecer debido a sus componentes principales.

Pese al escepticismo, ambas siguen avanzando en sus investigaciones. No pasó lo mismo en el caso de la vacuna que desarrolla la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, luego de que el martes de la semana pasada las pruebas que se llevaban a cabo en Reino Unido fueron suspendidas debido a la sospecha de una reacción de mielitis transversa en uno de los voluntarios en la vacunación, como señaló New York Times.

Hace una semana, el diario estadounidense informó que AstraZeneca llevaría a cabo una revisión de seguridad con una junta de expertos independiente, para determinar si el trastorno neurológico del voluntario fue una reacción a la vacuna candidata o no. Mientras tanto, no se administrarían más dosis de la vacuna.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió su opinión al respecto en la suspensión del estudio de esta vacuna y consideró que “no es una noticia negativa”, ya que que la compañía ha cumplido con todos los pasos para poder sacar adelante una vacuna que pueda hacer frente a la epidemia.

Sin embargo, el sábado medios dieron a conocer que el comité a cargo del proceso de revisión del análisis de la vacuna concluyó en que esta no provocó la mielitis en el voluntario. Por lo que el comité informó a la Autoridad Reguladora de la Salud de Medicamentos de Reino Unido que AstraZeneca y la Universidad de Oxford podían retomar sus ensayos, no solo en Reino Unido, sino también en Estados Unidos, Brasil, Sudáfrica y la India.

Y mientras AstraZeneca nuevamente avanza, vamos a contarte de otra vacuna que fue anunciada por la Universidad de Hong Kong, la cual a diferencia de todas las que hasta ahora existen, se administra por vía nasal.

Una vacuna de administración nasal, sin piquete

La Universidad de Hong Kong anunció que se aprobaron los ensayos clínicos de una nueva vacuna contra el coronavirus que se administra por vía nasal nasal en aerosol. Es desarrollada por las universidades de Xiamen, Hong Kong y la compañía biotecnológica pequinesa Wantai.

Según pruebas aplicadas en ratones que se publicaron en Cell, esta vacuna elimina los virus de las vías respiratorias altas, evitando el contagio.

Tras ser aprobada por la Administración Nacional de Productos Médicos, esta posible vacuna contra el SARS-CoV-2 en noviembre podría comenzar la primera fase de pruebas clínicas en humanos en la ciudad costera de Dongtai, en la provincia oriental de Jiangsu, asÍ lo informa este viernes el portal de noticias Sina, citado por Forbes.

Expertos citados por Sina aseguran que al menos un año es lo que tomaría finalizar las tres fases de las pruebas, aunque, de ser efectiva, la vacuna podría ofrecer una “doble inmunidad” contra el coronavirus causante de la COVID-19 y la gripe.

Hasta ahora, los investigadores sólo prevén efectos secundarios como congestión nasal, asma o posibles dificultades para respirar

No sólo en Hong Kong se considera una vacuna por inhalación, en Reino Unido también están comenzando el primer estudio sobre si las vacunas del Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford pueden ser administradas por inhalación a través de la boca.

De acuerdo con Bloomberg, los científicos probarán una técnica de administración similar a la de se emplea en los medicamentos para el asma inhalados, dependiendo de cada vacuna probaran dosis bajas, medias y altas.

La investigación comenzará en una instalación del oeste de Londres en las próximas semanas con 30 voluntarios.

TE PUEDE INTERESAR:

COVID-19 e influenza: cuando dos epidemias letales se juntan

¿Por qué la vacuna rusa no fue la cura que todos esperabamos contra la pandemía de Covid-19?


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube

 



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

17 septiembre, 2020
¿Qué opinas?