Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

¡Lástima! Si tan solo la CDMX fuera una “ciudad de 15 minutos” se reducirían los contagios…

11 junio, 2020

Una iniciativa parisina nacida en los años noventa parecer ser la opción correcta frente al coronavirus, pero ¿podría aplicarse en nuestro país?

Después de declarar su reelección el 12 de enero del año presente, Anne Hidalgo, la primera alcaldesa de París reveló alguno de sus primeros planes de campaña, entre los que destacó convertir a la llamada Ciudad de las Luces en una “ciudad de 15 minutos”. Esa iniciativa en época de pandemia resultaría el salvavidas de la ciudad parisina.

¿Qué es una ciudad de 15 minutos? El portal colombiano LaNetwork reporta que la idea, que nació en los años 90, surgió de un trabajo de investigación que lideró el urbanista y especialista en ciudades inteligentes Carlos Moreno de la Universidad de la Sorbona. Este concepto se pensaba como una resolución y transformación en el mundo urbano, tomando como enfoque la relación entre el espacio y el tiempo útiles.

Se plantea que en no más de 15 minutos en bicicleta o caminando estén los trabajos, las viviendas, los alimentos y  el entretenimiento. Llevar a cabo esta tarea en México exigiría una revolución económica, especialmente en las ciudades en desarrollo en donde las fábricas están situadas lejos de la capital.

(Re)crear ciudades

“Seis cosas hacen feliz a una persona urbana: vivir con dignidad, trabajar en condiciones dignas, comprar, bienestar, educación y ocio. Para mejorar la calidad de vida, se debe reducir el perímetro de acceso a estas seis funciones”, dijo el profesor Carlos Moreno a inicios de este año para la versión francesa de Vanity Fair, pero, ¿cómo se crea (o recrea) una ciudad así?

Para Moreno, este plan debería comenzar por hacer las calles principales inaccesibles para los automóviles, convirtiéndolos en plazas. París opta por una naturalización de las calles, es decir que existan zonas verdes, huertos urbanos y parques infantiles, lo cual provocaría un rediseño y una reconfiguración de todas las vías, eliminando principalmente los estacionamientos.

Otro de los elementos a destacar sería la creación de calles para niños cerca de las escuelas, espacios libres de automóviles para facilitar áreas de juego sin peligro, favoreciendo la actividad física y social. La propuesta también incluye crear quioscos ciudadanos de proximidad, abrir las salas de las alcaldías como lugar de estudio, complementándolos con los horarios de las bibliotecas, el acompañamiento a las personas de la tercera edad, entre otros, tal y como se lee en el periódico español El País.

“Vivimos en ciudades fragmentadas, donde frecuentemente trabajamos lejos de donde vivimos, donde no conocemos a nuestros vecinos, donde estamos solos”, dice Moreno para Vanity Fair. Por lo tanto, según él, la “desmovilidad” es la única forma de reducir nuestro impacto ambiental y climático. 

Para la alcaldesa parisina Anne Hidalgo, su deseo es convertir París en una ciudad 100% ciclista para 2024. De este modo, se eliminarían 60.000 plazas de estacionamientos para vehículos privados convirtiéndose en una ciudad comparable a Copenhague o Amsterdam, conocidas por haber reducido drásticamente los espacios destinados al automóvil para favorecer a la bicicleta y al peatón.

¿Y vivir en México en 15 minutos o menos… se puede?

Reporte Indigo rescata la opinión de Enrique Soto, urbanista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien explica que la pandemia del coronavirus exhibió los problemas de planeación de la ciudad en movilidad, servicios, vivienda y agua. Sostiene que la extensión de la capital desde hace 30 años se ha hecho sin un programa de desarrollo que atienda las necesidades de su población y con una política de vivienda que busca construir más pero no mejores casas.

La solución a esta problemática, afirma Soto, es empezar a hacer planes de desarrollo urbano locales que permitan la diversificación de los usos de suelo de las colonias para que sus habitantes satisfagan todas sus necesidades sin caminar más de 15 minutos. También, el diseño urbano tiene que centrarse en banquetas más anchas que permitan caminar con bajo la “sana distancia” de 1 metro y medio de separación entre una persona y otra.

Enrique considera que si el trabajo desde casa se queda como una medida para evitar contagios del coronavirus, esto obligará al cambio urbano de hacer barrios compactos y céntricos. El reto aquí es la voluntad política de llevar a cabo este proyecto. Argumenta que diseñar nuevos planes de desarrollo tardaría seis meses si la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), la Secretaría de Movilidad y la Secretaría del Medio Ambiente empezaran a trabajar en ellos… En fin.

 

TE PUEDE INTERESAR:

El día que Twitter censuró a Trump: historia de un romance a punto del divorcio

Ya existe la tecnología para que lances tu propia app sin que sepas de programación



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

11 junio, 2020
¿Qué opinas?