Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Lo que puedes aprender de la quiebra de Forever 21

Lo que puedes aprender de la quiebra de Forever 21
27 noviembre, 2019

Ahora que ya es oficial la quiebra de Forever 21, hay algunas lecciones que podemos sacar de todo este proceso.

En agosto empezaron a circular los rumores de la posible quiebra de Forever 21. En ese momento, de acuerdo con un reporte de Bloomberg, la minorista de moda se acercaba rápidamente a la bancarrota. Al parecer, el flujo de efectivo seguía bajando y no habían podido encontrar más financiamiento.

Ayer, la empresa estadounidense fundada en 1984 se declaró en quiebra. En una carta dirigida a sus clientes, la compañía dijo que solicitaría el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos (Chapter 11 of the United States Code) que le permitiría seguir operando normalmente mientras se enfoca en reestructurar el negocio y pagar a los acreedores. De acuerdo con los documentos presentados ante la corte, Forever 21 tenía pasivos de entre mil y 10 mil millones de dólares. Según la carta, esto no significa que la marca desaparecerá.

Aunque el panorama no sea muy bueno para ellos, hay algunas cosas que podemos aprender del proceso de quiebra de Forever 21.

Crecimiento sin estrategia

Forever 21 se fundó en 1984 y en poco más de treinta años llegó a ser una de las empresas de fast fashion más grandes del mundo. En sus mejores momentos, se estimó que sus ganancias alcanzaron los 4 mil millones de dólares al año.

Con estas ganancias, vino la expansión. En menos de seis años, abrieron tiendas en más de 47 países. Dentro de Estados Unidos, tienen tantas tiendas que son la séptima cadena con más espacio rentado en los centros comerciales. Pero todo este crecimiento lleva una carga que no supieron controlar.

De acuerdo con Linda Chang, la presidente ejecutiva de la empresa, el crecimiento trajo problemas a las ganancias de la empresa. Esto tiene que ver con el pago de impuestos en varias jurisdicciones, así como el costo masivo de las rentas en tantos lugares.

Cortar lo que ya no funciona

En su carta, Forever 21 dijo que la bancarrota les ayudará a enfocarse en las tiendas que sí funcionan para cortar las demás. Esto significa deshacerse de más de 178 puntos de venta en Estados Unidos. Además, dejarán todas sus tiendas en Asia y Europa para enfocarse principalmente a Estados Unidos y México. Al final, dejarán de operar en 40 países y cerrarán 350 tiendas.

Este año, la empresa llegó a tener 815 tiendas en todo el mundo. Así que perder 250 de un golpe no es poca cosa. Pero, como ha dicho Linda Chang, es una oportunidad para reestructurar su negocio y adaptarse a las nuevas condiciones del retail en un mundo con empresas como Amazon.

No siguieron los cambios

Una de las particularidades de la ropa de Forever 21 es que está pensada para dejar de usarse en unos meses. Esta es la idea detrás del fast fashion. El problema es que los consumidores de ahora se alejan de este tipo de consumo.

En los últimos años, las ventas de Forever 21 y otras marcas parecidas como Zara y H&M han ido a la baja. En cambio, marcas sustentables como Reformation y The Real Real han ido creciendo, y en algunos casos han tomado el espacio dejado por las otras. Al final, las nuevas generaciones no están de acuerdo con un modelo de negocio que se basa en descartar ropa, y las ventas de Forever 21 sufrieron por eso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Las lecciones de “El arte de la negociación” que Trump no está utilizando


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes),  y a nuestro canal de YouTube.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

27 noviembre, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

La UIF congeló las cuentas de Genaro García Luna [Agenda Inteligente]

Las apps de ligue y cómo los robots ya nos están discriminando por nuestra belleza

Los mejores empresarios de la historia han sido vendedores

Netflix perderá 4 millones de suscriptores en 2020 [Agenda Inteligente]