Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Los arquitectos deberían de rediseñar los espacios pensando en la pandemia, ¿o no?

19 junio, 2020

El confinamiento nos ha dejado ver no sólo los espacios desaprovechados dentro de nuestro hogar, sino también de las calles mexicanas, y la manera como la arquitectura puede ayudar en ello.

Florian Idenburg y Jing Liu, pareja y directores de la firma SO-IL estaban diseñando un proyecto residencial en Brooklyn con 30 departamentos en un edificio de 12 pisos. La revista The New Yorker rescata que tuvieron que actualizar sus apartamentos debido al coronavirus. La cocina, el comedor y la sala de este en espacio pueden separarse, en vez de estar unidos. Las habitaciones están alejadas para mejorar la acústica y pueden convertirse en espacios de trabajo cuentan con un espacio mayor para colocar escritorios propios. Por último, dejaran un 30% del espacio exterior, para que la persona en cuestión disfrute del aire libre.

La arquitectura sigue buscando maneras de mejorar nuestra salud. Actualmente, gran parte de los diseños modernistas pueden entenderse como una consecuencia del miedo a las enfermedades, mezclado con un deseo de erradicar cuartos y rincones oscuros donde las bacterias aguardan. El mismo texto de The New Yorker cita que en 1933 el arquitecto y diseñador finlandés Hugo Alvar Henrik Aalto construyó el Sanatorio Paimio, una instalación para el tratamiento de la tuberculosis en el suroeste de Finlandia y escribió en esa ocasión: “El objetivo principal del edificio es funcionar como un instrumento médico”.

El hogar: espacio para vivir una pandemia

En tiempos de coronavirus aquellos que han permanecido más tiempo en casa, han redescubierto su hogar. Jakob Brandtberg Knudsen, decano de la escuela de arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de Dinamarca y dueño de la firma de arquitectos Ingvarstsen, forma parte de un proyecto que involucra médicos, biólogos y arquitectos para tratar de probar de una vez por todas cuál es el efecto de una buena casa. “Empezó como una búsqueda de diseño de casas para prevenir la malaria, pero se extendió a otras enfermedades, incluyendo las respiratorias”, dijo a BBC.

En dicho artículo, el arquitecto David García, fundador de MAP Architects (Copenhague), señala que, a raíz de la pandemia, “por primera vez, de manera bastante global, estamos experimentando una nueva visión de nuestra esfera doméstica, que se ha tenido que volver nuestro gimnasio, la escuela de los niños, nuestro lugar de trabajo, nuestra área de reflexión y meditación, el espacio en el que tenemos que interactuar con los amigos”.

La arquitectura tiene un significado que se registra mentalmente en el llamado el imaginario social, así lo es para Enrique Xavier de Anda Alanís, investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM. “A través de la arquitectura podemos entender, conocer y hacernos de ideas relacionadas con situaciones de la vida cotidiana; por ejemplo, de protección, de ayuda, de vivir en comunidad”, así rescata sus declaraciones la Gaceta UNAM en un artículo titulado “La cultura arquitectónica frente al coronavirus”. Desafortunadamente, nuestro país carece de cultura arquitectónica articulada, así lo considera el investigador. “Las escuelas de arquitectura deben alentar el análisis sobre desastres y la capacidad de respuesta. Los gremios de arquitectos deben reflexionar y decir tenemos estas posibilidades de respuesta”, dijo.

La ciudad: espacio para evitar más contagios

Proyectos como los ya mencionados, tratan de resolver desde otro enfoque los problemas de salud que persisten en ciertas regiones del mundo. Incluso, enfrentan epidemias modernas como en la que actualmente nos encontramos. Por ello es que también se trata de cambiar el diseño urbano de las ciudades para que la gente se pueda mover a pie o en bicicleta, justo como hablamos en nuestro artículo “¡Lástima! Si tan solo la CDMX fuera una “ciudad de 15 minutos” se reducirían los contagios…”. Hasta ahora, el impacto de la pandemia en el urbanismo ha aparecido en pequeños cambios que pueden implementarse más rápido que un nuevo edificio o plan de zonificación. El desafío es conciliar la necesidad de un plan arquitectónico a largo plazo con la desconocimiento continuo de la pandemia.

En este momento, la arquitectura debería hacerse presente con una respuesta ante el coronavirus, pero esta opción ¿es viable? El antropólogo Christos Lynteris no anticipa grandes cambios, al menos así lo expresó en el citado artículo de la BBC: “Las enfermedades de transmisión aérea, en la historia al menos, no han tenido mucho impacto en la arquitectura. Lo que puede cambiar debido al coronavirus es la construcción para el distanciamiento, de manera que espacios como las oficinas abiertas pueden pasar de moda, o teatros con lugares más espaciados, pero ¿qué más? Con enfermedades de transmisión aérea no hay mucho que puedas hacerle a las edificaciones o al diseño de las ciudades”.

“Como estoy seguro de que estas epidemias van a volver de manera global, yo propongo que se debería reconsiderar cómo nuestro espacio doméstico puede ser flexible de manera que pueda acomodar estas necesidades que tenemos día a día.” Al fin y al cabo, dice David García, “hasta que se logre encontrar un remedio a una epidemia, la única cura que existe es la arquitectura”.

TE PUEDE INTERESAR:

¡Lástima! Si tan solo la CDMX fuera una “ciudad de 15 minutos” se reducirían los contagios…

Cómo formar una “burbuja de cuarentena” para evitar contagios sin aislarte de tus seres queridos


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

19 junio, 2020
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Cómo conseguir un préstamo sin tener trabajo

Google

Conoce los temas más buscados del entretenimiento en Internet

Los arquitectos deberían de rediseñar los espacios pensando en la pandemia, ¿o no?

No salgas, mejor pide este menú degustación de lujo hasta la puerta de tu casa