Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Los consejos de Lee Iacocca, creador del Mustang y salvador de Chrysler

¿Qué puedes aprender de Lee Iacocca, creador del Ford Mustang y salvador de Chrysler?
4 julio, 2019

Lee Iacocca falleció a los 94 años. Creó el Ford Mustang, la minivan y salvó a Chrysler de la bancarrota. ¿Qué puedes aprender de este hombre de negocios?

Lee Iacocca llegó a ser uno de los ejecutivos más importantes del mundo automotriz. Su primer acercamiento a la fama se dio en los 60 cuando ayudó a desarrollar el Ford Mustang, uno de los autos emblemáticos de Estados Unidos. Décadas más tarde, sacó a Chrysler de una deuda de más de 5 mil millones de dólares y compitió en guerras comerciales de alto perfil contra las empresas japonesas.

En la década de 1980, Iacocca se convirtió en una celebridad en Estados Unidos; era uno de los empresarios más famosos del momento. Salía en sus comerciales masivos y aparecía frecuentemente en las noticias. Tal vez no puedas aprender a diseñar el próximo Mustang, pero sí hay algunos consejos de negocios que puedes aprender de él.

Guarda rencores

Después de trabajar 32 años en otra automotriz emblemática de Estados unidos, Ford, Lee Iacocca fue despedido por el único hombre con más jerarquía que él: Henry Ford II. En ese momento, la única explicación que recibió fue que, simplemente, no le agradaba. Si no hubiera sido por esta falta de respeto, Iacocca se hubiera retirado en ese año, 1978, pero esa forma tan banal de despedirlo lo llevó a aliarse con la competencia, Chrysler, que en esos momentos estaba a punto de quebrar.

Toma las decisiones difíciles

En cinco años, Iacocca tuvo que cambiar por completo la estructura de Chrysler. Una de las decisiones más atrevidas fue despedir a 33 de los 35 vicepresidentes de la empresa y traer a su propio equipo con menos integrantes. Después, se encargó de mejorar los procesos de producción y ventas. Entre las acciones que tomó en esos años, las más importantes fueron:

  • Establecer controles financieros para cada área.
  • Ganar la confianza de los consumidores.
  • Invertir en control de calidad cuando la empresa no tenía nada de dinero.

En la práctica, esto significó que Iacocca tenía que cambiar la reputación de sus autos. En esos tiempos, la calidad de Chrysler era tan mala que los vendedores frecuentemente reconstruían los autos cuando los recibían. También vendió las propiedades de la compañía en el extranjero.

Pero una de las decisiones más difíciles que tuvo que tomar se dio en 1980. Ese año, la falta de dinero en la empresa y una recesión obligaron a Iacocca a despedir a más de 16 mil empleados.

Aprende cuándo pedir ayuda

Todos esos despidos y reestructuras no fueron suficientes para eliminar la deuda de Chrysler. Sin más opciones, Lee Iacocca decidió ir al Congreso de Estados Unidos a pedir un préstamo, una estrategia muy poco usual en esos años.

Entre sus argumentos, el empresario dijo que si Chrysler quebraba, la economía del país se iría para abajo porque los consumidores dejarían de comprar, y eso iniciaría un efecto en cadena. Además, el gobierno tendría que terminar pagando miles de millones de dólares en seguridad social y seguros de desempleo. Por último, las medidas para proteger el medio ambiente habían lastimado las finanzas de la compañía, por lo que el gobierno “le debía” un favor.

De alguna manera, esto fue suficiente para conseguir el préstamo necesario para saldar la deuda de Chrysler. Además, Iacocca terminó pagando el préstamo siete años antes de lo pactado con todo e intereses.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Las lecciones de “El arte de la negociación” que Trump no está utilizando


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes).



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

4 julio, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

La UIF congeló las cuentas de Genaro García Luna [Agenda Inteligente]

Las apps de ligue y cómo los robots ya nos están discriminando por nuestra belleza

Los mejores empresarios de la historia han sido vendedores

Netflix perderá 4 millones de suscriptores en 2020 [Agenda Inteligente]