Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

¿Necesito un oxímetro de pulso para contrarrestar el COVID-19?

24 junio, 2020

¿Qué es un oxímetro? ¿Puede ayudarte a prevenir un posible contagio de coronavirus? ¿Debes conseguir uno a toda costa?

En Estados Unidos, las ventas de oxímetros de pulso aumentaron a partir del 20 de enero, tras confirmarse el primer caso de COVID-19 de acuerdo con un artículo en el portal informativo Quartz. Las búsquedas en Google relacionadas con oxímetros alcanzaron su punto máximo en abril, como lo ha confirmado el sito de noticias CNN. ¿Por qué? Este aumento de búsqueda y compra se debe primeramente a que se ha demostrado que varios pacientes en estado grave presentan bajos niveles de oxígeno en la sangre, mientras que algunos que han dado positivo tienen dificultades para respirar.

Además está el hecho de que Richard Levitan, médico de urgencias en New Hampshire, Estados Unidos, pasó 10 días trabajando en el Hospital Bellevue en Nueva York y decidió compartir su experiencia sobre el COVID-19 a través de un artículo en The New York Times. En él sugería que estos dispositivos podrían proporcionar advertencias tempranas sobre el tratamiento contra COVID-19. Levitan también es presidente de Airway Cam Technologies, empresa que imparte cursos de intubación y manejo de vías respiratorias,.

Sin embargo, hay opiniones divididas entre los funcionarios de la salud en cuanto a la recomendación de utilizar un oxímetro de pulso en casa. Los estudios de confiabilidad muestran resultados variados y hay pocos lineamientos para elegir uno. Aún así, muchos médicos están aconsejando a sus pacientes conseguirlos, lo cual lo está convirtiendo en el dispositivo predilecto de la pandemia.

Hoy leerás los datos básico con respecto a este dispositivo médico, contestaremos preguntas que van desde qué es un oxímetro hasta cómo funciona, cómo interpretar la información que te da y responderemos la gran pregunta, ¿necesitas uno, o no?

Un oxíme… ¿qué?

De acuerdo con el sitio Healthline, una oximetría de pulso es una prueba no invasiva e indolora que mide el nivel de saturación de oxígeno o los niveles de oxígeno en la sangre. Esta prueba detecta de forma rápida los cambios en la eficacia con que se transporta el oxígeno a las extremidades más alejadas del corazón, incluidas las piernas y los brazos. Para ello se utiliza el oxímetro de pulso, que es un dispositivo pequeño con forma de clip que se adhiere a una parte del cuerpo, como los dedos de los pies o el lóbulo de la oreja, pero que por lo general se coloca en un dedo. También, a menudo se usa en un entorno de cuidados críticos, como salas de emergencia u hospitales. 

¿Cómo funciona? Cuando introduces el dedo en el dispositivo, este emite diferentes ondas de luz a través de tu dedo. Tú no sentirás nada; estas ondas buscarán la hemoglobina, la molécula de proteína que transporta el oxígeno a través de la sangre. La hemoglobina absorberá diferentes cantidades y longitudes de onda de luz, según el nivel de oxígeno que transporte. Entonces tu oxímetro de pulso mostrará una lectura numérica, un porcentaje que indicará el nivel de saturación de oxígeno que hay en tu sangre. Un paciente en estado sano tendrá una lectura de oxígeno de 95% o del 98%, pero si el paciente arroja un número menor al 92% entonces deberá ser atendido por el personal capacitado, el cual administrará oxígeno a través de una máscara.

El doctor Richard Levitan hizo notar que los pacientes con coronavirus pueden experimentar una caída peligrosa de oxígeno sin tener problemas respiratorios evidentes y, para cuando llegan al hospital con falta de aliento, sus niveles de oxígeno han bajado tanto que, en algunos casos podrían tener neumonía avanzada a causa de COVID-9.

Entonces, ¿compró uno para usarlo en casa, o no?

Tener un oxímetro de pulso en casa podría dar una lectura defectuosa o usarse de forma incorrecta, lo que te llevaría a buscar atención cuando quizás en realidad no la necesites. De hecho, la Asociación Estadounidense del Pulmón y de la Sociedad Torácica Estadounidense dijeron a CNN que para la mayoría de las personas tener un oxímetro de pulso en el hogar no sería particularmente útil para detectar el coronavirus. 

La Asociación apela a que los bajos niveles de oxígeno son un indicador relativamente tardío de que una persona tiene COVID-19, dijo el Dr. J. Randall Curtis, profesor de medicina pulmonar y de cuidados críticos en la Universidad de Washington. Las personas que potencialmente tienen la enfermedad probablemente experimentarán otros síntomas, como fiebre, tos seca, dolores corporales o fatiga, que los llevarían a buscar atención médica días antes de notar una disminución en sus niveles de oxígeno en la sangre.

También es posible que las personas que usan oxímetros de pulso en el hogar puedan ver lecturas inexactas. El esmalte de uñas, las uñas artificiales, las manos frías y la mala circulación son cosas que pueden interferir con la luz utilizada por los dispositivos y dar lugar a números falsos, tal como indica The New York Times. Debido a la escasez de dispositivos, algunas personas recurren a las aplicaciones de oxímetro, pero un estudio de la Universidad de Oxford examinó el uso de aplicaciones de oxímetro en el contexto de la pandemia de COVID-19 y concluyó que no eran confiables. Estas aplicaciones dicen medir la saturación de oxígeno a través de la luz del flash y la cámara, pero los autores del estudio de Oxford dicen que estas no generan lecturas tan precisas porque la cámara no puede medir el reflejo de la luz en dos longitudes de onda.

Si tú o alguien de tu familia dieron positivo por COVID-19 y ahora se están recuperando en casa, pueden consultar a su médico sobre el uso de un oxímetro de pulso o sobre alguna otra medida apoyo. Pero si en el caso contrario tu salud es estable, evita comprar el oxímetro, como dijo el Dr. David Hill, médico pulmonar y de cuidados críticos y portavoz de la Asociación Estadounidense del Pulmón a CNN te estarás ahorrando entre $1,800 y $435, precio en el que oscilan en Mercado Libre.

Recuerda que lo más importante en esta pandemia es que no ignores los síntomas graves propios del coronavirus, como son: dificultad para respirar o sensación de falta de aire, dolor o presión en el pecho e incapacidad para hablar o moverse. Si presentas alguno de estos recuerda llamar a tu doctor o al  centro de atención sanitaria antes de presentarte en el lugar en cuestión, tal y como lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

TE PUEDE INTERESAR:

Cómo formar una “burbuja de cuarentena” para evitar contagios sin aislarte de tus seres queridos

¿Podrían las caretas transparentes reemplazar los cubrebocas para prevenir COVID-19?


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

24 junio, 2020
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Una auditoría reveló que Facebook no combate la discriminación en su plataforma

Hacer las cosas igual que antes llevará tus ventas a la ruina

Adivina qué: en el confinamiento aumentas más de peso que en la oficina

Lo que nos faltaba: el diseño urbano de la CDMX incrementa los contagios de COVID-19