Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

¿No que muy startuperos? Los millennials son la generación menos emprendedora en 100 años

7 julio, 2020

La crisis económica ha hecho que los millennials, salvo contadas excepciones, no sean ni de lejos esos emprendedores digitales súper exitosos de los que tanto se ha hablado.

Por supuesto habrás escuchado que los millennials son una generación caracterizada por estar siempre conectados, amar los dispositivos móviles y la comunicación instantánea, que son los nuevos emprendedores de la era digital, bla, bla.

Esto dista mucho de la realidad para los nacidos entre 1981 y 1999. Ellos conforman la generación más afectada por la crisis del 2008, la que se graduó y llegó al mercado laboral en plena recesión económica, ajustándose a “trabajillos” con salarios cada vez más bajos, en un entorno económico con precios cada vez más elevados.

Ya te habíamos comentado en otro artículo que la mayoría de los millennials no podrán comprar casa, y que rentar tampoco parece muy viable, en otro te dijimos que ni siquiera van a poder pagar la colegiatura de sus hijos (si es que desean tenerlos). Para que tu pesimismo esté aún mejor informado, esta vez te diremos por qué los millennials tampoco podrán poner su propio negocio.

El falso mito de los startuperos

De acuerdo a un artículo de la revista GQ, basándose en datos de Pew Research Center, hay unas 2 mil 153 personas con más de mil millones de dólares. Actualmente, únicamente 53 de ellos son millennials. 

La narrativa que se ha manejado con respecto a esta generación, se luce con ejemplos de emprendedores digitales que se han vuelto multimillonarios con sus startups. Uno de los casos más conocidos es el Mark Zuckerberger (1984), que fundó Facebook en Harvard 2004 a la edad de 19 años. Zuckerberger es la séptima persona más rica del mundo. Una historia muy similar es la de Yiming Zhan (1983), empresario chino fundador de TikTok. Junto con Zhang y Zuckerberg, Evan Spiegel (1990) completa el grupo de los únicos tres multimillonarios en haber generado su fortuna desde cero a partir de su propia empresa antes de haber cumplido 30 años. En el caso de Spiegel, el éxito le vino con Snapchat (luego convertida en Snap Inc.), compañía que fundó en 2011 y de la que es CEO.

No obstante esos ejemplos ilustres, las estadísticas indican que la generación de los millennials es la menos emprendedora de los últimos cien años. Peor aún: es la que menos probabilidad tiene de convertirse en una oleada de empresarios exitosos.

Un artículo de Bloomberg Businessweek, firmado por David Sax, sugiere que el espíritu empresarial en Estados Unidos simplemente no ha crecido o incluso ha tendido a la baja durante al menos las últimas dos décadas.

A principios de los años 80, dos de cada 10 estadounidenses iniciaron un negocio propio. Antes de la crisis financiera de 2008, sólo uno de cada 10 era emprendedor. Desde entonces, la cifra tiende aún más a la baja, según afirma Sax.

De acuerdo a sus datos, las nuevas empresas registradas por el gobierno de Estados Unidos en el Internal Revenue Service (IRS), sumaron un máximo de aproximadamente 394 mil solicitudes de  en los primeros tres meses de 2006, pero cayeron precipitadamente una vez que la recesión de 200 los golpeó; hoy suman en promedio trimestral 330 mil.

Incluso desde antes de que llegara el coronavirus, emprender un negocio nunca fue menos alcanzable para los emprendedores: pocas empresas jóvenes inician con mucho capital y sólo 17% tienen acceso al financiamiento.

¿Y los millennials emprendedores en México a qué se enfrentan?

Seas de la generación que seas, ser emprendedor en México no resulta fácil tanto por razones financieras como porque en la población no se generaliza la cultura emprendedora. Ocho de cada 10 empresas fracasan antes de alcanzar sus primeros cinco años de vida y aproximadamente 75% de la PYMES no llega a cumplir los 10 años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), anteriores a la pandemia de COVID-19.

Los millennials representan más de la mitad de la Población Económicamente Activa (PEA) y concentran a la mayor parte de los contribuyentes; sin embargo, también representan más del 60% de la cifra de desempleo, según el Inegi.

Otras estadísticas señalan que uno de cada tres mexicanos quisiera un negocio propio, pero tiene miedo al fracaso o se quedan solo con la idea y no la aplican, por lo que buscan otra entrada económica, esto de acuerdo con datos de la revista Entrepreneur . En esa encuesta se afirma que, de los que sí emprenden, cuatro de cada 10 son millennials de entre 22 y 35 años y que el nivel universitario es el que más produce emprendedores. Sus negocios se instalan con ahorros o dinero familiar, la mayoría no registra su negocio en el SAT, opera desde casa o de forma virtual y ocho de cada 10 no sobrevive al segundo año.

De acuerdo al diario La Jornada, con base en un sondeo realizado por Coru.com y Brad Engagement en julio de 2019, la principal fuente de ingreso de la mitad de los millennials es su sueldo, porque son empleados de una empresa privada o entidad pública. 40% aseguró que obtiene dinero por negocio propio o emprendimiento, y únicamente un 6% declaró que sus padres les dan dinero.

TE PUEDE INTERESAR

La narrativa tóxica de la explotación a los millennials en las empresas mexicanas

Todos somos (o podemos ser) expertos en algo. Titularse es opcional



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

7 julio, 2020
¿Qué opinas?