Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Poca gente dice “no, gracias”; pero hacerlo es un asunto de ética

21 marzo, 2019

Algo que pocas personas saben hacer es decir “no, gracias”. Nuestra columnista Emma Rubio nos explica por qué es una cuestión ética

Hace tiempo que vengo lidiando con una conducta humana con la que me he tenido que enfrentar en la búsqueda de clientes. Yo me dedico a ofrecer un programa de capacitación y como todo consultor, debo tocar puertas para poder tener trabajo. Sin embargo, una de las constantes que padezco, es que las personas simplemente no responden ni a mensajes ni a correos electrónicos. ¿Qué significa esto? Evidentemente que no les interesan los servicios que ofrezco pero ¿qué denota ese comportamiento?

Considero que una gran falta de ética en su actuar, pues si bien, cada una de esas personas hoy se sienten con ese “poder” de ignorar, como si no hubiese repercusión en ello. Pero permítanme decirles que el hecho de que no tengan la atención de responder un mensaje aunque sea para decir “no gracias” no sólo habla de su falta de capacidad para lidiar con sus propias emociones (por lo cual deberían contratarme) sino además de su falta de ética y su poca calidad humana. Y por supuesto, que eso hace que a mí, en definitiva, no me dé confianza esa persona.

Alguien que no está dispuesto a hablar con la verdad es alguien que no habla bien de la empresa que representa ni mucho menos de sí mismo.

Cuando me topo con alguien que me dice “no gracias, por el momento no es posible quizá más adelante” sin duda alguna, en un futuro no tendré deparo en apoyarle pues sépanse que la vida da muchas vueltas y de modo más rápido en el mundo laboral, donde uno nunca sabe si hoy tendrás ese “poder” o te tocará ir a tocar las puertas. ¿Por qué escribo de esto?

No sólo porque sea un acto que me indigne sino porque en realidad, si es un elemento muy importante a tratar, es parte de la calidad humana que brinda una empresa y si tú quieres que tu empresa se destaque por ello, primero deberás comenzar por capacitar a tu personal en las habilidades socioemocionales pero sobre todo, fomentar las virtudes humanas, pues las personas lo que jamás olvidamos es cómo nos hacen sentir.

Piénsalo, tú más que recordar los contenidos de algo, recuerdas más bien, qué te hicieron sentir.  Si tus empleados no ponen atención a ello, difícilmente tendrás empleados leales, porque la lealtad deviene de la calidad humana y si no son capaces de decir ni siquiera un “no gracias” no son capaces de ser leales, honestos, honrados porque la base de estos valores es la gratitud y la compasión. La ética no es cosa del pasado, mientras exista humanidad, la ética debe ser base de todo actuar humano y en un aparente “simple detalle” se refleja demasiado.

Así que si eres de esas personas a las que van y les ofrecen algún tipo de servicio, recuerda que decir “no gracias” habla más de ti que lo que tu trabajo de gran calidad pueda decir. Porque los talentos se aprenden pero el ser buena persona no. De ahí, que las grandes y exitosas empresas deciden contratar buenas personas y no personas zagaces, hábiles o talentosas. Así que ya sabes, para la siguiente vez que vaya a ofrecerte mis servicios, ten la amabilidad de decirme “no gracias” y te ganarás mi respeto. Pues la gratitud es admirable, la prepotencia denigra no a la persona con quien la cometes sino a ti mismo.




Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

21 marzo, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Netflix podría poner anuncios para no subir su precio [Agenda Inteligente]

Cómo cambiar tu vida en un año según Rodrigo Herrera Aspra

Cómo cambiar tu vida en un año según Rodrigo Herrera Aspra

Agenda Inteligente / AMLO prometió autosuficiencia alimentaria; su austeridad lo impide

El mito de los viernes como días muertos

El mito de los viernes como días muertos tiene un costo en la productividad