Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

El SAT clausurará tu negocio si no das facturas (ya se ensañó con un sitio de taxis)

5 septiembre, 2018

El SAT se encargó de que fuera noticia que clausuró un sitio de taxis. El mensaje es claro: si no facturas, despídete de tu negocio. Pero además de evitar su cierre, aquí te decimos por qué facturar te ayuda a crecer.


En un comunicado de prensa que empezó a circular el día ayer (4 de septiembre), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) anunció que clausuró un sitio de taxis en el aeropuerto de la ciudad de Durango. La medida se debía a que la empresa no estaba emitiendo comprobantes fiscales a sus usuarios.

En un país con alrededor de 4 millones de negocios que caben dentro de la definición de mipyme (empresas micro, pequeñas y medianas), debe haber muchas que, aún estando registradas ante Hacienda, nunca o muy rara vez expidan facturas. El hecho de que el SAT se ensañara con ese sitio de taxis en particular (de los cientos, tal vez miles, que jamás dan factura) y, más que eso, decidiera ponerlo en un boletín de prensa para que se enterara todo el mundo, habla de su maquiavelismo. No es que la institución se sienta orgullosa de cerrar a ese negocio por su informalidad, sino porque quiere dejar clara la lección a todos: si se niegan a entregar facturas, despídanse de su negocio.

Según el Código Fiscal de la Federación, la infracción para los negocios que no cumplan con las disposiciones fiscales relacionadas con la obligación de expedir facturas y proporcionarlas de manera electrónica o su representación impresa cuando se les solicite (artículos 29 y 29-A) es la clausura del negocio por tres a quince días.

Todos los negocios, incluso los pequeños, están obligados a emitir estos comprobantes fiscales, y perder dos o tres semanas de trabajo puede ser la muerte de algunos negocios. Con todas las dificultades de las nuevas facturas, a veces parece que no valen la pena, pero en este caso, seguir las reglas es la mejor alternativa.

¿Por qué te conviene emitir facturas?

Básicamente, te sirve para ahorrarte problemas. Debes saber que el SAT pide a los contribuyentes que denuncien a las empresas que no emiten sus facturas y comprobantes de pago. Eso por sí mismo no es tan pesado, pero también están las multas. De acuerdo con el Código Fiscal de la Federación, no expedir, no entregar o no poner a disposición de los clientes los comprobantes fiscales digitales por internet es una infracción que viene con multa desde 15 mil hasta 90 mil pesos, además de que si reincides, te clausurarán como al sitio de taxis. Tal vez podrías pensar en voltear hacia la informalidad, pero no sería la mejor idea, aunque vayas empezando.

Sí hay sobrerregulación y sí afecta a las pequeñas empresas

Desde que la facturación electrónica se hizo obligatoria en el 2014, todo el esquema del SAT está pensado para facilitar su trabajo y para acomodar a las grandes empresas internacionales. En primer lugar, no hay distinción entre pymes y las grandes compañías: deben entregar las mismas declaraciones, reportes, solicitudes y obligaciones. Para que tengas un ejemplo claro, veamos los complementos de pago del CFDI. En este caso, si el pago no es completo, tienes que emitir un nuevo CFDI por cada parcialidad que te pague el cliente. Obviamente, es mucho más fácil que empresas grandes con un departamento de contabilidad le dedique el tiempo necesario a esto; especialmente si tomamos en cuenta que en México solo la mitad de las pymes cuenta con los servicios profesionales de un contador.

Todo empuja a la informalidad

Las nuevas empresas en México suelen estar más enfocadas en generar ganancias que en otros objetivos. Por eso, una estrategia muy usada es mantenerse en la informalidad el tiempo necesario y pasar a la formalidad cuando tengan la estructura necesaria para sobrellevar toda la regulación. El problema es que casi tres cuartas partes de todas las nuevas empresas fracasan en dos años, y se estima que cerca del 70% de las pymes en México son informales. Entonces, por un lado vemos que sobrevivir, formal o no, ya es bastante difícil en nuestro país. Por el otro lado, la gran mayoría prefiere quedarse dentro del sector informal, pero esto también trae sus problemas.

Es imposible seguir creciendo

Si tu negocio prefiera mantenerse informal, ¿qué podrías esperar en cuanto a crecimiento? De entrada, los bancos te van a negar un préstamo; según la Encuesta Nacional de Micronegocios de 2012, 64% de las mypimes en México iniciaron con recursos del dueño o de familiares y amigos, mientras que solo 3% encontraron financiamiento bancario. Esto significa que tendrás que conseguir recursos de otra manera, donde los intereses pueden ser injustos, o simplemente tendrás que esperar a tener el dinero para invertir en tu empresa (solo recuerda que la mayoría no dura dos años). Además, según el Diagnóstico 2016 del Fondo Nacional del Emprendedor, las informales son un 45% menos productivas que las del sector formal.

Por otro lado, la mayoría de los clientes busca deducir sus gastos (para lo que se necesita factura); por lo que quedarse en este sector significa una desventaja competitiva muy importante.

 


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

5 septiembre, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Morena quiere cobrar derecho de agua a los agricultores [Agenda Inteligente]

El caso es en el que mejor odiar a tu jefe

Es mejor odiar a tu jefe que ser ambivalente hacia él

Carlos Slim invertirá $120 mil millones en sexenio de AMLO [Agenda Inteligente]

Coparmex se amparará contra ley antifactureras [Agenda Inteligente]