Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

¿Por qué la gente no está comprando autos eléctricos?

coches eléctricos, cero emisiones, hibridos, negocios inteligentes, diego coto,
14 agosto, 2018

Aunque puedan llegar a ser el doble de caros, su mantenimiento y el costo de las recargas hacen que a través de los años los autos eléctricos sean una muy buena apuesta.


Las ventas de autos híbridos en México han aumentado a lo largo de este año, mientras que las de eléctricos han ido a la baja, según un nuevo informe de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). Durante los primeros cinco meses del 2018, las ventas de autos híbridos en todo el país aumentaron 54% más que en el mismo periodo del año pasado, con poco más de 4 mil automóviles. Por el otro lado, los eléctricos solo vendieron 86 unidades; es decir, 30% menos que el año pasado. Entonces, ¿cómo se explica que los eléctricos vayan a la baja mientras los híbridos siguen creciendo?

En primer lugar, es una situación de todo el mercado. En los últimos treinta años, el poder adquisitivo ha bajado 80%. Además, en general, las ventas de automoviles han bajado en el 2018; de las 28 marcas que reportan sus ventas a la AMIA, 10 cerraron el primer trimestre con números rojos. Pero esto no explica el aparente desagrado de los mexicanos por los automóviles eléctricos.

Ya todos aceptamos que este tipo de vehículos será el futuro; de hecho, se espera que para el 2050 el 90% de los autos en México sean eléctricos. El problema es que otros países creen que llegarán a esos números para el 2030. La diferencia de veinte años se debe al precio exageradamente alto comparado con ellos y a la falta de infraestructura para que recorran las calles (algunos dirían que es su función principal).

Sí, son más caros, pero al final sale mejor

El precio de los autos eléctricos es mucho más alto que el de los normales. En México, el más barato cuesta más de 300 mil pesos nuevo, casi el doble del automóvil de motor de combustión más barato. A esto hay que sumarle el segundo gran gasto: las baterías. Además de que actualmente no dan más de 200 o 300 kilómetros por carga, se deben cambiar cada 5 años y cuestan entre 10 y 30 mil pesos. Pero no todo es tan malo. El mantenimiento cuesta casi la mitad de un auto normal y las recargas de batería pueden bajar hasta cerca de los 3 mil pesos anuales (en promedio, uno normal gasta 21 mil pesos de gasolina).

El miedo de que te dejen tirado

Si las baterías solo dan para unos cuantos cientos de km, no se puede recorrer todo el país. En México hay cerca de 900 estaciones de carga para autos eléctricos; suena poco. De hecho, suena mucho peor si se compara con las casi 11 mil gasolineras. Además,  la gran mayoría de esas estaciones de carga están en ciudades grandes. Básicamente, no puedes hacer road trip en tu auto de cero emisiones. Algunas empresas están explorando la posibilidad de poner más estaciones en el país, pero de todas las formas la brecha es enorme.

Los incentivos empujan a comprar híbridos, no eléctricos

Estos dos tipos de automóvil cuentan con los mismos incentivos fiscales: exención de pago de tenencia, exención de pago de impuesto por autos nuevos, exención de la tenencia y la posibilidad de deducir hasta 250 mil pesos en la compra. Si a esto le sumamos que el precio de los híbridos es más bajo y que no te dejarán tirado porque también pueden usar gasolina, se explica fácilmente que la gente los prefiera.

Seguramente, esta tendencia irá cambiando cuando baje el precio de las baterías y mejore la infraestructura en el país. Por ahora, la compra de un automóvil eléctrico debe verse como una apuesta que, si se maneja bien, bajará el costo total del mantenimiento y el combustible. Si se toman las medidas correctas, la vida útil del auto puede ser más barata al final.


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

14 agosto, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
consejos para becarios

4 consejos para sacarle el mayor provecho a los becarios (y ellos a ti)

¿Qué es la matriz de Ansoff y cómo puede ayudarte en tu negocio?

¿Qué es la matriz de Ansoff y cómo puede ayudarte en tu negocio?

No te creas que las pymes son la solución para la creación de empleo

No te creas que las pymes son la solución para la creación de empleo

¿Qué es el principio de Pareto y cómo se usa en los negocios?

¿Qué es el principio de Pareto y cómo se usa en los negocios?