Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Por qué los CEO ganan muchísimo más que los empleados comunes

por qué los ceo ganan muchísimo más que los empleados comunes
28 mayo, 2019

La brecha entre lo que ganan los directores generales, o CEO, de las grandes empresas en Estados Unidos y los empleados es enorme. Aquí te decimos algunas razones no tan obvias de por qué pasa esto.

En los años 50, un CEO promedio de cualquier empresa de Estados Unidos ganaba, poco más poco menos, 20 veces lo que un empleado. El año pasado, un director general promedio ganó 360 veces lo que un empleado, o poco menos de 14 millones de dólares contra 38 mil dólares. Si eso no es suficiente, aquí puedes ver una lista de los que ganan 1,000 veces lo que sus empleados. Aunque los sindicatos siguen presionando, la diferencia sigue creciendo: en el 2018, el salario de los CEO creció 6% contra 0.3% de los trabajadores.

Nadie niega que estar al frente de la compañía es una alta responsabilidad. Incluso, cuando fumen mariguana, o tomen decisiones no muy bien pensadas. A mayor responsabilidad mayor paga. Pero, ¿qué tanto es demasiado? ¿Deben los salarios estar en función de lo que ganan los CEO? ¿Qué hace que la brecha entre lo que gana el empleado común con la de un director general sea tan grande?

1. Los mayoría de lo que ganan los CEO no es su salario

La gran mayoría de los empleados solamente recibe sus sueldos. Pero para los directores generales, las cosas son un poco diferentes. Además de un sueldo, tienen otros tipos compensaciones como acciones de la empresa y bonos por llegar a objetivos específicos en el año. Mucho de esto se deriva de una ley que entró en vigor durante la administración de Bill Clinton. La ley señala que las empresas solo pueden deducir 1 millón de dólares del sueldo de un CEO. En cambio, las acciones que le den están exentas de impuestos, y por eso prefieren usar éstas para pagarles.

Usemos el ejemplo de Elon Musk, CEO de Tesla y el mejor pagado del 2018 con 513 millones de dólares. Aunque ese año Tesla perdió casi mil millones de dólares, y Elon Musk solo recibe un cheque de salario mínimo (por ley) que nunca cobra, sigue estando en el primer lugar. Pero, 99.9% de lo que gana viene de objetivos que cumplió en el año.

2. Los CEO despedidos también ganan mucho más

En la realidad, los directores generales en Estados Unidos cuentan con el llamado golden parachute (o paracaídas dorado). Aunque los despidan, hagan quebrar a sus empresas o tengan que pagar millones por multas, su contrato estipula que recibirán una paga predeterminada si son despedidos. En 2013, por ejemplo, el promedio de lo que garantizaba esta cláusula era de 48 millones de dólares.

3. A las compañías no les importa si esto aleja a los consumidores

En un estudio publicado por la Harvard Business School, se mostró que las consumidores prefieren no comprar productos de empresas en las que saben que el CEO gana mucho más que el trabajador promedio. De hecho, están dispuestos a pagar más en cualquier tipo de producto cuando la diferencia es relativamente baja. Mientras la diferencia sigue creciendo, tal vez esta tendencia también lo haga, y en el futuro tal vez sea un factor a tomar en cuenta al decidir lo que ganará el director general.

4. La verdadera diferencia es mucho más grande

De acuerdo con un estudio de Inequality.org, la verdadera diferencia entre lo que ganan los trabajadores y el CEO de la compañía es mucho más grande. Depende de cómo lo calculemos. Por ejemplo, en 2017, los 350 CEO de las empresas más grandes de Estados Unidos ganaron, en promedio, 18.9 millones de dólares, 17.6% más que el año anterior. El salario del trabajador solo aumentó 0.3%.

Ahora, si dividimos 17.6 entre 0.3, podríamos concluir que el salario de los más grandes aumenta casi 60 veces más rápido que el de los trabajadores. Pero no estamos tomando en cuenta todos los factores.

En 2016, los CEO ganaban, en promedio, 270 veces más que el trabajador. Es decir, por cada dólar de un trabajador que aumentó o.3% del 2016 al 2017, que son 270 dólares de lo que ganaban, los CEO aumentaron 17.6%.

Digamos que un director general gana 9 millones de dólares en 2016. Si lo divides entre 270, son 33 mil dólares al año. Con el aumento de 17.6%, al final del año, el CEO ganaría 1,584,000 dólares más. En cambio, para el que gana 33 mil dólares con un incremento de 0,3%, al final del año ganaría solo 100 dólares más.

Al final, la verdadera diferencia es que, por cada dólar extra que el trabajador ganó en el 2017, el CEO se llevó a su cartera 15,840 dólares.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

28 mayo, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Cómo oponerse a López Obrador (con sus propias armas)

¿Quieres ser millonario? 4 consejos de millonarios para ser como ellos

¿Quieres ser millonario? 4 millonarios te dicen cómo ser como ellos

consejos para becarios

4 consejos para sacarle el mayor provecho a los becarios (y ellos a ti)

¿Qué es la matriz de Ansoff y cómo puede ayudarte en tu negocio?

¿Qué es la matriz de Ansoff y cómo puede ayudarte en tu negocio?