Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

¿Por qué odiamos los lunes?

¿Por qué odiamos los lunes?
1 octubre, 2019

A nadie le gusta levantarse a trabajar los lunes. La ciencia tiene muy claras las razones por las que odiamos los lunes.

Por alguna razón, en cuerpo y alma es más difícil levantarse los lunes. Simplemente no dan ganas de hacerlo. Aunque no nos guste, no podremos eliminar este día de la semana; en primer lugar, no sería práctico. Además es el día más productivo. Quizás no tenga remedio, pero la ciencia sí puede decirnos por qué odiamos los lunes.

Empezando por la mañana

La mayoría de la gente no logra dormir lo suficiente durante la semana. Por eso toman el fin de semana para recuperar algo de ese tiempo de descanso. El problema es que cambiar los horarios de sueño, aunque sea por una o dos horas, puede confundir al cuerpo y hacer que sea más complicado levantarse en la mañana del lunes.

Según un estudio, dormir más durante el fin de semana puede alterar tu reloj corporal por 45 minutos. Es decir, descansar más te hace sentir más cansado al empezar la semana laboral. Cuando hay puentes, el efecto es todavía más pronunciado.

Tenemos más necesidad de chismear

Según otro estudio, esto tiene que ver con la evolución humana. Desde los tiempos de las cavernas hemos sido animales sociales. Entonces, es necesario sentirse parte de un grupo. Pero después de un fin de semana, podemos sentirnos ajenos.

El estudio dice que solamente dos días son necesarios para sentir que nuestro lugar en el grupo está en peligro. Por eso, es más común que perdamos tanto tiempo chismeando en lunes. No se trata de contar lo que pasó en nuestro fin de semana, sino de asegurar que seguimos siendo parte del grupo.

En lunes te odias más

Una razón importante por la que odiamos los lunes es que los lunes hacen que nos odiemos a nosotros mismos. Según este estudio, la mayoría de las mujeres estadounidenses se sienten menos atractivas los lunes. Al parecer, esto tiene que ver con los hábitos del fin de semana. Es más común comer, tomar y fumar más de lo normal. Por eso, al llegar al trabajo, no nos sentimos tan bien con nosotros mismos.

Por otro lado, es más común empezar dietas, ejercicio y otras actividades para mejorarse a sí mismo en el primer día de la semana. La razón de esto es que, en general, los lunes son los días en los que nos sentimos más decepcionados de nosotros mismos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El mito de los viernes como días muertos tiene un costo en la productividad


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube.



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

1 octubre, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Morena quiere cobrar derecho de agua a los agricultores [Agenda Inteligente]

El caso es en el que mejor odiar a tu jefe

Es mejor odiar a tu jefe que ser ambivalente hacia él

Carlos Slim invertirá $120 mil millones en sexenio de AMLO [Agenda Inteligente]

Coparmex se amparará contra ley antifactureras [Agenda Inteligente]