Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Qué aprendemos de los tips para ser mejores líderes

Qué aprendemos de los tips de liderazgo
4 julio, 2019

Nuestra columnista, Emma Rubio, desempolva algunos consejos de liderazgo. Pero no cualquier “liderazgo”, sino el “significativo”

Para hablar de un liderazgo significativo, fue preciso darme una vuelta por varias fuentes. Lo que peculiarmente llamó mi atención es que se menciona a la humildad como una virtud propia del líder. Incluso, varios estudios coinciden en que las personas son felices en sus trabajos porque admiran a sus jefes. Tomé como guía este libro de José Luis Quintero: Liderazgo basado en virtudes.

Según las encuestas, estos son los aspectos que rescataron de sus líderes:

  • Se distinguen por sus virtudes individuales.
  • Utilizan su autoridad para impactar de manera positiva.
  • Están en constante aprendizaje para crecimiento personal y poder enseñar mediante el ejemplo.

Estos tres aspectos logran que los colaboradores proyecten su futuro en sus líderes y vean su carrera dentro de la empresa.

Un estudio publicado por Forbes, en el que se encuestó a 7 mil 700 colaboradores jóvenes, arrojó los siguientes datos:

  • 77% de los encuestados perciben que las empresas tienen un alto impacto en la sociedad. Esto es evidencia de que la empresa es un excelente lugar para lograr un impacto positivo.
  • 63% sostienen que sus capacidades de liderazgo no están siendo desarrolladas.
  • 71% piensa dejar su actual empleo en los siguientes dos años, independientemente de que estén a gusto en sus actuales empleos.

Por otro lado, en el Huffingtonpost se publicó un estudio complementario listando las razones por las cuales los colaboradores renuncian a sus empleos aunque estén bien compensados debido a:

  1. Cargas de trabajo excesivas: Suele pasar que a los trabajadores de mejor desempeño se les cargan demasiadas responsabilidades como si se castigara el hecho de hacer un buen trabajo. En esta misma línea, un estudio de la Universidad de Stanford demostró que la productividad baja a partir de exceder 50 horas semanales de trabajo.
  2. No se reconoce el trabajo bien hecho: Es decir, no existe suficiente claridad en cómo se puede impactar la compensación individual, no existe suficiente retroalimentación por líderes capaces de realizarla.
  3. Débil relación con los empleados: La gran mayoría de la gente que renuncia lo hace debido a la poco satisfactoria relación que tenía con su jefe.
  4. Líderes que no cumplen sus promesas: Una autoridad que no cumple sus promesas será también poco digna de confianza cuando se habla del futuro profesional de los colaboradores.
  5. Contratación y ascenso de la gente incorrecta: Colocar a un antiguo compañero, familiar o amigo como jefe del equipo de trabajo, aunque su actitud sea poco positiva o poco productiva, rompe con la lealtad de los colaboradores hacia la empresa.
  6. Pasan por alto los intereses de los empleados: Ignorar los intereses de carrera, plaza, nivel de responsabilidad, limitaciones individuales, responsabilidades personales o tareas de interés, disminuye la pasión por el trabajo.
  7. Pobre aprovechamiento de las habilidades de los colaboradores: Cuando un jefe se encarga de asignar y supervisar el trabajo de manera excesiva causa desmotivación en los colaboradores.
  8. Desalientan la creatividad: Los colaboradores que realizan tareas de manera cotidiana tienden a cuestionarlas para hacerlas más productivas. Un líder que no quiera tomar en cuenta esas iniciativas limitará el incremento de productividad en el equipo.
  9. Falta de desafío intelectual: La ausencia de tareas, retos o procesos nuevos ahuyenta a los colaboradores creativos y progresivos.

En resumen, un buen líder debe conocer muy bien a sus colaboradores, mantenerlos en un nivel de interés, incluso de estrés equilibrado y proveerles suficientes desafíos que eviten el aburrimiento y prevengan, al mismo tiempo, que sus colaboradores caigan en un nivel de ansiedad.

El fino arte de mantener interés y hasta algo de estrés equilibrado en los colaboradores debe provenir de los retos del rol o de la oportunidad por aprender y no del estado de ánimo del líder. Esto es una gran ventaja competitiva que distinguirá a toda empresa que crece de manera constante y sustentable.

Los principales factores que generan estrés innecesario en el trabajo son:

  • La mala relación con el jefe directo.
  • Mala relación con el equipo de trabajo.
  • La carga excesiva de trabajo.
  • El inventario de habilidades actuales versus las que demanda el puesto en el que se está.
  • Malas condiciones laborales.

Un líder que sabe manejar bien estos cinco factores sabe hacer buenos depósitos al salario emocional, fomentando el trabajo en equipo, la interdependencia y los comportamientos productivos.

Este acercamiento nos ayuda a seguir una guía para conformar un equipo de trabajo en función de un bienestar común en el que todas y todos trabajemos en armonía. No sólo trabajar armoniosamente respecto a los intereses de la empresa, sino también a los personales.


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral), a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes).



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

4 julio, 2019
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Morena quiere cobrar derecho de agua a los agricultores [Agenda Inteligente]

El caso es en el que mejor odiar a tu jefe

Es mejor odiar a tu jefe que ser ambivalente hacia él

Carlos Slim invertirá $120 mil millones en sexenio de AMLO [Agenda Inteligente]

Coparmex se amparará contra ley antifactureras [Agenda Inteligente]