Qué son las microfranquicias y por qué pueden ser la mejor opción para emprender

franquicia, microfranquicia, negocios inteligentes, oxxoFoto: Shutterstock

En México una franquicia tiene 90% más probabilidades de sobrevivir que cualquier otro negocio. Las microfranquicias son la versión de baja inversión y más accesible de este tipo de negocios. Te decimos todo lo que debes saber.


Solemos pensar que para desarrollar un negocio rentable y que sea adoptado por inversionistas se requiere de un capital inicial muy alto. Errores como ese hacen que sea un objetivo lejano y hasta un sueño frustrado.

Una gran opción para emprender son las microfranquicias. Se trata de una alternativa que permite entrar a un modelo de negocio que se ha sostenido por su rentabilidad: las franquicias. Se consigue la licencia para usar la marca y una asesoría sobre la publicidad, el marketing, la ubicación, etc. De inicio, es igual que la franquicia normal, la diferencia es que la inversión es menor, puede ser menos de 100 mil pesos, y se pueden ofrecer otros productos. En el sistema tradicional, solamente se puede vender lo mismo que en todas las sucursales, mientras que este esquema da un poco más de libertad.



Hay dos formas de aprovecharlo

Existen dos opciones para quienes desean iniciarse: quienes quieren iniciar una empresa (microfranquiciadores) o quienes se adueñan y operan una microfranquicia, pero siempre requiriendo de ellos un porcentaje bajo de inversión (microfranquiciado).

El microfranquiciador es dueño de un negocio y tiene conocimientos necesarios para generar una idea de negocios que se puede repetir; por el otro lado, el microfranquiciado es quien invierte en ella y recibe todos estos conocimientos para hacer crecer su sucursal. 

No creas que solo es poner tienditas

Este modelo inició en países latinoamericanos, como México, Colombia, Guatemala, Costa Rica, Ecuador, entre otros. Surgieron como la opción de desarrollar empresas que no requerían inversiones y costos altos para sus creadores y, al mismo tiempo, generar empleos.

Actualmente permiten crear negocios sin necesidad de un establecimiento físico, los cuales pueden ser desarrollados vía internet; también pueden producirse portales, tiendas online o servicios publicitarios. Pero hay quienes han optado por implementar empresas que proporcionan asesorías, como en casos de bufetes de abogados o economistas.

Esto nos da a entender que una microfranquicia no se limita a un solo sistema de negocio, sino que también puede adecuarse a la necesidad, interés y conocimientos de su desarrollador.

Lo que se necesita

  • Una marca: para entender lo que puede registrarse como tal hay que recurrir a la Ley de la Propiedad Industrial, en donde se especifica desde su artículo 87 las características que se deben cumplir.
  • Tener un conocimiento previo, actualizado y que permita enseñar a quienes trabajarán en él: muchas empresas crean manuales para que los microfranquiciados puedan recurrir a ellos en caso de no tener algo muy claro.
  • Debes generar una empresa que realmente sea necesaria para el sector en donde deseas emprender, no crear un modelo de negocio que tú no entiendas y que se te dificulte explicar. También recuerda que los detalles hacen la diferencia.
  • Una inversión inicial de un capital bajo con un alto potencial de expansión. En la mayoría de los casos, la inversión no pasa de $60,000.
  • Productos o servicios con alta demanda: piensa sobre todo en el lugar en donde desarrollarás tu negocio, pero no desarrolles un negocio que ofrezca un producto que compita con empresas muy grandes.

Existen muchas empresas que permiten generar microfranquiciados, pero muchas de ellas son vistas como un modelo piramidal. La diferencia que hay con ese modelo es que al adquirir la microfranquicia el dueño es capaz de autoemplearse y gestionarla a su ritmo, por lo que no es requerido que llame a otras personas para que inviertan en el negocio.

Ahora que conoces esta opción, la inversión inicial no podrá ser una justificación para no emprender.

 

Sigue leyendo la clave del éxito de Casa de Toño.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).



Deja un comentario








Qué son las microfranquicias y por qué pueden ser la mejor opción para emprender

franquicia, microfranquicia, negocios inteligentes, oxxoFoto: Shutterstock

En México una franquicia tiene 90% más probabilidades de sobrevivir que cualquier otro negocio. Las microfranquicias son la versión de baja inversión y más accesible de este tipo de negocios. Te decimos todo lo que debes saber.


Solemos pensar que para desarrollar un negocio rentable y que sea adoptado por inversionistas se requiere de un capital inicial muy alto. Errores como ese hacen que sea un objetivo lejano y hasta un sueño frustrado.

Una gran opción para emprender son las microfranquicias. Se trata de una alternativa que permite entrar a un modelo de negocio que se ha sostenido por su rentabilidad: las franquicias. Se consigue la licencia para usar la marca y una asesoría sobre la publicidad, el marketing, la ubicación, etc. De inicio, es igual que la franquicia normal, la diferencia es que la inversión es menor, puede ser menos de 100 mil pesos, y se pueden ofrecer otros productos. En el sistema tradicional, solamente se puede vender lo mismo que en todas las sucursales, mientras que este esquema da un poco más de libertad.



Hay dos formas de aprovecharlo

Existen dos opciones para quienes desean iniciarse: quienes quieren iniciar una empresa (microfranquiciadores) o quienes se adueñan y operan una microfranquicia, pero siempre requiriendo de ellos un porcentaje bajo de inversión (microfranquiciado).

El microfranquiciador es dueño de un negocio y tiene conocimientos necesarios para generar una idea de negocios que se puede repetir; por el otro lado, el microfranquiciado es quien invierte en ella y recibe todos estos conocimientos para hacer crecer su sucursal. 

No creas que solo es poner tienditas

Este modelo inició en países latinoamericanos, como México, Colombia, Guatemala, Costa Rica, Ecuador, entre otros. Surgieron como la opción de desarrollar empresas que no requerían inversiones y costos altos para sus creadores y, al mismo tiempo, generar empleos.

Actualmente permiten crear negocios sin necesidad de un establecimiento físico, los cuales pueden ser desarrollados vía internet; también pueden producirse portales, tiendas online o servicios publicitarios. Pero hay quienes han optado por implementar empresas que proporcionan asesorías, como en casos de bufetes de abogados o economistas.

Esto nos da a entender que una microfranquicia no se limita a un solo sistema de negocio, sino que también puede adecuarse a la necesidad, interés y conocimientos de su desarrollador.

Lo que se necesita

  • Una marca: para entender lo que puede registrarse como tal hay que recurrir a la Ley de la Propiedad Industrial, en donde se especifica desde su artículo 87 las características que se deben cumplir.
  • Tener un conocimiento previo, actualizado y que permita enseñar a quienes trabajarán en él: muchas empresas crean manuales para que los microfranquiciados puedan recurrir a ellos en caso de no tener algo muy claro.
  • Debes generar una empresa que realmente sea necesaria para el sector en donde deseas emprender, no crear un modelo de negocio que tú no entiendas y que se te dificulte explicar. También recuerda que los detalles hacen la diferencia.
  • Una inversión inicial de un capital bajo con un alto potencial de expansión. En la mayoría de los casos, la inversión no pasa de $60,000.
  • Productos o servicios con alta demanda: piensa sobre todo en el lugar en donde desarrollarás tu negocio, pero no desarrolles un negocio que ofrezca un producto que compita con empresas muy grandes.

Existen muchas empresas que permiten generar microfranquiciados, pero muchas de ellas son vistas como un modelo piramidal. La diferencia que hay con ese modelo es que al adquirir la microfranquicia el dueño es capaz de autoemplearse y gestionarla a su ritmo, por lo que no es requerido que llame a otras personas para que inviertan en el negocio.

Ahora que conoces esta opción, la inversión inicial no podrá ser una justificación para no emprender.

 

Sigue leyendo la clave del éxito de Casa de Toño.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral).



Deja un comentario