Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

¿Qué son las soft skills?

negocios inteligentes, soft skills, habilidades, empleados,
18 julio, 2018

En el ambiente laboral actual, las soft skills se cotizan cada vez más.


Tal vez uno de los mayores miedos de un emprendedor es que su empresa no esté lista para el futuro. De entrada, lo que pensamos al oír esto es que no se tienen las máquinas o la infraestructura o no se ha dado el salto digital. Todo esto es cierto, pero si el emprendedor solo se enfoca en este tipo de cambios, deja de lado uno de los más importantes: las habilidades de sus empleados. Y es que en el futuro todas las actividades rutinarias, monótonas y repetitivas serán manejadas por máquinas que no pueden morir por el tedio. Entonces, si las habilidades técnicas son menos requeridas, ¿qué habilidades debe procurar el emprendedor? Soft skills.

¿Qué son?

Soft skills o habilidades blandas son las que permiten que el empleado se adapte de manera fácil y rápida a los cambios que se presentan en su trabajo. Ya no se trata solamente de ser bueno en la parte técnica del trabajo, ahora hay que relacionar esa área con muchas más para garantizar el crecimiento. Entonces, las habilidades que tengan que ver con la creatividad, la investigación, el manejo de la información, el liderazgo, la negociación, el trabajo en equipo, la toma de decisiones; es decir, todas las habilidades que no se traducen en sentarse frente a la computadora por horas y horas.

Un candidato que posea algunas de estas soft skills le dice a su empleador que no se limitará a la parte tediosa y repetitiva del trabajo, sino que puede aportar algo más, resultados que no se derivan solamente de lo que produce.  Además, quien los contrate tiene la certeza de que será más fácil que su compañía adopte nuevos proyectos y procesos, porque todos los relacionados saben manejar esos cambios. Por ejemplo, introducir una nueva tecnología no depende del hardware o software, sino de que tus empleados se sientan cómodos al usarla, para lograr esto, necesitas que tus empleados sepan adaptarse al cambio.

Si los procesos son dictados por los avances tecnológicos, la comunicación, el trabajo en equipo, el liderazgo serán herramientas mucho más útiles.

Las diferentes habilidades

Trabajo en equipo. No importa qué tan avanzada sea tu empresa, si tus empleados no saben trabajar juntos, no van a lograr nada. Esto va desde compartir conocimientos y procesos con otros compañeros hasta desarrollar estrategias juntos. Pero lo importante aquí es explotar esas habilidades con el uso de la tecnología. Aplicaciones sencillas como Slack pueden ayudar a tu equipo a mejorar en todo lo que tenga que ver con la colaboración. Recuerda, lo importante es que se adapten a los cambios; si al hacerlo pueden aprovechar otras habilidades, mejor para todos.

Comunicación. Saber comunicarse (hacia adentro y hacia afuera) es vital para cualquier negocio. En un mundo en el que las comunicaciones se mueven cada vez más hacia el internet, encontrar empleados que sepan transmitir ideas es mucho más importante.  Pero no es solamente eso: alguien que pueda explicar a  su equipo perfectamente bien cuál es el problema y qué solución se necesita es muy valioso.  Al final, se trata de que las personas que entren a tu empresa sepan ahorrarte problemas.

Facilidad de aprender.  Esto es básicamente saber adaptarse. Si tomamos en cuenta el avance de la tecnología y que de un día a otro la forma en la que haces las cosas se puede volver obsoleta, alguien con esta habilidad es básico para tu empresa. Tal vez la primera ola le pegue a tu negocio, pero si construiste un equipo con gente a la que se le facilite aprender, estarás bien cuando llegue la segunda ola. Obviamente, tú puedes ayudar a tus empleados en este aspecto si les consigues capacitaciones y las haces algo regular en tu empresa.

Resolver problemas. De nada sirven las otras habilidades si al primer problema, todo tu equipo se detiene. Saber buscar las soluciones que se presenten en el día a día, especialmente si estamos hablando de adaptarse a nuevas tecnologías, es un requerimiento básico. Además, si te demuestran que pueden resolver los problemas que se presenten, también te están diciendo que son pro activos.

Creatividad. En el contexto laboral, es la combinación de las otras habilidades. Se necesita creatividad para encontrar una solución en equipo, para idear nuevas formas de generar conocimiento y de aprenderlo, para transmitir una idea de la mejor manera posible. Si estás pensando en adaptarte al futuro, necesitas gente creativa.

 Lo bueno de todo esto es que la mayoría de las personas tiene estas habilidades, cada quien desarrolladas al nivel que le conviene. Lo malo es que no se pueden enseñar o es muy difícil hacerlo. Entonces, si estás contratando a alguien una buena idea puede ser darle prioridad a un candidato que tenga bien desarrolladas sus soft skills, sabiendo que después tendrás que invertir en la capacitación técnica de ese empleado. Esto es más una jugada a largo plazo; sabes que si después viene un cambio, se podrá adaptar, aunque al principio la parte mecánica le cueste más trabajo. Idealmente, al final domine las dos partes.

Las empresas del futuro estarán llenas de empleados que puedan moverse entre diferentes áreas, que compartan conocimientos, que se preocupen por mantenerse capacitados continuamente para que sus habilidades siempre sean relevantes; es decir, empleados con soft skills.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes), El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y nuestro canal de YouTube.

18 julio, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
Hombre tomando una decisión

Cómo establecer metas claras: aprovecha el método SMART

ciudad conectada

Slim dará wifi gratis en la CDMX, por medio de 13,000 postes urbanos

El misterioso caso de ProMéxico: desapareció pero sigue contratando

Cómo Liverpool busca más ingresos con clientes de Suburbia, empresa que adquirió en 2016