Todo lo que debes entender sobre la guerra entre Roku y Televisa, aquí te lo explicamos

roku, televisa, cablevision, negocios inteligentes, streamingFoto: Shutterstock

Un pequeño grupo de usuarios de Roku fue todo lo que Televisa necesitó para prohibir la venta de estos dispositivos en México. Ahora que Roku ganó la última batalla legal, ¿qué sigue?


Ayer en la tarde terminó el último capítulo una guerra legal y mediática que se peleaba desde hace más de un año en México. Se levantó la prohibición a la venta de productos de la compañía estadounidense Roku. Básicamente, es un aparato que convierte una televisión en una Smart TV. Ellos desarrollan una plataforma de televisión por internet que permite que los canales de creadores de contenido lleguen directamente y sin intermediarios a los consumidores. Si esto te suena como algo bueno, es porque no eres una compañía enorme como Televisa o Cablevisión, que son intermediarios.

Desde hace más de un año, estas empresas han estado en guerra con Roku argumentando que sus productos y la falta de seguridad en ellos facilitan la piratería y el robo de la propiedad intelectual. Por ahora, Roku está ganando, pero unos meses atrás el status quo era completamente diferente. Aquí te decimos lo que debes saber de esta historia y lo que puede significar para los negocios de streaming en México.



Primera caída: gana Cablevisión

En julio del 2017, Cablevisión y Televisa demandaron a la compañía estadounidense Roku. En realidad, la razón de la demanda no era contra los productos o prácticas de la empresa, sino contra terceros que vendían ilegalmente el acceso a canales de televisión emitidos por Televisa. A través de una app ilegal (de aproximadamente 200 pesos) que se instala en el dispositivo, cientos de canales nacionales e internacionales podían verse de manera gratuita.

En su momento, además de Roku, otras empresas distribuidoras de sus productos como RadioShack y Office Depot también se vieron afectadas. Al tratarse de una disputa de propiedad intelectual, el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) también se involucró. Según un comunicado de prensa de Televisa, el Instituto bloqueó cientos de direcciones URL que compartían contenido conseguido ilegalmente.

Parecía que Televisa había ganado la guerra contra Roku. En ese entonces, solo quedaba una especie de promesa vaga de Stephen Kay, consejero legal de la compañía, de que esta no sería la última palabra.

Segunda caída: vuelve a ganar Cablevisión

Diez meses después de la primera demanda de Televisa, se volvió a fallar contra Roku. Esta vez, por infringir los derechos de autor e incitar al consumo de la piratería. Fue en este momento que se prohibió la venta y distribución de sus productos en México. Según Cablevisión, aunque el uso ilegal de los productos no es responsabilidad de Roku, luchar contra la piratería sí lo es. Por entonces, a los ojos de la ley no hicieron lo suficiente para detener estas prácticas.

La tercera es la vencida: el ganador es Roku

Las noticias más recientes del frente son que Roku consiguió el amparo que habían solicitado, por lo que ya puede volver a comercializar sus productos en México. En las próximas semanas estarán disponibles en Amazon, Best Buy, Coppel, DeRemate.com, Liverpool, Mercado Libre, Office Depot, Palacio de Hierro, Radio Shack, Sanborns, Sears y Walmart, según la compañía.

Ahora, el enfoque está en regresar al crecimiento que tenían antes. Una de las estrategias que usarán para esto es su nuevo producto, Roku Premier, que permite hacer streaming 4K. La empresa tiene más de 22 millones de usuarios en el mundo, y crecen cerca de 40% al año. Aunque por ahora no se sabe cuál será el crecimiento en México, antes de la prohibición era uno de los países con más potencial.

Bueno, esto es lo oficial. En realidad, no era muy difícil conseguirlos online mientras estaban prohibidos. Por ejemplo, en Mercado Libre podían comprarse sin problemas; lo mismo en la tienda online de Walmart hasta hace poco. De hecho, en Soriana se dejaron de vender hasta que se agotaron las existencias de la tienda física. Ahora que regresan de manera legal, ya hay otras alternativas. Una de ellas es el dispositivo Xiaomi. De hecho, unos días antes de conseguir el amparo, Roku estaba trabajando en conseguir más usuarios en México. Como prueba de esto, anunciaron que la aplicación Amazon Prime Video podría ser usada en su plataforma.

Del lado de Cablevisión, terminaron con la misma promesa vaga que Roku al principio. Dieron al bienvenida a Roku al mercado, pero continuarán acciones legales en caso de que incumplan.

Lo que hay que entender

El principal atractivo de Roku es que da acceso a canales de streaming de todos los géneros, gratuitos y de pago. Se tiene acceso a cerca de 2,500 canales entre Netflix, Vimeo, Crackle, YouTube y muchos más. El problema es que algunos usuario buscaron la forma de conseguir toda esta oferta de manera ilegal.

Según un estudio de The Competitive Intelligence Unit, 40% del millón de usuarios en México usa Roku para ver contenido de forma ilegal. Hackers modificaron el sistema y, a cambio de un pago mensual, permiten el acceso a estos canales. Por un lado, Roku siempre ha dicho que esto tiene poco de verdad, y empresas como Wal-Mart, Liverpool, Radio Shack, Sears y Best Buy parecen creerles, ya que los han apoyado en eliminar la prohibición.

Por el otro lado, las empresas mexicanas de streaming sí pagan por contenidos, lo que demuestra que no es imposible hacerlo. Claro, Blim, Cineclick e incluso las internacionales Apple TV, Netflix o Amazon han logrado establecerse en el país sin tener problemas con Televisa. En algunos casos, hasta se han aliado. En este caso, la estrategia de Roku fue culpar a algunos cuantos usuarios, los hackers, por los problemas de su plataforma.

Lo que es seguro es que el streaming es el futuro de la televisión. Algunos creen que la televisión por cable desaparecerá por completo para el 2030. Si es así, empresas como Cablevisión pelearán cada vez más por el pequeño terreno que les quede.

 

Ahora sigue leyendo si periódicos y revistas están en crisis, ¿por qué acaban de comprar la revista Time por 190 millones de dólares?


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista



Deja un comentario








Todo lo que debes entender sobre la guerra entre Roku y Televisa, aquí te lo explicamos

roku, televisa, cablevision, negocios inteligentes, streamingFoto: Shutterstock

Un pequeño grupo de usuarios de Roku fue todo lo que Televisa necesitó para prohibir la venta de estos dispositivos en México. Ahora que Roku ganó la última batalla legal, ¿qué sigue?


Ayer en la tarde terminó el último capítulo una guerra legal y mediática que se peleaba desde hace más de un año en México. Se levantó la prohibición a la venta de productos de la compañía estadounidense Roku. Básicamente, es un aparato que convierte una televisión en una Smart TV. Ellos desarrollan una plataforma de televisión por internet que permite que los canales de creadores de contenido lleguen directamente y sin intermediarios a los consumidores. Si esto te suena como algo bueno, es porque no eres una compañía enorme como Televisa o Cablevisión, que son intermediarios.

Desde hace más de un año, estas empresas han estado en guerra con Roku argumentando que sus productos y la falta de seguridad en ellos facilitan la piratería y el robo de la propiedad intelectual. Por ahora, Roku está ganando, pero unos meses atrás el status quo era completamente diferente. Aquí te decimos lo que debes saber de esta historia y lo que puede significar para los negocios de streaming en México.



Primera caída: gana Cablevisión

En julio del 2017, Cablevisión y Televisa demandaron a la compañía estadounidense Roku. En realidad, la razón de la demanda no era contra los productos o prácticas de la empresa, sino contra terceros que vendían ilegalmente el acceso a canales de televisión emitidos por Televisa. A través de una app ilegal (de aproximadamente 200 pesos) que se instala en el dispositivo, cientos de canales nacionales e internacionales podían verse de manera gratuita.

En su momento, además de Roku, otras empresas distribuidoras de sus productos como RadioShack y Office Depot también se vieron afectadas. Al tratarse de una disputa de propiedad intelectual, el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) también se involucró. Según un comunicado de prensa de Televisa, el Instituto bloqueó cientos de direcciones URL que compartían contenido conseguido ilegalmente.

Parecía que Televisa había ganado la guerra contra Roku. En ese entonces, solo quedaba una especie de promesa vaga de Stephen Kay, consejero legal de la compañía, de que esta no sería la última palabra.

Segunda caída: vuelve a ganar Cablevisión

Diez meses después de la primera demanda de Televisa, se volvió a fallar contra Roku. Esta vez, por infringir los derechos de autor e incitar al consumo de la piratería. Fue en este momento que se prohibió la venta y distribución de sus productos en México. Según Cablevisión, aunque el uso ilegal de los productos no es responsabilidad de Roku, luchar contra la piratería sí lo es. Por entonces, a los ojos de la ley no hicieron lo suficiente para detener estas prácticas.

La tercera es la vencida: el ganador es Roku

Las noticias más recientes del frente son que Roku consiguió el amparo que habían solicitado, por lo que ya puede volver a comercializar sus productos en México. En las próximas semanas estarán disponibles en Amazon, Best Buy, Coppel, DeRemate.com, Liverpool, Mercado Libre, Office Depot, Palacio de Hierro, Radio Shack, Sanborns, Sears y Walmart, según la compañía.

Ahora, el enfoque está en regresar al crecimiento que tenían antes. Una de las estrategias que usarán para esto es su nuevo producto, Roku Premier, que permite hacer streaming 4K. La empresa tiene más de 22 millones de usuarios en el mundo, y crecen cerca de 40% al año. Aunque por ahora no se sabe cuál será el crecimiento en México, antes de la prohibición era uno de los países con más potencial.

Bueno, esto es lo oficial. En realidad, no era muy difícil conseguirlos online mientras estaban prohibidos. Por ejemplo, en Mercado Libre podían comprarse sin problemas; lo mismo en la tienda online de Walmart hasta hace poco. De hecho, en Soriana se dejaron de vender hasta que se agotaron las existencias de la tienda física. Ahora que regresan de manera legal, ya hay otras alternativas. Una de ellas es el dispositivo Xiaomi. De hecho, unos días antes de conseguir el amparo, Roku estaba trabajando en conseguir más usuarios en México. Como prueba de esto, anunciaron que la aplicación Amazon Prime Video podría ser usada en su plataforma.

Del lado de Cablevisión, terminaron con la misma promesa vaga que Roku al principio. Dieron al bienvenida a Roku al mercado, pero continuarán acciones legales en caso de que incumplan.

Lo que hay que entender

El principal atractivo de Roku es que da acceso a canales de streaming de todos los géneros, gratuitos y de pago. Se tiene acceso a cerca de 2,500 canales entre Netflix, Vimeo, Crackle, YouTube y muchos más. El problema es que algunos usuario buscaron la forma de conseguir toda esta oferta de manera ilegal.

Según un estudio de The Competitive Intelligence Unit, 40% del millón de usuarios en México usa Roku para ver contenido de forma ilegal. Hackers modificaron el sistema y, a cambio de un pago mensual, permiten el acceso a estos canales. Por un lado, Roku siempre ha dicho que esto tiene poco de verdad, y empresas como Wal-Mart, Liverpool, Radio Shack, Sears y Best Buy parecen creerles, ya que los han apoyado en eliminar la prohibición.

Por el otro lado, las empresas mexicanas de streaming sí pagan por contenidos, lo que demuestra que no es imposible hacerlo. Claro, Blim, Cineclick e incluso las internacionales Apple TV, Netflix o Amazon han logrado establecerse en el país sin tener problemas con Televisa. En algunos casos, hasta se han aliado. En este caso, la estrategia de Roku fue culpar a algunos cuantos usuarios, los hackers, por los problemas de su plataforma.

Lo que es seguro es que el streaming es el futuro de la televisión. Algunos creen que la televisión por cable desaparecerá por completo para el 2030. Si es así, empresas como Cablevisión pelearán cada vez más por el pequeño terreno que les quede.

 

Ahora sigue leyendo si periódicos y revistas están en crisis, ¿por qué acaban de comprar la revista Time por 190 millones de dólares?


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista



Deja un comentario