Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

Segway, el vehículo que iba a revolucionar el transporte individual, deja de existir

29 junio, 2020

Tras su debut en 2001, este modelo se popularizó entre turistas y oficiales de policía. Al mismo tiempo, fue objeto de constantes críticas. Hoy la empresa está finalizando su producción y estas es la historia detrás de ello.

Tras 20 años de producción, la compañía de los vehículos personales de transporte de dos ruedas, canceló su producción de forma definitiva y dejará de fabricar el último de sus modelos a partir del 15 de julio, esta decisión conlleva a que 21 empleados sean despedidos, mientras que mantendrán a 12 para cubrir reparaciones de los modelos ya vendidos y a otros cinco trabajadores de su división de scooters.

La producción de Segway ha ido reduciéndose en los últimos años y en la actualidad la empresa sólo fabricaba un modelo, Segway PT, en su fábrica de New Hampshire en Estados Unidos. Este dispositivo apenas suponía el 1,5% de los beneficios de la compañía, acuerdo con el portal español El Confidencial. Aún así, la presidente de Segway, Judy Cai, lo defendía en una declaración reproducida por The New York Times: “En su primera década, el Segway PT se convirtió en un elemento básico en la seguridad y la aplicación de la ley, visto como un vehículo personal eficaz y eficiente”. Pero luego, en los últimos años las ventas declinaron. La Sra. Cai advirtió que la “decisión no fue hecha a la ligera, y mientras la actual pandemia global sí impactó a las ventas y la producción, no fue un factor decisivo” para el cierre de la fábrica.

El Segway se mantuvo siempre en el vaivén de la balanza, pues nunca dejó de estar en el ojo público por los constantes accidentes donde estos vehículos estaban involucrados. Hoy haremos un breve resumen de los 20 años de este vehículo que está por llegar a su fin.

La caída fue provocada por otras caídas célebres

Fue fundada en 1999 por el inventor Dean Kamen. Su idea surgió de sus trabajos en una silla de ruedas motorizada que podía subir escaleras. Inicialmente nombrado “Segway Human Transporter” vería la luz en 2001 y sería puesto a la venta al año siguiente tal, según narra el propio sitio de la empresa. En el año 2015, tras provocar muchos accidentes, la compañía fue adquirida por su rival chino Ninebot, especializada también en dispositivos de transporte, que pagó 80 millones de dólares.

Entre las complicaciones que enfrentó previamente la empresa, se encuentran las prohibiciones a su venta en varias ciudades de Estados Unidos en el año 2003. Tal y como reporta The New York Times, ese mismo año el presidente George W. Bush cayó de un Segway en su finca de Maine. Siete años después, la presentadora Ellen De Generes estaba ensayando su monólogo antes de un show arriba de un Segway y cayó hacia atrás. Su equipo rápidamente acudió a ayudarla mientras se incorporaba. 

Un año después, el camarógrafo australiano Joe Previtera cayó mientras capturaba fotos del partido entre  Australia e India en el Melbourne Cricket Ground. En 2015, tras ganar el oro en los 200 metros en el campeonato mundial de atletismo en Beijing, y mientras daba su vuelta de la victoria Usain Bolt fue derribado accidentalmente por un camarógrafo arriba de un Segway, Bolt se estrelló contra el suelo, pero resultó ileso.

Los nuevos modelos que iban saliendo a la luz corrieron con la misma, o peor, suerte. En el evento anual realizado en enero en la ciudad de Las Vegas, el Consumer Electronics Show (CES), Segway presentó S-Pod una cápsula inspirada en el vehículo de la película Jurassic World con tecnología de auto balanceado para su conducción, la cual poseía un panel para asistirte en la navegación y, según la compañía, podía rotar de forma segura y suave cuando era necesario.

Sin embargo mientras un reportero la probaba en el CES, este aceleró el vehículo antes de que se estrellara accidentalmente contra una pared. En 2010 James William Heselden, el propietario de Segway murió al caer al río Wharfe en Reino Unido mientras estaba abordo de uno.

En 2015, con la invasión de los scooters eléctricos, Segway parecía un vehículo obsoleto y solo miembros de la policía, la seguridad de los centros comerciales y los operadores turísticos continuaron comprándolo.

Incluso cuando se trata de productos tan poco exitosos y prácticos en términos económicos, el cierre de un producto o una marca puede ser un proceso difícil, en especial si este se ha vuelto una parte tan significativa de la cultura popular. Como dice el portal Merca2.0: “la marca le puede hacer a Segway un último favor antes de esfumarse. VW, por ejemplo, explotó hasta el cansancio la salida de su Beetle del mercado […] Tal vez esta empresa podría hacer lo mismo con este vehículo personal. Si bien, como producto, tal vez no era tan amado como el escarabajo, aún puede crear un proyecto de impacto para despedirlo.”

 

TE PUEDE INTERESAR:

En otros países, declararse en bancarrota es un modo de rescatar tu negocio. ¿Y en México?

¿Tienes una app? Que no te pase lo que le pasó a Basecamp con Apple


Suscríbete a El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia comercial, fiscal y laboral), la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes) y a nuestro canal de YouTube



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

29 junio, 2020
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Una auditoría reveló que Facebook no combate la discriminación en su plataforma

Hacer las cosas igual que antes llevará tus ventas a la ruina

Adivina qué: en el confinamiento aumentas más de peso que en la oficina

Lo que nos faltaba: el diseño urbano de la CDMX incrementa los contagios de COVID-19