Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

El cambio a #sinpopote podría perjudicar a 60 empresas mexicanas

negocios inteligentes, popote, #sinpopote, #strawless, starbucks
17 julio, 2018

No todas las empresas pueden darse el lujo de volverse #sinpopote.


La semana pasada, Starbucks anunció un plan de diez millones de dólares para cambiar al uso de productos biodegradables para el 2020. Uno de los puntos más celebrados de este plan fue que dejarían de usar popotes de plástico por completo. Eso está perfectamente bien en cuanto a ecosistemas marinos y la publicidad que le generó a Starbucks, pero tal vez signifique algo completamente diferente para las empresas que viven de fabricar los popotes. Solo en México, 60 compañías podrían verse afectadas, y es que no es poca cosa: este mercado genera cerca de mil millones de pesos al año en nuestro país.

La campaña de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que busca eliminar el uso de los popotes (la puedes encontrar en Twitter como #sinpopote y #strawless) parece haber agarrado más fuerza con el anuncio de la semana pasada. A empresas como Starbucks se sumaron McDonald’s y American Airlines, por mencionar algunos nombres que llamen la atención. Entonces, por un lado, está toda la fuerza de la opinión pública y las redes sociales; está la idea de que la mayoría de la gente prefiere pagar más por un producto eco friendly, y el hecho de que nadie quiere volver a ver el video de la tortuga que sufre con un popote en la nariz. Por el otro lado, está lo argumentado por el director de Industrias Internacionales de Plásticos, Alain Ponce de León: que esta iniciativa afectaría a veinte empresas grandes del sector de plástico en el país, así como a cuarenta empresas más pequeñas; es decir, a más de dos mil empleos directos. Con una industria que produce cerca de doce mil millones de popotes y los ya mencionados mil millones de pesos al año, en el décimo segundo país consumidor de productos de plástico en el mundo, mucho está en juego detrás de esta iniciativa.

Lo que Alain Ponce y otras empresas que forman parte de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac) buscan es demostrar que esta medida traería consecuencias negativas en corto plazo (para las sesenta empresas) y en el largo plazo también (habla de compañías como Cinépolis que no saben cómo se verán afectadas por esto).

Obviamente, estas sesenta empresas productoras llevan las de perder. Aunque de momento lo que la ley dice es que los establecimientos deben hacer un uso racional de los popotes, en la mente del consumidor lo único que vale es la canción que dice “sin popote está bien” y las imágenes de los ecosistemas marinos destruidos. Y probablemente valga más el lado ecológico de la ecuación que la supervivencia de estas empresas, pero lo que debería llamar la atención de los emprendedores son las diferentes estrategias que tienen a su alcance para adaptarse a este cambio.

Aunque este movimiento se estaba formando desde algunos años, fue recientemente que cobró tanta importancia gracias al apoyo de empresas gigantescas. Ahora, debido a esto, las sesenta productoras de plástico deben cambiar apresuradamente, si no quieren que se los lleve la ola. La primera decisión que tomaron fue la queja liderada por Alain Ponce y la Anipac, pero eso se limita al terreno legal. En donde de verdad importa, en la mente de los consumidores, están perdiendo la batalla.

Entonces, para las veinte empresas grandes, el camino puede ser cambiar sus formas: invertir en procedimientos que los dejen hacer productos biodegradables, alejarse de la mala imagen de ir en contra del medio ambiente (que parece de villano de película para niños). Tal vez algunas de ellas ya lo tenían planeado, solo tendrían que acelerar el paso; tal vez las otras empiecen de cero, pero ya tienen la infraestructura necesaria. De alguna manera, aunque al principio pierdan ventas, esas veinte empresas grandes estarán bien.

El problema son las otras cuarenta, las “caseras”. Pequeños negocios familiares que, de un día para otro, tienen que competir con la presión de un movimiento en redes sociales apoyado por gigantes de la industria. Si estas se dedican solamente a hacer popotes de plástico, la situación no se ve nada favorable. Pero ese es uno de los posibles escenarios de emprender: enfrentarse a situaciones enormes y fuera de tu control. La estrategia que escojan (volverse 100% eco friendly, conseguir otros clientes, cerrar, concentrarse en otro sector de plásticos, etc.) demostrará qué tan fácil es para los emprendedores mexicanos adaptarse.

*Con información de El Sol de México


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes), El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y nuestro canal de YouTube.

 

 



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

17 julio, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Netflix podría poner anuncios para no subir su precio [Agenda Inteligente]

Cómo cambiar tu vida en un año según Rodrigo Herrera Aspra

Cómo cambiar tu vida en un año según Rodrigo Herrera Aspra

Agenda Inteligente / AMLO prometió autosuficiencia alimentaria; su austeridad lo impide

El mito de los viernes como días muertos

El mito de los viernes como días muertos tiene un costo en la productividad