Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos

El nuevo TLC con Estados Unidos… ¿de verdad es algo nuevo?

tlcan, trump, amlo, peña nieto, nafta, libre comercio, acuerdo, tratado, mexico, estados unidos, aranceles, negocios inteligentes
28 agosto, 2018

Aunque los dos países lo celebran, el nuevo acuerdo no es oficial, falta la participación de Canadá y superar obstáculos locales… ¿esto qué significa?


Se acaba de llegar a un acuerdo para un nuevo tratado comercial entre México y Estados Unidos; por ahora, Canadá no se ha unido. Trump, con su peculiar estilo agresivo y apresurado, dijo que el documento final estaría listo en los próximos días y que está dispuesto a dejar fuera a Canadá si no se deciden rápidamente. Aunque le quieran dar un nuevo nombre —tal vez Acuerdo Estados Unidos-México— en realidad solo es una versión actualizada del Tratado de Libre Comercio. Añadirán algunas cosas sobre economía digital, industria automotriz y sindicatos; pero el punto central del TLCAN original, que empresas estadounidenses puedan trabajar en México y Canadá sin aranceles, seguirá intacto.

Para las miles de compañías que dependen de mover sus productos en los tres países, la idea de dejar fuera a Canadá no es nada atractiva. La postura de México y el equipo del presidente Peña Nieto ha sido más abierta: quieren que se incorporen los tres para el final de esta semana. La Ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, se reunirá con el gobierno estadounidense hoy en la tarde para renegociar; ayer, cuando se anunció, dijo que Canadá solo firmaría el contrato si favorecía a su clase media. Pero ahora tiene la presión de quedarse fuera del TLCAN para finales de esta semana. De todas formas, queda la posibilidad de que, si no entran en este nuevo acuerdo, firmen tratados independientes con los otros países.

Todo se está haciendo bajo presión

De momento, nada está asegurado. Aunque el equipo de transición del presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha estado muy involucrado en la negociación actual, podría tener algunos cambios en mente —especialmente si antes del 1 de diciembre no se resuelven sus dudas sobre energía y combustibles.

Del otro lado de la frontera, el Congreso estadounidense debe autorizar un nuevo tratado comercial. Esto se ve un poco complicado tomando en cuenta las diferencias en cuanto a comercio exterior entre demócratas y republicanos. A esto hay que sumarle que si no se firma antes de noviembre (cuando son las elecciones en EU), los demócratas podrían retomar el control e imponer nuevas consideraciones.

El Efecto AMLO

Algunos quieren ver en este avance de las negociaciones una influencia del presidente electo, y sí hay razones para pensarlo. En primer lugar, cuando ganó las elecciones, las negociaciones estaban suspendidas, pero en unos cuantos días las pláticas comenzaron de nuevo y con un enfoque en los temas más controversiales. También está la respuesta de Trump a la carta que le escribió AMLO: que estaría dispuesto y feliz de trabajar con él, especialmente porque la victoria tan holgada lo convierte en uno de los presidentes con más poder. Por último, este lunes Trump admitió que estaba muy impresionado con López Obrador.

¿Qué posibles beneficios hay para México?

Diversos especialistas han comentado las posibles consecuencias de este nuevo tratado. Por un lado, hay una mejor certidumbre para la vida económica del país; por ejemplo, el dólar bajó de 20 a 19 pesos por la noticia. También se garantiza que continuará la relación comercial con el socio más grande que tenemos y le asegura a inversionistas de países que no forman parte del TLCAN que nuestro país es un buen destino para sus empresas y proyectos.

Solo hay que recordar que por ahora nada es oficial. El nuevo acuerdo todavía debe superar varios obstáculos dentro de cada país y en las negociaciones, que no incluyen a Canadá. Por mucho que quieran acelerar el proceso, todavía hace falta ajustar varios puntos que tendrán mucho peso en la economía y en los negocios. Por ejemplo, el TLCAN pasado convirtió a México en un país de maquila y ensamblaje en muchos sectores, así que es difícil predecir cómo se traducirán estas nuevas decisiones en los negocios mexicanos.

Los cambios más importantes hasta ahora

  • Sin cláusula sunset. El nuevo acuerdo tendrá una duración de dieciséis años, pero será revisado cada seis. Cuando se revise, el tratado comercial no podrá ser cancelado automáticamente, que era una de las demandas más importantes del gobierno estadounidense en negociaciones pasadas. Si todos están de acuerdo, se renovará por otros dieciséis .
  • Cambios en las reglas de origen. Para que un auto no tenga aranceles, 75% tiene que ser producido con partes hechas en la región; esto subió del 62.5% actual. Además, el 45% del auto debe ser construido por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora. Esto implica que será más difícil que empresas chinas entren al mercado de los dos países.
  • Mejora de derechos laborales. Los dos países se comprometen a adoptar las normas laborales de la Organización Internacional del Trabajo.
  • Propiedad intelectual garantizada. Ambos Estados deben garantizar las ganancias derivadas de la propiedad intelectual de marcas, películas, música, negocios tecnológicos, farmacéuticas y otras industrias.
  • Sin novedad en el aluminio. Todavía no se resuelve si Estados Unidos quitará el arancel al aluminio y acero que impuso hace algunos meses, pero si se está hablando de un tratado de libre comercio, este problema debería resolverse rápidamente.


Recibe en tu correo las noticias de negocios que sí te interesan y suscríbete a la Agenda Inteligente. Para las novedades en materia fiscal, haz lo mismo con El Fiscoanalista.

28 agosto, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar
autoestima

¿Cómo manejar a gente con baja autoestima?

pemex, corrupción, negocios inteligentes,

Pemex tendrá que pagar la renta de 4 plataformas al perder un juicio

Bitcoins dinero virtual

Ven lejano el uso masivo de monedas virtuales

popote, #sinpoopte. #sinpopoteestabien, negocios inteligentes, #strawless

Guerrero dice “no” a los popotes y las bolsas de plástico. ¿Qué otros estados lo prohíben también?