Logo de Negocios Inteligentes
Síguenos
empty

¿Tus clientes no confían en ti? Intenta hacer esto

negocios inteligentes, negocio, cliente, confianza
20 julio, 2018

Clientes con confianza en tu marca son una forma orgánica (y gratis) de crecer tu negocio. Te decimos cómo mantener los que tienes y conseguir más


Si tu marca genera confianza en el cliente, es mucho más fácil que atraigan a su familia y amigos a consumir tu producto. Además, la confianza también garantiza que tendrás clientes que repetirán sus compras contigo. Pero lo más importante de todo esto son las ganancias: si consigues clientes que confíen en ti, puedes aumentar un poco el precio, si a esto le sumamos que muchos de ellos van a voler y que atraen a más personas a tu marca, es obvio que crear confianza es una de las mejores estrategias que puedes tener para hacer crecer tu empresa. Pero para lograrlo, debes dominar unos conceptos básicos que aplican en la mayor parte de los negocios.

Debes estar listo para contestar de un momento a otro

En este sentido, tu servicio tiene que ver con lo que ofreces y con la accesibilidad. Si lo que ofreces es malo, tus clientes solo van contigo porque es barato o porque no están muy informados, pero eso no quiere decir que confíen en él. Cuando escuchen de una mejor oferta se van a ir. Entonces, el primer paso es tener un buen producto; todas las otras estrategias se derivan de él. Si no lo tienes, mejor ve a encargarte de eso de una vez.

Por el otro lado, la accesibilidad es la forma en la que te comunicas con tus clientes. Deja que interactúen con tu marca; ve a conferencias; contesta rápidamente en redes sociales; crea una infraestructura en la que sea fácil contactarte. Lo importante es que sepan que están hablando con una persona y que no tienen que esperar horas o días por una respuesta.

No prometas demasiado

Aquí la idea principal es consistencia. Consistencia en tu servicio, producto y comunicación con tus clientes. Si cada vez que el cliente te contacte sabe exactamente qué esperar porque tus trabajos pasados lo demuestran, entonces no tendrá nada que temer la próxima vez que te busque. Pero, ¿cómo asegurar la consistencia? Empieza por lo básico: escucha la retroalimentación (o las quejas) que tus clientes quieran darte. Lo primero que logras con esto es decirle al cliente que te importa su opinión; en segundo lugar, es una mirada a cómo funciona lo que vendes en el mundo real.

Otra estrategia para trabajar con los clientes que ya tienes es bajarle un poco a lo que prometes. Decirles que vas a entregarles una armada para después darles un barco de papel no es lo más constante del mundo. Así que, para mantenerlos contigo y hacer que confíen en ti, explica desde el principio lo que se puede hacer en cada proyecto. Al final, no quieres ser de las empresas que engañan con su publicidad ni tener una reputación de no entregar los proyectos a tiempo.

Por último, prémialos de alguna manera. Si ya son tuyos, son fieles y confían, dales un extra. Un pequeño descuento, actualizaciones de un servicio, lo que sea; que se vea que te importa mantenerlos como clientes.

Aprovecha el storytelling

Para que confíen en ti los de afuera, primero deben confiar en ti los de adentro. Cuando ya tengas una base fiel de clientes, utiliza el feedback que hacen de tu marca, productos y servicios para convencer a los nuevos de que eres confiable. Es más probable que quieran hacer negocios contigo si cuentan con las buenas experiencias de los que ya lo han hecho.

Tampoco te olvides de que tu empresa tenga una voz única: en el marketing, en el servicio, en el trato con los clientes debe haber una señal de que esta empresa se preocupa por la gente de forma única. Si intentas acercarte a ellos de forma genérica, ¿por qué confiarían en ti si ofreces lo mismo que todos los demás? Cuenta la historia de tu marca de una manera que sea atractiva y que muestre que se puede (y que conviene) confiar en ti.

Otra cosa que puedes hacer es aliarte con otras empresas. Si en lo que haces tienes que trabajar seguido con otras empresas (por ejemplo, repartidores), intenta hacer que esta relación crezca. La idea aquí es que estas marcas te apoyen; tal vez mencionándola como posible opción a sus clientes o haciendo algún trato directo contigo. Si logras esto, tu imagen ya no solo es respaldada por lo que tú haces, ahora tiene detrás todo el peso de otra empresa. Eso le dice a tus posibles clientes que no hay nada que temer si empiezan a negociar contigo.


Suscríbete a la Agenda Inteligente (las noticias de negocios más relevantes), El Fiscoanalista (novedades y jurisprudencias en materia fiscal y laboral) y nuestro canal de YouTube.

 

 



Recibe GRATIS las noticias relevantes de negocios y empresas

20 julio, 2018
¿Qué opinas?
Te puede interesar

Netflix podría poner anuncios para no subir su precio [Agenda Inteligente]

Cómo cambiar tu vida en un año según Rodrigo Herrera Aspra

Cómo cambiar tu vida en un año según Rodrigo Herrera Aspra

Agenda Inteligente / AMLO prometió autosuficiencia alimentaria; su austeridad lo impide

El mito de los viernes como días muertos

El mito de los viernes como días muertos tiene un costo en la productividad