Saltar al contenido

Tu basura es dinero: 5 empresas mexicanas que hacen del upcycling su negocio

marzo 26, 2022

“La basura de unos es el tesoro de otros”, una de esas frases de abuela que, en la vida real, no significan mucho. Aunque a veces, resulta que la abuela no estaba tan mal en sus últimos años; como ejemplo existe el upcycling, también conocido como supra-reciclaje, que consiste en aprovechar todos los desechos reutilizables para crear productos de igual o mayor valor que los originales por medio de la creatividad. Dicho en otras palabras, sacar dinero de lo que muchos consideraríamos basura. 

Especialmente ahora que todos hemos visto los videos de la Isla de Basura del Océano Pacífico, y que en México cada vez hay más empresas que se despiden de los popotes y estados que prohíben las bolsas de plástico, es un buen momento para que este tipo de negocios se tomen en serio.

En nuestro país hay basura de sobra, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, un mexicano produce 1.2 kilogramos al día; es decir, 438 kilogramos al año. Lo bueno es que también hay pequeñas empresas que han hecho uso del upcycling, demostrando que incursionar en el negocio de la basura puede traer grandes beneficios.

1. Ayok design: Ayok se dedica a darle una segunda vida útil a las llantas fabricando puffs, mesas, taburetes y jugueteros, todos hechos con materiales 100% mexicanos. Tomando en cuenta que las llantas son un producto que es casi imposible que se degrade y que al ser enterrado contamina enormemente, se decidió aprovechar su resistencia y estructura para hacer dinero en forma de productos. Como es tendencia en este tipo de empresas, Ayok se basa en la personalización, la multifuncionalidad, el comercio justo y una mano de obra 100% mexicana.

2. EYC: esta marca fabrica muebles reciclando madera proveniente de tarimas y pallets. Básicamente, el proceso consiste en tomar la materia prima (la madera descartada de las tarimas); desinfectarla a través de agentes químicos para eliminar cualquier riesgo, y se comienza con la construcción del nuevo mueble. Todo se realiza de manera manual y los muebles son 100% de madera. Puedes visitar su tienda en línea para comprar muebles de oficina, restaurante, hogar, baño, etc. o puedes mandar tu propio diseño para que ellos lo fabriquen.

3. Unda: se encarga de diseñar productos artesanales con recursos reciclados. Entre sus artículos están bolsos, portafolios, fundas para celular y estuches. Como ya es tendencia en este tipo de negocios, Unda también tiene iniciativas de responsabilidad social como Construyendo y Creciendo A.C., donde establecen alianzas con otras instituciones para brindar servicios de educación y desarrollo a personas que trabajan en las obras. Sus productos se venden en Liverpool, Gandhi, Lumen, Mumedi, Museo Tamayo, entre otras.

4. Manosanta: la industria textil es la segunda más contaminante del planeta. La compañía Manosanta se dedica a reciclar, reutilizar e intercambiar prendas de segunda mano para combatir el daño provocado por la fast fashion y borrar el prejuicio que existe en México hacia la ropa reciclada. Lo más valioso de la tienda es que puedes participar en el movimiento con prendas que ya no uses; solo debes escoger al menos diez prendas que se encuentren en buen estado y llevarlas a Cozumel 63-A en la colonia Roma, de la Ciudad de México, los miércoles en un horario de 9am a 6pm. Después de realizar una valoración se te enviará un inventario y aprobación a tu email y podrás recibir el 35% del precio de venta, si alguna de tus prendas no es seleccionada podrás recuperarla o dejársela a la tienda para su donación. Por lo que terminan ganando todos: tú, la tienda y el planeta.

5. Ecoist: si bien no es una marca mexicana, vaya que se inspiraron en nuestro país para la producción de sus productos, y le dan trabajo a mexicanos. Fue fundada en 2004 por dos hermanos después de que realizaran un viaje a México y de inspirarse viendo cómo artesanos fabricaban bolsos con envolturas de dulces y papas fritas. Además, usan un porcentaje de la recaudación para la plantación de árboles. Esta empresa tiene sede en Miami, pero sus productos son fabricados en México y Perú.